Arte, tecnología y polémica: un robot humanoide expone sus auto-retratos

Ai-Da es un robot programado para pintar. Y sus retratos realizados con inteligencia artificial llegan a una muestra en el Museo de Diseño de Londres

¿Puede la inteligencia artificial crear obras de arte? Todavía no, pero hay informáticos y matemáticos que aseguran que está cada vez más cerca. Y ponen como ejemplo a Ai-Da?

¿Quién es ella? Pues en realidad cabría hablar de ‘esta’, porque se trata de un robot con rasgos humanoides, con cabeza de mujer y cuerpo de silicona, cables y metal. Más cercano al robot con rasgos de Alicia Vikander en Ex Machina que a Terminator o C3PO.

Ai-Da, bautizada así en honor a la matemática del siglo XIX Ada Lovelace, presentará su primera exposición de auto-retratos en el Museo del Diseño de Londres entre mayo y junio (si no hay postergaciones por la covid-19).

Ai-Da en una exhibición en la Tate Modern. Foto Ai-Da Robot

El origen de Ai-Da

Este robot fue creado en 2019 por el galerista Aidan Meller y la investigadora Lucy Seal, junto con la compañía británica Engineered Arts Ltd y estudiantes de la universidad de Oxford.

Ai-Da tiene cabeza de forma humana, cuerpo de silicona y brazos de metal. Está programada para realizar dibujos y pinturas

Ai-Da fue programada para poder usar un lápiz en su mano mecánica y dibujar lo que ven sus ojos, o cabría precisar, las cámaras instaladas en su cráneo metálico.

La novedad que se presenta en esta muestra es que el robot fue colocado frente a un espejo y dibujó lo que veía, que es su rostro, a través del aprendizaje y error que aplicaban sus algoritmos.

Debatir sobre la tecnología

El objetivo de la exposición no es tanto valorar la supuesta calidad artística de los retratos (de hecho, parecen selfies pasados por un filtro de Instagram), sino analizar el impacto de las tecnologías en la sociedad.

“Vivimos en una cultura de selfies, y entregamos toda nuestra información a gigantes de la tecnología, que los usan para predecir nuestra conducta”, explica Seal a The Times.

“A través de la tecnología externalizamos nuestras emociones. Estos trabajos invitan a debatir sobre la inteligencia artificial, el uso y los abusos de las tecnologías”, añade.

Ai-Da en una exposición en Abu Dabi
Ai-Da en una exposición en Abu Dabi con uno de sus cuadros.

Los avances de la inteligencia artificial sobre el arte

Los selfies artísticos de Ai-Da se suman a otras iniciativas similares como el programa GANksy, que tras analizar cientos de murales y obras de arte urbano reprodujo sus propios dibujos a través de algoritmos de inteligencia artificial.

El programa GANksy fue creado para reproducir piezas de arte urbano por medio de su inteligencia artificial

Sus texturas y colores podían ser similares a los del famoso Bansky, pero estaban muy lejos de tener una entidad artística propia.

a.
Ahora en portada