Así terminó el sueño: el fin de The Beatles en primera persona

En agosto del 2021 se publicará 'Get Back', el libro oficial de la banda que describe la grabación del último álbum

Hace 50 años ‘el sueño se terminó’. Así lo describió John Lennon poco después que Paul McCartney anunciara al mundo que The Beatles habían dejado de existir. Oficialmente la fecha fue el 10 de abril de 1970, pero ya hacía meses que los Fabulosos Cuatro habían tomado rumbos divergentes.

The Beatles toman revancha

Medio siglo después sus cenizas siguen ardiendo. Para el 31 de agosto del año que viene se lanzará el libro Get Back, una contundente obra (pesará dos kilos) sobre el último año de vida de la banda de Liverpool.

El libro contiene las transcripciones de 120 horas de grabaciones y 55 horas de metraje en la realización de Let it Be

La publicación, realizada por la editorial Callaway con Apple Corps (la sociedad que administra los derechos de la banda), es la primera oficial desde el Anthology del 2000.

El último concierto, en la terraza de Apple Corps. Foto: Ethan A. Russell - Apple Corps Ltd
El último concierto, en la terraza de Apple Corps. Foto: Ethan A. Russell – Apple Corps Ltd

En espera del documental

Su presentación será dos meses después del postergado debut del documental realizado por Peter Jackson, que recoge nada menos que 55 horas de filmaciones y 120 horas de grabaciones de Let it Be, el último álbum.

Este disco se publicó en septiembre del ’69, con una discutida post producción de Phil Spector que metió violines y paredes de sonido en cada acorde, y diluyó la idea original del cuarteto: que se llame Get Back y plantee una vuelta a los orígenes.

Material inédito

El libro contiene unas 200 fotografías de Linda Eastman, futura esposa de Paul McCartney y de Ethan Russel, que pudieron reflejar la intimidad del grupo mientras ensayaba en los estudios Twickenham para un especial de televisión, en las salas de Apple Studios y en los míticos Abbey Road, donde terminarían de dar forma a su disco.

El director Michael Lindsay-Hogg filmó a la banda durante días hasta el recordado concierto que dieron en la terraza de su compañía Apple Corps.

No todo fue tan malo

El mundo conoció una versión de una hora, donde se ve a McCartney, Lennon y Harrison cansados y a Star pasando de casi todo, con una tensión palpable en rostros, actitudes y miradas. Era el prólogo a una disolución sin remedio.

Pero Jackson y Hanif Kureishi, autores de la introducción y el prólogo, precisan que el visionado del material y la transcripción de las cintas –realizada por el escritor de The Guardian John Harris– revelan a una banda en plena creatividad.

Exposición Linda McCartney Liverpool
The Beatles en Abbey Road Studios en 1969. Foto Linda McCartney.

Sí había desacuerdos pero también risas, en que las diferencias musicales y de personalidades se equilibraban con un talento y una energía compositiva sorprendente.

Momento productivo

“Fue un momento muy productivo (para The Beatles), cuando crearon alguno de sus mejores trabajos”, dice Kureishi.

Para los autores del libro Get Back revelará que la banda, a pesar de la crisis, mantenía su energía creativa

El material descubre “los primeros borradores, los errores, las desviaciones y desacuerdos, el aburrimiento, la alegría y los avances repentinos que llevaron al trabajo que todos conocemos y admiramos”, precisa el escritor.

The Beatles en las grabaciones. Foto: Ethan A. Russell-Apple Corps Ltd
The Beatles en las grabaciones. Foto: Ethan A. Russell-Apple Corps Ltd

En búsqueda de nuevos caminos

Peter Jackson se embarcó en el proyecto del documental como buen fanático de The Beatles, pero la tarea parece más compleja que filmar El señor de los anillos.

El director se basó en una pregunta lógica: si el mundo vio un documental de 80 minutos, ¿qué pasó en las otras 54 horas?

Jackson asegura en la introducción que en la ciclópea edición descubrió que hay “más momentos de unidad y creatividad” de lo que imaginaba.

“Parecía un grupo que quería hacer algo diferente pero que no tenía donde ni cómo hacerlo”, agrega.

The Beatles no querían repetirse: habían hecho discos simples y sumamente complejos, habían tocado en antros y grandes estadios, describe Jackson.

Lo leer a The Beatles en sus propias palabras es literal: la transcripción de los diálogos de las cintas y la película es el hilo conductor de las 240 páginas, para que el lector sepa que si fue un final amargo, que al menos se pueda recordar con una sonrisa.

a.
Ahora en portada