Ahora puedes dormir en una cama en un B747 (y en clase económica)

Lufthansa permite bloquear una fila de asientos en la clase económica para convertirla en una improvisada cama

Clase economica B747

Clase economica B747

No hace falta pagar miles de euros por un billete de primera clase que permita dormir en una cama. En Lufthansa es posible reconvertir los asientos de la clase económica de sus Jumbos en un espacio más cómodo para estirar todo el cuerpo durante un vuelo transcontinental.

Entre Alemania y Brasil

Durante diciembre la aerolínea alemana ofrecerá la posibilidad de bloquear tres o cuatro asientos en la categoría más básica, donde el pasajero puede usarlos como una improvisada cama.

La compañía además provee una almohada, una manta y un cubrecama que permiten dormir con más comodidad.

Cama en económica. Foto Lufthansa
Los asientos se convierte en una improvisada cama. Foto Lufthansa

Por ahora este servicio sólo se ofrecerá en los vuelos entre Fráncfort y São Paulo, ruta que se realiza por la noche y que demora unas 12 horas.

Esta opción por ahora solo se ofrecerá en los vuelos entre Fráncfort y São Paulo, que se realizan por la noche

En caso de que esta prueba tenga éxito, la compañía no descarta aplicarlo a otros vuelos de largo recorrido.

Solo en los B747

Cabe aclarar que esta opción se ofrece en los Boeing 747-8 de la compañía. Lufthansa cuenta con 19 aeronaves de este tipo, de los que la mitad están aparcados y sin certeza de cuándo volverán a operar.

Inclusive la aerolínea contempla retirarlos más pronto que tarde, debido a los altos costes operativos de estos aviones de cuatro motores, un sambenito que también cargan los 12 A380 que tiene la compañía, y que están sin actividad en los aeropuertos  de Fráncfort y Múnich.

La disposición en los Jumbos

El B747-8 de Lufthansa tiene 244 asientos de clase económica, y otros 32 de la económica premium con un mayor grado de reclinación.

Cama2. Foto Lufthansa
Los elementos de cama son los que se entregan en la clase business. Foto Lufthansa

Algunos críticos de la idea consideran que esta iniciativa puede perjudicar la venta de billetes de esa última clase.

Los billetes a Brasil cuestan menos de 600 euros, y por 218 más es posible bloquear los asientos contiguos para crear una cama

Porque para optar por el asiento-cama no hay que comprar varios billetes, sino solo pagar un adicional de 218 euros. La aerolínea ofrece vuelos desde 583 euros por el tramo.

Se reserva al embarcar

Estos asientos no se pueden reservar previamente: el interesado tiene que averiguar si hay plazas disponibles al realizar el check-in en el aeropuerto o en la puerta de embarque.

Allí puede optar por la fila de tres asientos junto a la ventanilla o la de cuatro en el sector central.

No hace falta pagar miles de euros por un billete de primera clase que permita dormir en una cama. En Lufthansa es posible reconvertir los asientos de la clase económica de sus Jumbos en un espacio más cómodo para estirar todo el cuerpo durante un vuelo transcontinental.
Lufthansa cuenta con 19 B747 en su flota. Foto: Lufthansa

Otras ideas de asientos-cama en turista

La idea no es nueva: también la han puesto en marcha compañías como Joon, la compañía low cost de Air France (que quebró) o ANA para sus A380.

Air New Zealand contempla crear una unidad de seis literas en el sector de la clase económica, similar a la zona de descanso de los tripulantes, pero todavía es un proyecto sin fecha a la vista.

a.
Ahora en portada