Los A350 ya vuelan usando aceite de cocina como combustible

Air France realiza el primer vuelo transcontinental usando una combinación de combustible con aceite de fritura, un hito para avanzar hacia la sostenibilidad

Air France ha dado un importante paso para lograr la sostenibilidad en el sector aéreo, habitualmente criticado por la generación de emisiones contaminantes en sus vuelos.

Este martes despegó el primer vuelo intercontinental que usa aceite de cocina como combustible.

La proporción de aceite comercial combinado con carburante fue de 16%. Este biocombusible fue producido por la compañía francesa Total en la planta que tiene en La Mède, cerca de Marsella.

Menos emisiones

Gracias a esta mezcla de elementos el vuelo desde París a Montreal, que dura unas 7:35 horas, evitó la generación de 20 toneladas de dióxido de carbono, informó la compañía petrolera en un comunicado.

Air France ha dado un importante paso para lograr la sostenibilidad en el sector aéreo, habitualmente criticado por la generación de emisiones contaminantes en sus vuelos.
El A350 de Air France cargando biocombustible. Foto Air France

Gracias al biocombustible en el vuelo de más de siete horas se evitó la generación de 20 toneladas de dióxido de carbono

Según los cálculos de Air France, utilizar esa mezcla de aceite de fritura supone un sobrecoste por pasajero de unos cuatro euros para el trayecto entre la capital francesa y la ciudad canadiense.

Para evitar una pérdida de competitividad, el objetivo de la compañía es que el uso de estos biocarburantes se generalice entre todas las aerolíneas, tanto las que operan con vuelos de largo radio como las de corto recorrido.

Hacia una aviación sostenible

La iniciativa de generar biocombustibles es desarrollada por el consorcio Air France-KLM, Airbus, Total y Aeropuertos de París.

El objetivo es impulsar la producción de esta alternativa para el transporte aéreo para que el sector sea más sostenible.

La normativa francesa estipula que a partir de 2022 habrá que incorporar un 1 % de biocarburantes de este tipo en todos los vuelos que salgan del país galo, un porcentaje que luego tendrá que subir al 2 % en 2025 y al 5 % en 2030.

Francia apunta a que en el 2030 los biocombustibles se usen en el 5% de los vuelos. El gobierno exigió que para ese año la industria aérea reduzca las emisiones a la mitad

Además el gobierno francés ordenó a las aerolínea que reduzcan a la mitad las emisiones por pasajero de dióxido de carbono en los próximos 20 años.

Según precisó el consejero delegado de Airbus Guillaume Faury, no hacen falta grandes inversiones para adaptarse: los biocarburantes podrían ser usados ya con una mezcla del 50% en los aviones de la compañía “sin ninguna modificación o impacto operativo” y realizará una valiosa contribución a disminuir el impacto ambiental.

Las autoridades de las empresas que promovieron el vuelo con biocombustible. Foto Air France
Las autoridades de las empresas que promovieron el vuelo con biocombustible. Foto Air France

Otros vuelos con biocombustible

Este vuelo no es el primer que recurre al aceite como alternativa. En 2009 Air France-KLM operó el primer vuelo con biocombustibles generados con la planta camelina, en un B747 que realizó un viaje de prueba de una hora desde Ámsterdam-Schipol.

También en 2012 realizaron un vuelo con este tipo de biocombustible desde los Países Bajos hasta Brasil y el año pasado KLM anunció que están probando una combinación entre carburante y café, tras un acuerdo firmado por la compañía Lavazza.

a.
Ahora en portada