Ahora llegan los ‘viajes a ninguna parte’ solo para niños

La aerolínea japonesa Peach Aviation organiza el primer viaje sin destino para 120 niños, donde se les enseñan los secretos del mundo de la aviación

No sería extraño que en cualquier momento haya ‘vuelos a ninguna parte’ con mascotas o temático de música o cine, tal como sucedía con la industria de los cruceros antes de la irrupción del coronavirus.

Porque la moda de realizar viajes con el mismo aeropuerto de salida y llegada se está expandiendo en todas las modalidades posibles, como vemos en esta nueva propuesta que llega de Japón: un viaje sin destino exclusivo para niños.

Algunos de los participantes en el vuelo de Peach Aviation. Foto Peach Aviation

El boom de los vuelos sin destino

Ante la ralentización de los viajes en avión varias aerolíneas, sobre todo de la región de Asia y Pacífico, han impulsado estos vuelos turísticos con aceptable éxito.

Algunos de ellos, como el viaje de siete horas que lanzó Qantas para conocer media Australia desde el aire, vendieron sus billetes en 10 minutos.

Viaje solo para niños

El fin de semana pasado la aerolínea de bajo coste Peach Aviation realizó el primer viaje a ninguna parte para niños, con un enfoque didáctico para abrir las puertas de la aviación a los pequeños seguidores.

El viaje a ninguna parte por Osaka fue costeado por una organización que promueve los valores de la aviación entre niños y adolescentes

El vuelo fue costeado por la organización Boy Scouts de la Aviación de Kansai, una institución que promueve la pasión por la aviación entre los niños y adolescentes de Japón.

Los miembros de la asociación listos para el despegue
Los miembros de la asociación listos para el despegue

Precisamente este fue el primer vuelo chárter de Peach Aviation desde que comenzó a operar el 1 de marzo de 2012.

El viaje de dos horas por Osaka

Los 126 pasajeros, entre niños y algunos acompañantes, subieron al Airbus A320 de esta compañía y disfrutaron de un vuelo que despegó y aterrizó en el aeropuerto internacional de Kansai, en la ciudad de Izumisano, en el área metropolitana de Osaka.

Los niños aprendieron a preparar una ruta aérea

En el viaje el A320 recorrió las regiones de Shikoku y Kyushu, donde se pudo ver detalles geográficos como el mar interior de Seto y los cabos Ashizuri y Muroto.

La clase en el aire

Además de poder tener una excursión en el aire, los participantes tuvieron una clase sobre cómo los pilotos y los tripulantes de cabina preparan el vuelo, desde el chequeo de los controles y motores o la planificación de la ruta acorde al clima hasta la limpieza de los asientos y la disposición de la cocina para el servicio a bordo.

Seguramente este no será el último viaje: la aerolínea Peach Aviation, filial de All Nippon Airways, anunció que está dispuesta a alquilar sus aeronaves para viajes similares; aunque el punto de partida sea el mismo que el de llegada.

a.
Ahora en portada