La corona del rey del rap o cómo el hip hop se cuela en Sotheby’s

La corona que llevó el rapero Notorius BIG en su última sesión de fotos y las cartas de amor de Tupac Shakur estarán en la primera subasta de Sotheby’s dedicada al hip-hop

Pese al gusto desmedido por las joyas y la ostentación que caracteriza la estética hip hop, la corona con la que fue fotografiado Notorius B.I.G. como Rey de Nueva York en 1997 es de plástico, comprada en una tienda de disfraces. Con ella se hicieron, sin embargo, las últimas fotos antes de su asesinato, tres días después, en Los Ángeles. Y ahora podría venderse por más de 300.000 dólares en una subasta de Sotheby’s.

Organizada el 15 de septiembre en Nueva York, se trata de la primera venta que la famosa firma -y cualquier otra gran casa de subastas- organiza dedica a la cultura hip hop. Incluirá alrededor de 120 lotes con objetos únicos de raperos, arte contemporáneo, fotografía, moda, joyas históricas y de nuevo diseño, artículos de lujo, cartelería y publicaciones, entre otro.

El hip hop se cuela en Sotheby’s

Según Sotheby’s, la venta “refleja el impacto que el hip hop ha tenido en el arte y la cultura desde finales de la década de 1970 hasta la ‘Edad de Oro’ de mediados de la década de 1980 hasta mediados de década de 1990 y hasta la actualidad”.

Precisamente Notorious B.I.G. y Tupac Shakur, rivales acérrimos y representantes de la cruenta disputa entre el rap de las costas este y oeste, o Nueva York y Los Ángeles, y ambos asesinados a tiros con pocos meses de diferencia, estarán presentes en la venta a través de sus objetos personales.

Notorious BIG retratado por Barron Claiborne. Foto: Sotheby’s.

“Desde su nacimiento en el Bronx en la década de 1970, el hip hop se ha convertido en una fuerza cultural global, cuya influencia masiva sigue dando forma a todos los ámbitos de la cultura: música, moda, diseño, arte, cine, actitudes sociales y lenguaje, entre otros” señala la vicepresidenta de Sotheby’s, Cassandra Hatton.

La venta es, a su juicio, “una celebración de los orígenes y épocas tempranas de esa influencia”. La primera subasta de la casa en este terreno, añade Hatton “contará con dos iconos reconocidos y queridos cuyas vidas y lirismo continúan resonando -Biggie y Tupac- con lotes que ofrecen una mirada introspectiva en las personalidades detrás de sus respectivos personajes públicos”.

La corona de Notorius B.I.G.

Barron Claiborne, el fotógrafo de aquella última sesión fotográfica de Christopher George Latore Wallace, conocido como The Notorius B.I.G., Biggi Smals o Biggie (medía 1,80 y pesaba más de 140 k), y también el encargado del llevar el atrezzo, es quien pone a la venta la corona, por la que Sotheby’s espera obtener entre 200.000 y 300.000 dólares.

La venta, primera de Sotheby’s dedicada al hip hop, tendrá lugar el próximo 15 de septiembre en Nueva York

La corona, firmada tanto por Biggie como por Claiborne y cuya historia se relató en el reciente libro Contact high: a visual history of hip hop de Vikki Tobak, ha estado en posesión del fotógrafo durante 23 años.

En el mismo lote se incluyen tres impresiones a gran tamaño firmadas por Claiborne de la icónica fotografía ‘KONY’ (King of New York) y la hoja de contactos de la sesión. El trabajo, contratado por Rap Pages Magazines para su portada, buscaba retratar al rapero como el rey de Nueva York en su trono, pero de una manera simplificada y alejada de las populares imágenes de hip hop asociadas a joyas, armas y coches de alta gama.

Cuenta que Sean ‘Diddy’ Combs, propietario del sello Bad Boy Records que producía a Biggie y que acompañó al artista a la sesión, no estaba satisfecho con el concepto, preocupado de que aquella corona falsa lo hiciera parecer más bien el ‘Burger King’.

La corona de Biggie. Foto: Sotheby’s

Imagen icónica de la cultura hip hop

Sin embargo, Biggie aceptó y de aquella cita salió una de las imágenes más reconocibles de la cultura del rap y uno de sus retratos más icónicos.

El hecho de que el rapero fuera asesinado a tiros justo tres días después y que estas fueran sus últimas fotos, claro, también alimenta la leyenda.

Según Claiborne, “Con los trágicos eventos que se desarrollaron pocos días después de la sesión de fotos, esta imagen de un Notorious B.I.G. coronado se convirtió en mucho más que un retrato: la imagen transformó a Biggie Smalls en una figura aristocrática o santa, inmortalizada para siempre no solo como el Rey de Nueva York, sino como el rey de la música hip hop y uno de los más grandes artistas de todos los tiempos”.

Cartas de amor de un rapero adolescente

Otro de los puntos fuertes de la subasta es un archivo personal de 22 cartas de amor escritas a mano por el rapero Tupac Shakur, nacido Lesane Parish Crooks, con solo 16 años, a Kathy Loy, su novia de secundaria y compañera de estudios en la Escuela de Artes de Baltimore.

Las cartas de Tupac Shakur que Sotheby’s espera vender por 80.000 dólares. Foto: Sotheby’s.

En total 42 páginas en 24 folios y una tarjeta de felicitación firmadas entre 1987 y 1988 y por las que se espera obtener entre 60.000 y 80.000 dólares.

Entre declaraciones de amor se traslucen también escenas de su vida en casa junto a su madre así como detalles de su incipiente carrera musical, dejando entrever dudas de la que sería una gran superestrella del género acerca de la profesión de rapero.

Tupak Shakur también fue asesinado en lo que se cree la disputa entre raperos de la costa este y oeste con 23 años y apenas unos meses antes que Biggie. Ambos delitos siguen sin resolver.

a.
Ahora en portada