Tears For Fears: la resurrección del pop inteligente de los ‘80

Hace 17 años que el dúo Tears For Fears no grababa un disco. Tras el largo silencio están dando los últimos retoques a ‘The Tipping Point’, una reflexión sobre la madurez de la pareja y el mundo

Cuando saltaron a la fama en 1985 con Songs from the Big Chair, tras el muy intersante The Hurting, a Tears For Fears le acuñaron el término de ‘pop inteligente’.

Tears For Fears sigue a sus 60 años. Foto Tears For Fears

Cuando saltaron a la fama en 1985 con Songs from the Big Chair, tras el muy intersante The Hurting, a Tears For Fears le acuñaron el término de ‘pop inteligente’.

Eran tiempos de la new wave, de sintetizadores y ritmos pegadizos, y mientras que bandas contemporáneas como Duran Duran o Spandau Ballet cantaban sobre chicas y alegrías juveniles el dúo de Roland Orzabal y Curt Smith profundizaban en angustias, dramas adolescentes y conflictos de personalidad.

La fórmula tuvo éxito a mediados de los ’80, con Shout y Everybody Wants to Rule the World como hits que permanecen en el podio del pop décadas después.

The Tipping Point fue concebido como Smith y Orzabal habían dado forma a sus primeros discos: componiendo encerrados en una habitación

El regreso de Tears For Fears a los estudios

Tras 17 años de silencio Tears For Fears regresó a los estudios. El último disco había sido Everybody Loves a Happy Ending, de 2004, y tras un paréntesis tan largo solo interrumpido por un álbum recopilatorio Rule the World (2017) y ediciones especiales, sus antiguos seguidores se preguntaban si el dúo volvería a grabar (porque cada tanto seguían de gira).

Y volvió.

Tears For Fears en Dinamarca en 2019. Foto Helle Arensbak - EFE
Tears For Fears en Dinamarca en 2019. Foto Helle Arensbak | EFE

Componer como en los viejos tiempos

The Tipping Point fue concebido como Smith y Orzabal habían dado forma a sus primeros discos: encerrados en una habitación, con guitarras en mano y componiendo sobre la marcha.

La fecha oficial de publicación es el 25 de febrero del año que viene, pero ya se puede escuchar la canción que bautiza al disco y ver el primer videoclip filmado en casi dos décadas.

El nombre, que se puede traducir como punto de inflexión, remite a la enfermedad que sufrió la esposa de Orzabal antes de fallecer en el 2017.

El cantante, en una entrevista a Rolling Stone, describió que la letra de su tema de difusión habla de ese punto de no retorno que hay entre la vida y el umbral de la muerte.

El disco que nunca vio la luz

Otro punto de inflexión, apunta Smith, fue el fallido intento de grabar un disco hace un par de años.

Hace un par de años un grupo de creadores de éxitos propuso a Tears For Fears recrear sus mayores hits. El álbum nunca terminó de despegar

Cuando saltaron a la fama en 1985 con Songs from the Big Chair, tras el muy intersante The Hurting, a Tears For Fears le acuñaron el término de ‘pop inteligente’.
Portada de The Tipping Point

Desde la discográfica les instaron a trabajar con un cuerpo de creadores de éxitos, que propusieron recrear los hits de los ’80 y ’90 de Tears For Fears pero adaptados al siglo XXI.

“Las sesiones fueron un desastre épico”. “No había arte, ni dinámica, ni personalidad en el álbum”, apunta Orzabal.

El primer disco en 17 años

De la mano de su colaborador habitual Charlton Pettus la pareja artística fue puliendo diez temas, de los que algunos como I Love You But I’m Lost y Stay ya se habían incluido en el ‘grandes éxitos’ de 2017.

Cuando saltaron a la fama en 1985 con Songs from the Big Chair, tras el muy intersante The Hurting, a Tears For Fears le acuñaron el término de ‘pop inteligente’.
El dúo británico en un festival en Francia en 2019. Foto Hugo Marie

Algunas canciones de aquel álbum a medio camino fueron reformuladas y grabadas, como My Demonds (escrita por los productores y compositores Sacha Skarbek y Florian Reutter) y Please Be Happy.

The Tipping Point se complete con los temas No Small Thing; Long, Long, Long Time; Break The Man; Rivers of Mercy; Master Plan y End Of Night.

Además en la edición de lujo en CD se incluirán otras tres canciones: Let It All Evove, Secret Location y Shame (Cry Heaven).

a.
Ahora en portada