A318: dónde sobrevive el avión más pequeño de Airbus

El A318, también conocido como Baby Bus, tuvo un parto complicado. Es uno de los aviones menos vendidos de Airbus, y la llegada del A220 amenaza con jubilarlo para siempre

A principios de 2002 nació el Baby Bus, el nombre familiar con que se bautizó al benjamín de Airbus: el A318.

Del A318 solo se fabricaron 80 unidades. Foto Airbus

A principios de 2002 nació el Baby Bus, el nombre familiar con que se bautizó al benjamín de Airbus: el A318.

Su llegada no fue en el mejor momento: unos meses antes los atentados del 11-S habían derrumbado la demanda de aviones y muchas aerolíneas que habían comprometido su interés cancelaron sus pedidos.

Otras, cuando vieron que la nueva criatura voladora medía solo 31,44 metros de largo, prefirieron adquirir el A319 o el A320. Para colmo, los organismos de seguridad no lo clasificaron como un jet regional, por lo que pagaba tasas más altas que otros aviones de tamaño pequeño, informa Buckerbook.com.

La llegada del A318 no entusiasmó a las aerolíneas, que lo veían demasiado pequeño y con un alto consumo de combustible

Además hubo problemas con los motores Pratt & Whitney PW6000, que tuvieron que ser rediseñados porque consumían demasiado combustible.

A principios de 2002 nació el Baby Bus, el nombre familiar con que se bautizó al benjamín de Airbus: el A318.
El A318 no tuvo el éxito comercial esperado. Foto Airbus

Desplazado por el A320

Configurado para llevar 117 pasajeros en dos clases, se diseñó como competidor del B737-600 y el B717; aunque visto como evolucionaron otros modelos de Airbus, el que realmente planto cara (y podemos decir que se llevó los laureles) es el A320.

En sus diferentes versiones el A318 podía llegar entre los 2.750 y los 6.000 kilómetros. Si bien su menor peso y tamaño le permitía volar por rutas que el A320 no podía realizar, al final las pocas aerolíneas que lo adquirieron lo usaban para trayectos breves entre aeropuertos secundarios.

Entre el 2003 y el 2013 se fabricaron solo 80 unidades, de las que la mayoría fueron para Air France (con 18 aviones), Avianca Brasil (con 15), LAN Airlines (otras 15), Frontier Airlines (11) y Avianca (10, que provenían de Mexicana de Aviación).

Una de las rutas más emblemáticas que realizaba es la de Londres a Nueva York-JFK, con escala en el aeropuerto irlandés de Shannon, en aviones donde sólo había 32 asientos de clase business.

Lo interesante es que despegaba desde el aeropuerto instalado en plena City de la capital británica, una alternativa que fue muy explotada por los viajeros de negocios, hasta que la pandemia forzó a British Airways a cerrarla.

A principios de 2002 nació el Baby Bus, el nombre familiar con que se bautizó al benjamín de Airbus: el A318.
Air France aún opera 15 A318 en su flota. Pero será reemplazado por el A220. Foto Wikipedia

El golpe de gracia de la pandemia

La irrupción del coronavirus fue la última estocada para este avión, uno de los menos vendidos en la historia de Airbus.

Tras British Airways, que dejó inactivo sus dos aviones (el último en julio), la galesa Titan Airways apagó los motores de su único A318, informa Simple Flying.

Al final las dos únicas operadoras de este pequeño avión es Air France y la rumana Tarom.

A principios de 2002 nació el Baby Bus, el nombre familiar con que se bautizó al benjamín de Airbus: el A318.
British Airways desactivó los vuelos del A318 desde la City de Londres. Foto Wikipedia

Dónde se puede ver al A318

La compañía gala suele usar 15 de sus A318 para vuelos regionales y alguno internacional a los países vecinos. Los otros tres han quedado desactivados por ahora.

Pero es probable que esté viviendo sus últimas horas porque en el corto plazo Air France recibirá 60 A220, los nuevos aviones pequeños de Airbus que gozan de gran éxito comercial.

Air France aún cuenta con 15 A318 en operaciones, pero en breve serán reemplazados por los nuevos A220

A principios de 2002 nació el Baby Bus, el nombre familiar con que se bautizó al benjamín de Airbus: el A318.
La rumana Tarom todavía vuela con tres A318. Foto Wikipedia

En cuanto a Tarom, de los tres A318 uno está aparcado de manera indefinida y los otros dos tienen el cartel de venta, aunque todavía siguen volando desde Bucarest.

Por unos 5,5 millones de euros la compañía lo entrega enseguida, aunque por su antigüedad (14 años) y su alto consumo es un producto poco apetecible.

a.
Ahora en portada