Una subasta revela la etapa más salvaje de The Beatles

Cartas, fotografías, dibujos y poemas conforman un lote que aporta luz sobre la maratón de 250 conciertos que The Beatles realizaron entre 1960 y 1962 en Hamburgo

Harrison, Lennon y Sutcliffe en Hamburgo, 1960. Foto Genesis Publications-EFE

Harrison, Lennon y Sutcliffe en Hamburgo, 1960. Foto Genesis Publications-EFE

El auténtico bautismo de fuego de The Beatles no fue en The Cavern sino en Hamburgo, donde realizaron nada menos que 250 presentaciones en dos años y medio.

Tocaban ocho horas seguidas, casi todos los días de la semana, en teatros de mala muerte y dormían como podían en habitaciones con litera si tenían suerte, o entre decorados en la trastienda de un cine si no quedaba otra alternativa.

Eran jornadas maratónicas donde se mantenían en pie a base de pastillas y comida rápida. Pero su sueño de conquistar el mundo era más fuerte.

Astrid Kirchherr en una exposición realizada en 2006. Foto Maurizio Gambarini-EFE
Astrid Kirchherr en una exposición realizada en 2006. Foto Maurizio Gambarini-EFE

De adolescentes a hombres

“The Beatles llegaron a Hamburgo como adolescentes y se fueron como hombres”, dice Katherine Schofield, directora de subastas de artículos de espectáculos de la casa Bonhams a The Guardian.

“The Beatles llegaron a Hamburgo como adolescentes y se fueron como hombres”.

Katherine Schofield, de la casa de subastas Bonhams

Los recuerdos de esos años frenéticos fueron reflejados por los mismos Beatles en una serie de cartas que intercambiaron con la fotógrafa alemana Astrid Kirchherr, que esa casa de subastas pondrá a la venta el próximo 5 de mayo.

Aquellos años de Hamburgo

En los años de Hamburgo los Beatles eran cinco: además de John Lennon, Paul McCartney y George Harrison estaban Pete Best en la batería y Stuart Sutcliffe en el bajo.

Kirchherr y Sutcliffe se habían enamorado, y ella estuvo junto a él hasta que murió en abril de 1962 a los 21 años por un derrame cerebral.

Pero con los demás Beatles mantenía una relación de amistad donde la tenían como una hermana mayor, ya que había una diferencia de entre cuatro y siete años con los músicos.

La fotógrafa que cambió la estética a The Beatles

Muchas veces se recuerda a Kirchherr porque fue quien les dijo a The Beatles que cambiaran sus cortes de pelo por la variante más moderna, con flequillo, que se hizo tan popular cuando regresaron a Liverpool y grabaron sus primeros discos.

El auténtico bautismo de fuego de The Beatles no fue en The Cavern sino en Hamburgo, donde realizaron nada menos que 250 presentaciones en dos años y medio.
Imágenes de Harrison tomadas por Kirchherr. Foto Johnny Green-EFE

Pero esta fotógrafa fue mucho más. Con su cámara realizó numerosos retratos de los jóvenes músicos, y fue quien les dio apoyo espiritual (y hasta alimenticio) durante sus recitales.

Las cartas detrás de la amistad

En las cartas que salen a subasta George Harrison la invita a Londres al piso que compartía con Ringo Starr en el barrio de Mayfair para que les preparé té y palomitas de maíz, como en Alemania.

En una misiva John Lennon le anuncia el lanzamiento de su primer single, Love Me Do, pero del que pensaba “Es bueno, pero no lo suficiente”.

COMPRAR single Love Me Do de The Beatles en Amazon

En otra, el compositor de Imagine le anticipa que su esposa Cinthia está embarazada “con un pequeño John en su interior”, que será el futuro Julian Lennon.

Poemas, dibujos y fotografías

Estas cartas estaban en poder de una persona de Alemania que no fue identificada. En el lote también se incluyen poema y dibujos enviados por Lennon y  fotografías inéditas de la banda en el aeropuerto de Hamburgo en 1962.

La fotógrafa Kirchherr y los demás Beatles, sobre todo Harrison, mantuvieron la amistad a lo largo de los años

La fotógrafa y los músicos mantuvieron su amistad a lo largo de los años, sobre todo con Harrison, hasta que el talentoso guitarrista murió en 2001.

COMPRAR película Backbeat en DVD, Amazon

Kirchherr murió en mayo del año pasado a pocos días de cumplir 82 años. Para conocer su historia, su relación con Stu Sutcliffe y con los otros Beatles en Hamburgo, hay que ver la película Backbeat de 1994. La banda sonora no tiene desperdicio.

a.
Ahora en portada