Este avión supersónico ya tiene quien lo construya

Aerion Supersonic contará con una gigantesca fábrica para construir un avión que pueda volar con combustibles sintéticos y sin generar la temida explosión sonora

La compañía Aerion Supersonic dio un paso de gigante en la carrera por tener el primer avión que herede los vuelos ultra rápidos que inauguró el Concorde décadas atrás.

Foto Aerion Supersonic

La compañía Aerion Supersonic dio un paso de gigante en la carrera por tener el primer avión que herede los vuelos ultra rápidos que inauguró el Concorde décadas atrás.

Este fabricante de aviones supersónicos reveló sus planes para construir unas instalaciones de 185.000 metros cuadrados cerca de Orlando, en Florida (EEUU), donde se concentrarán los departamentos de investigación, diseño, ingeniería y desarrollo.

La factoría, que dará trabajo a 675 personas, podrá terminar de dar forma al AS2, el avión con el que pretende volar a 1.715 kilómetros por hora, que presenta dos importantes novedades.

Ese avión no usará combustibles fósiles y no producirá la explosión de sonido que fastidiaba tanto a pasajeros como a los residentes de las ciudades por donde pasaba el Concorde.

La compañía Aerion Supersonic dio un paso de gigante en la carrera por tener el primer avión que herede los vuelos ultra rápidos que inauguró el Concorde décadas atrás.
El avión de Aerion está pensado para el viajero corporativo. Foto Aerion Supersonic

Pensado para los viajes de negocios

El primer paso de la compañía es construir un avión de 8 a 12 pasajeros. Más que apostar por un modelo para el transporte comercial de pasajeros, Aerion prefiere concentrarse en el segmento corporativo.

Dado que cada aeronave costaría unos 100 millones de euros, la estrategia pasa por seducir a los pasajeros de mayor poder adquisitivo, y quienes tengan necesidad de viajar rápidamente por el planeta.

Más que apostar por un modelo para el transporte comercial de pasajeros, Aerion prefiere concentrarse en el segmento corporativo

En este sentido, Aerion calcula que su AS2 podrá unir a Nueva York con Londres en 4,5 horas, o reducir en cuatro horas el maratónico viaje entre esa ciudad y Singapur, que actualmente es de 18 horas.

La compañía Aerion Supersonic dio un paso de gigante en la carrera por tener el primer avión que herede los vuelos ultra rápidos que inauguró el Concorde décadas atrás.
El AS2 podrá volar a más de 1.700 km/h. Foto Aerion Supersonic

Los desafíos de los nuevos aviones supersónicos

 “Hemos tenido que diseñar una aeronave que sea increíblemente eficiente con el menor consumo de combustible posible. Por ello hemos estado 10 años realizando investigaciones avanzadas de aerodinámica y en turbinas más eficaces”, dijo Tom Vice, vicepresidente de Aerion Supersonic a CNN.

General Electric está a cargo de la construcción de los motores, que funcionará con combustible sintético. A diferencia de los fósiles, estos se obtienen mediante procesos termoquímicos a partir del carbón, el gas natural o la biomasa.

Sin explosión sonora

Vice aseguró que el AS2 será “tan ruidoso como cualquier otro avión en el aeropuerto”. El dilema de la explosión sonora que se genera cuando la aeronave rompe la barrera de sonido se soluciona, afirmó el ejecutivo, con su refracción hacia la atmósfera en vez de llegar a la superficie de la Tierra.

O sea, habrá un sonido, pero en las ciudades se escuchará como si fuera un trueno lejano, comparó.

“Seremos el primer avión en la historia que podrá volar a velocidades supersónicas y que en la tierra nadie escuche la explosión sonora”, vaticinó.

La compañía Aerion Supersonic dio un paso de gigante en la carrera por tener el primer avión que herede los vuelos ultra rápidos que inauguró el Concorde décadas atrás.
Vistas de la futura fábrica de Aerion. Foto Aerion Supersonic

La hoja de ruta de la compañía contempla que para el 2024 el primer avión realice sus vuelos de prueba y que en dos años ya comience a operar comercialmente.

“Seremos el primer avión en la historia que podrá volar a velocidades supersónicas y que en la tierra nadie escuche su explosión sonora”

Tom Vice, vicepresidente de Aerion Supersonic

Los directivos de Aerion aseguran que tienen comprometidas órdenes de compra por 5.377 millones de euros, para entregar 300 aviones en diez años.

Si tiene el éxito comercial que pronostican, la compañía podrá seguir adelante con otros prototipos que tienen en carpeta, como el avión AS3, ya con una mayor capacidad de pasajeros, o modelos con motores híbridos-eléctricos.

a.
Ahora en portada