Muere Armando Manzanero, el último romántico de la canción

Armando Manzanero, compositor de más de 400 canciones, muere en México tras unas complicaciones derivadas del coronavirus

Se fue uno de los últimos románticos, el hombre que puso música al amor. Pero no a ese amor de arrebatos que nadie se cree, sino al cotidiano, al que se construye día a día, al que todo el mundo espera conseguir. Se fue Armando Manzanero.

Armando Manzanero, compositor de más de 400 canciones, muere en México tras unas complicaciones derivadas del coronavirus

Se fue uno de los últimos románticos, el hombre que puso música al amor. Pero no a ese amor de arrebatos que nadie se cree, sino al cotidiano, al que se construye día a día, al que todo el mundo espera conseguir. Se fue Armando Manzanero.

Autor de más de 400 canciones, al menos 50 de ellas fueron un éxito rotundo, no solo en su México natal, sino también en los demás países de América Latina, EEUU o España.

Se lo puede recordar con las melodías de Somos novios, Esta tarde vi llover, Contigo aprendí, No se tú, No o Nada personal, ya sea cantadas por él o por artistas de la talla de Luis Miguel, Dyango, Chavela Vargas o Presuntos Implicados, por mencionar algunos artistas que versionaron sus composiciones.

Se fue uno de los últimos románticos, el hombre que puso música al amor. Pero no a ese amor de arrebatos que nadie se cree, sino al cotidiano, al que se construye día a día, al que todo el mundo espera conseguir. Se fue Armando Manzanero.
Manzanero muere a los 85 años. Foto EFE

El hombre sencillo que siempre sonreía

Los que lo conocieron lo recuerdan como una persona sencilla, cercana, siempre con una sonrisa y eterno bromista de su estatura y sus orígenes nativos.

Ganador de Grammys, productor de grandes artistas latinos, Manzanero llenó salas de concierto por toda América

Desde pequeño en su Mérida natal permitió que la música lo conquistara. Su padre fue uno de los fundadores de la orquesta Yucalpetén, y tuvo su primer epifanía artística cuando escuchó al pianista Alejandro Vilalta a los ocho años, recordó en varias entrevistas.

Su amor con el piano tuvo esa pasión que dura décadas, como la que describe en sus canciones; pero la inicial fascinación por los clásicos como Beethoven, Chopin o Liszt derivó en una particular forma de componer boleros, con un interesante coqueteo con el jazz.

Se fue uno de los últimos románticos, el hombre que puso música al amor. Pero no a ese amor de arrebatos que nadie se cree, sino al cotidiano, al que se construye día a día, al que todo el mundo espera conseguir. Se fue Armando Manzanero.
Armando Manzanero logró que el bolero adquiera dimensiones internacionales. Foto EFE

Músico, productor, cazatalentos…

Un ejemplo de su precocidad artística es la composición de Nunca en el mundo, surgida de sus partituras a los 15 años, y que ya tiene como 20 versiones grabadas.

Fue un hombre orquesta: además de cantante y compositor también fue promotor de EMI y director musical de CBS, y en los años ’50 también se lanzó a producir artistas mexicanos primero, y latinoamericanos más adelante.

Se fue uno de los últimos románticos, el hombre que puso música al amor. Pero no a ese amor de arrebatos que nadie se cree, sino al cotidiano, al que se construye día a día, al que todo el mundo espera conseguir. Se fue Armando Manzanero.
Manzanero y Tania Libertad, en 2018. Foto EFE-Cuauhtémoc Moreno

Recién a sus 30 años lograría grabar su primer disco, a los que siguieron otros 30 trabajos, que llamarían la atención de artistas como Elvis Presley, Tonny Bennet, Raphael o Paul Muriat.

El buen bolero nunca muere

Si muchos creían que el rock y el pop más comercial estaba condenando al olvido al bolero Manzanero demostró que había mucha fuerza por demostrar.

La alianza artística con Luis Miguel abriría las puertas de sus boleros a las nuevas generaciones

El disco Romances de Luis Miguel (1997), producido por Manzanero con una docena de sus composiciones devolvió al músico de Mérida a los primeros planos.

Fue un llamado de atención a las nuevas generaciones que se repitió tres años más tarde con la publicación de Duetos, donde las voces de Miguel Bosé, Ariel Rot, Ricardo Montaner y Alejandro Sanz entre otros mantuvieron viva su esencia romántica.

Se fue uno de los últimos románticos, el hombre que puso música al amor. Pero no a ese amor de arrebatos que nadie se cree, sino al cotidiano, al que se construye día a día, al que todo el mundo espera conseguir. Se fue Armando Manzanero.
Manzanero en una presentación con la cantante cubana Haila Mompié. Foto EFE-Yander Zamora

Éxito tras éxito

Manzanero nunca se cansó de llenar grandes teatros y salas de concierto, de recibir premios y ganar concursos de canciones en el Nuevo Continente, de conceder entrevistas y de sentarse en los controles de la sala de grabación.

Aunque durante años sufrió de diabetes, se mantuvo al frente de su carrera artística con un vigor que no conocía pausas.

En su vida Manzanero compuso más de 400 canciones, de las que al menos unas 50 han sido un gran éxito

Hace pocas semanas, en su Mérida natal se inauguró un museo en su homenaje. Pero la alegría de esta noticia fue empañada a los pocos días cuando se supo que había contraído el coronavirus.

A pesar que días atrás se comunicó que logró superar la enfermedad, su cuerpo había quedado debilitado. Y no resistió el paro cardíaco que llegó este lunes.

Se apagó la vida de Armando Manzanero, pero quedará su poesía romántica, traducida en cientos de canciones que conquistaron a muchas generaciones en América y España.

a.
Ahora en portada