El Teatro Real celebra su 100ª temporada con un 66% de novedades

En su temporada número 100 (y la 25 después de su reinauguración), el Teatro Real ofrecerá un recorrido por 5 siglos de lírica e incorporará hasta 10 nuevos títulos a su repertorio

Flamante Mejor Teatro del Mundo de ópera según los Opera Awards, algo así como los ‘Oscar de la lírica’, el Teatro Real celebra este año una doble efeméride -100 temporadas desde su inauguración en 1850 y 25 desde su reapertura en 1997- con una programación que califica de histórica, no solo por el número, que también sino por su “espectacular contenido, que llega con una cantidad muy sustancial de novedades”.

Teatro Real. Foto: Chema Moya | EFE.

Flamante Mejor Teatro del Mundo de ópera según los Opera Awards, algo así como los ‘Oscar de la lírica’, el Teatro Real celebra este año una doble efeméride -100 temporadas desde su inauguración en 1850 y 25 desde su reapertura en 1997- con una programación que califica de histórica, no solo por el número, que también sino por su “espectacular contenido, que llega con una cantidad muy sustancial de novedades”.

Según ha explicado el director artístico del coliseo lírico madrileño, Joan Matabosch, un total de 10 títulos de la programación serán novedades o, dicho de otro modo, hasta un 66% de las obras. En total, se ofrecerán 272 funciones, de las que 124 serán de ópera, 14 de danza y 15 conciertos, además de 60 funciones de El Real Junio y 5 proyecciones.

Todavía en medio de la conmoción social y las secuelas económicas provocadas por la pandemia, la temporada es un canto a la esperanza y a la vuelta a la normalidad y ofrecerá, en una programación “ecléctica y ambiciosa”, un recorrido por 5 siglos que abarca 16 títulos de ópera, 3 programas de danza, 9 conciertos (más los 6 que conforman ‘Los domingos de cámara), 8 producciones para niños, 9 talleres infantiles y 5 proyecciones dentro del ciclo ‘Ópera en Cine’.

Estreno absoluto

Entre las novedades, destaca el estreno absoluto de la ópera de Luis de Pablo, El abrecartas, a partir de la novela homónima de Vicente Molina Foix, libretista, una vez más, del compositor; y el estreno de la versión escénica de la ópera de cámara Las horas vacías, de Ricardo Llorca.

Junto a títulos populares del repertorio lírico, como Las bodas de Fígaro, La Cenerentola, Nabucco, El ocaso de los dioses, Lakmé o La bohème, se ofrecerán obras poco conocidas del barroco inglés como Parténope, de Georg Friedrich Händel (estreno en España) y Rey Arturo, de Henry Purcell, y 3 obras del siglo XX raramente interpretadas: Juana de Arco en la hoguera, de Arthur Honegger, El ángel de fuego, de Sergéi Prokófiev (estreno en España) y Siberia, de Umberto Giordano.

La puesta en escena del oratorio Juana de Arco en la hoguera, de Arthur Honegger, y de la cantata La damoiselle élue, de Claude Debussy, el estreno absoluto de Extinción ­-producción concebida a partir de dos misas del compositor barroco español Joan Cererols-­; la miscelánea de fragmentos de ópera y danza del siglo XVII titulada El nacimiento del Rey Sol; o la propuesta híbrida del músico Rufus Wainwright, Hadrian, ‘belcantismo pop’ con fotografías de Robert Mapplethorpe, evidencia la diversidad del programa.

Otro punto destacado es la cantidad récord de artistas españoles y latinoamericanos en la programación, reflejo, apuntan desde el Real, “de su creciente prestigio”. Como ejemplo, la presencia de los directores musicales Pablo Heras-Casado (El ocaso de los dioses), Juanjo Mena (Juana de Arco en la hoguera), Gustavo Gimeno (El ángel de fuego), Alexis Soriano (Las horas vacías), Javier Ulises Illán (Extinción), Daniel Montané (concierto Tenor Viñas) y Rubén Gimeno (Mozart Revolution), además del argentino Fabián Panisello (El abrecartas) y el venezolano Domingo Hindoyan (Siberia).

Se ofrecerán 8 producciones del Teatro Real, dos de ellas nuevas incluyendo el estreno mundial de una ópera (El abrecartas), y 10 títulos que nunca se han interpretado en el Teatro Real

El Coro Titular del Teatro Real, bajo la dirección de Andrés Máspero, y la Orquesta Titular del Teatro Real, con su director titular, Ivor Bolton, que gozan de una excelente reputación nacional e internacional, participarán en la casi totalidad de la programación, junto a directores invitados como Nicola Luisotti (La bohème y Nabucco) y Pablo Heras-Casado (El ocaso de los dioses).

Además de los directores de escena habituales de Teatro Real como Robert Carsen, Calixto Bieito, Àlex Ollé o Richard Jones, trabajarán por primera vez Stefan Herheim, Christopher Alden, Xavier Albertí, Lotte de Beer, Andreas Homoki, José Luis Arellano García, Àlex Serrano y Pau Palacios.

Flamante Mejor Teatro del Mundo de ópera según los Opera Awards, algo así como los ‘Oscar de la lírica’, el Teatro Real celebra este año una doble efeméride -100 temporadas desde su inauguración en 1850 y 25 desde su reapertura en 1997- con una programación que califica de histórica, no solo por el número, que también sino por su “espectacular contenido, que llega con una cantidad muy sustancial de novedades”.
Vista del interior del Teatro Real de Madrid. Foto: Mariscal | EFE.

Programación de ópera

Inaugurará la temporada lírica, el 23 de septiembre, La Cenerentola, de Gioachino Rossini, en una coproducción de la Den Norske Opera de Oslo (2017) y la Opéra National de Lyon (unos días antes, el 20 de septiembre, los jóvenes de 35 años podrán disfrutar de un preestreno). Stefan Herheim, que debuta en el Real, propone divertida lectura del drama giocoso de Rossini. Riccardo Frizza contará con dos selectos repartos belcantistas, encabezados por las mezzosopranos Karine Deshayes y Aigul Akhmetshina y los tenores Dmitry Korchak y Michele Angelini.

El 9 de noviembre llegará el momento del estreno de la versión escénica de Las horas vacías, de Ricardo Llorca, en una coproducción del Teatro Real y los Teatros del Canal, con la colaboración de la New York Opera Society. José Luis Arellano García es el responsable de la primera puesta en escena de esta ópera de cámara que indaga sobre la soledad de una mujer adicta a internet que confunde el mundo real y el imaginario, protagonizada por la soprano Sonia de Munck. La dirección musical es de Alexis Soriano.

En la programación de ópera destacan el estreno absoluto de la ópera de Luis de Pablo, El abrecartas, y el estreno de la versión escénica de Las horas vacías, de Ricardo Llorca

A partir del 13 de noviembre podrá verse el estreno en España de Parténope, de Georg Friedrich Händel en una coproducción de la English National Opera (2008), la San Francisco Opera y la Opera Australia. Cuatro pretendientes, uno de ellos travestido,­ luchan por la misma mujer en una ópera satírica, obscena, ágil y ligera, poco habitual en el catálogo haendeliano. Ivor Bolton estará al frente de dos repartos de cantantes que incluyen a Brenda Rae, Sabina Puértolas, Iestyn Davies, Franco Fagioli, Anthony Roth Constanzo, Jeremy Ovenen o Juan Sancho en una divertida comedia con la que el director de escena Christopher Alden conquistó el premio Oliver a la mejor producción operística en 2009.

Diciembre será el mes de La bohème, de Giacomo Puccini, una producción concebida por Richard Jones que se repone y en la que el espectador, transformado en voyeur, sigue las escenas de la vida bohemia de los protagonistas, pero también los entresijos de las bambalinas y trabajos de backstage. Ermonela Jaho y Michael Fabiano, y Eleonora Buratto y Andeka Gorrotxategi, encabezan dos repartos corales que actuarán bajo la batuta de Nicola Luisotti.

A partir del 26 de enero podrá verse El ocaso de los dioses, de Richard Wagner, una producción de la Ópera de Colonia. La Tetralogía wagneriana culmina con la alegoría ecologista ‘demasiado real’ de Robert Carsen y Patrick Kinmonth, en la que el capitalismo y el consumismo salvajes conducen a la devastación del planeta y a la extinción de la humanidad. Pablo Heras-Casado culminará la saga al lado de cantantes como Andreas Schager, Ricarda Merbeth, Martin Winkler, Lauri Vasar o Stephen Milling.

Flamante Mejor Teatro del Mundo de ópera según los Opera Awards, algo así como los ‘Oscar de la lírica’, el Teatro Real celebra este año una doble efeméride -100 temporadas desde su inauguración en 1850 y 25 desde su reapertura en 1997- con una programación que califica de histórica, no solo por el número, que también sino por su “espectacular contenido, que llega con una cantidad muy sustancial de novedades”.
Ignacio García-Belenguer (director general), Gregorio Marañón (presidente) y Joan Matabosch (director artístico). Foto: Javier del Real | Teatro Real.

Le seguirá otro estreno absoluto en el Teatro Real, el de El Abrecartas, de Luis de Pablo. En esta nueva producción del teatro, Vicente Molina Foix transforma en libreto la primera parte de su novela El abrecartas, caleidoscopio del mundo político, social y cultural español de la primera mitad del siglo XX en el que se entremezclan personajes reales como Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Miguel Hernández o Eugenio D’Ors. La dirección musical será de Fabián Panisello y la puesta en escena de Xavier Albertí –que debuta en el Real-.

El director inglés Leo Hussain será el encargado de la dirección musical de Lakmé, de Leo Delibes, una ópera representativa del exotismo orientalista y trágico de la ópera francesa decimonónica. Sabine Devieilhe interpretará el comprometido papel titular, al lado de Xabier Anduaga, Stéphane Degout y el resto del elenco con dos únicas funciones el 1 y el 3 de marzo.

El Teatro Real estrenará a continuación El ángel de fuego, de Sergéi Prokófiev, una nueva producción en colaboración con la Opernhaus de Zúrich. Austine Stundyte y Elena Popovskaya se alternarán en el papel de Renata en una ópera que Prokófiev no pudo ver estrenada por la represión soviética. En la dirección musical estará otro debutante en el Real, el español Gustavo Gimeno, al frente de un doble reparto coral.

La programación infantil y juvenil del Teatro Real está compuesta por 84 funciones -60 para todos los públicos y 24 para centros escolares-

El 27 de marzo se estrena en el Real Rey Arturo, de Henry Purcell, que el grupo vocal e instrumental belga Vox Luminis, con su director Lionel Meunier, se encarga de revivir, y el 12 de abril otro estreno absoluto, en este caso de Extinción: Misa de Batalla y Misa pro defunctis de Joan Cererols. La versátil Agrupación Señor Serrano y el Ensemble Nereydas, dirigido por Javier Ulises Illán, están a cargo de una producción creada a partir de dos misas del siglo XVII presentadas con un poderoso discurso dramatúrgico y audiovisual, que reflexiona sobre el expolio de la naturaleza.

Nueva en el Real es también Las bodas de Fígaro, de Wolfgang Amadeus Mozart, en coproducción con el Festival d’Aix-en-Provence, que llegará al teatro el 22 de abril. La directora holandesa Lotte de Beer se sumerge en la parte más invisible de las relaciones entre los personajes desvelando los secretos de la partitura con la complicidad de Ivor Bolton, gran director mozartiano, y de un doble reparto que destaca por la calidad musical y actoral de sus cantantes.

Siguiendo con los estrenos en el Real llegan Siberia, de Umberto Giordano, a cargo del director venezolano en alza Domingo Hindoyan, ‘hijo’ del Sistema de José Antonio Abreu (6 y 9 de mayo); Juana de Arco en la hoguera, de Arthur Honegger, con Àlex Ollé al frente (7 al 17 de junio); y El nacimiento del Rey Sol, de varios compositores, una deliciosa miscelánea de ópera y danza con obras de varios compositores del siglo XVII será recreada por el Ensemble Correspondances dirigido por el clavecinista Sébastien Daucé (19 de junio).

Aunque no se cuenta entre las novedades del repertorio, ya que fue el primer título verdiano que sonó en el Teatro Real, Nabucco no se había vuelto a representar en su sala desde 1871. Ahora, 151 años después de la última función, regresa (5 al 22 de julio) con dirección de escena de Andreas Homoki, que debutará en el Teatro Real.

Cierra la programación de ópera otro estreno en España, el de Hadrian, de Rufus Wainwright. La desolación del emperador Adriano por la muerte de su joven amante Antínoo, que inspiró tantas grandes obras literarias y musicales, fue también la fuente de inspiración del cantautor canadiense Rufus Wainwright para su nueva incursión en el mundo de la ópera con la ayuda de Jorn Weisbrodt en la dirección de escena, apoyada en las potentes imágenes del mítico fotógrafo Robert Mapplethorpe. Tendrá una sola función, el 27 de julio.

a.
Ahora en portada