Plácido Domingo: ochenta años en ocho papeles estelares

El festejo de los 80 años de Plácido Domingo es eclipsado por las denuncias de acoso sexual, en una carrera de medio siglo donde brilló en más de 150 papeles

Plácido Domingo llega a sus 80 años con una solidez física envidiable, en una carrera que en el último entró en turbulencias por las acusaciones de acoso sexual.

Algunas casas de la lírica le han cerrado las puertas y otras decidieron apoyarlo hasta que la Justicia diga su palabra, como la Ópera de Viena en donde este jueves se presentará en la ópera Nabucco, de Verdi.

En su carrera protagonizó más de 150 papeles, en los cuales siempre procuró evitar los roles de villano. Su destreza profesional lo llevó a pasar del registro de barítono al de tenor sin escollos.

Tomando las sugerencias de Efe, repasamos ocho grandes papeles de su carrera para recordar sus ocho décadas de vida.

Otello

El moro de Venecia es su papel favorito. Interpretó esta ópera de Verdi por primera vez en 1975 a las órdenes de James Levine, y entre sus actuaciones más destacadas está la de una década después con Lorin Maazel como director en la Scala de Milán.

Cavaradossi

En la Tosca de Puccini se puso en la piel de pintor italiano perseguido por las fuerzas reaccionarias unas 225 veces.

Uno de sus papeles más reiterados es el del pintor Mario Cavaradossi, en ‘Tosca’, que lo interpretó 225 veces

La primera actuación como Mario Cavaradossi fue en 1961, papel que repitió en su debut en la Royal Opera House de Londres y, sobre todo, la que en 1977 le abrió los ojos a la profundidad del personaje con producción de Gotz Friedrich.

Don José

El inexperto cabo que cae bajo las redes de Carmen, en la ópera homónima de Georges Bizet, es uno de los más difíciles de interpretar, dijo en varias ocasiones Plácido Domingo.

Sin embargo lo encarnó en 182 ocasiones, que en su primera parte requiere una tesitura más lírica y constantemente alta en piezas como La canción de las flores, mientras que en su desenlace precisa de un tono más dramático y temperamental.

Canio

Otro de los personajes más reiterados en la carrera artística de Domingo. En el Pagliacci de Ruggero Leoncavallo, se calzó el traje de payaso en 111 oportunidades para dar vida a Canio, el jefe de la compañía artística.

La primera vez fue en 1966 y la última se registró en 1999.

Sansón

El papel del vigoroso amante bíblico, en la ópera Sansón y Dalila de Saint Saëns, le dio «una gran e inmensa satisfacción» en su carrera, dijo el cantante varias oportunidades.

Su primera actuación se remonta a 1965, y lo repitió 86 veces. En Valencia, cuando cumplió 75 años, se puso en la dirección de la obra.

Parsifal

Domingo no encaja precisamente en los roles de los personajes de Wagner, pero rompió con las dudas cuando interpretó a Parsifal en la obra homónima del compositor alemán.

Aunque muchos dudaban que pueda encarnar a un personaje de Wagner, ha representado a Parsifal con gran solidez

El debut fue en 1991 en la Metropolitan Opera de Nueva York, y lo repitió en 1993 en el festival de Bayreuth, en homenaje a la vida y obra de Wagner.

Simon Boccanegra

Los comienzos de Domingo fueron como barítono, pero con papeles como el de Simon Boccanegra, en la ópera de Verdi, confirmó que se mueve con igual soltura con el registro de tenor.

La interpretación en Berlín de 2009 confirmó su versatilidad en ese papel.

Vidal Hernando

El debut en Madrid no fue con una ópera sino con una zarzuela, La Gioconda de Amilcare Ponchielli.

Su cariño con este género, ligado a la carrera artística de sus padres que también eran cantantes, se refleja en roles como el de Vidal Hernando, en la Luisa Fernanda, de Federico Moreno Terroba.

Precisamente esta última era la zarzuela que había escogido dirigir en Madrid en mayo de 2020, justo antes del estallido del escándalo por acoso sexual y la posterior ola de cancelaciones, para conmemorar los 50 años transcurridos desde su debut

a.
Ahora en portada