El Bruce Springsteen más íntimo vuelve a Broadway

Durante el verano Springsteen repetirá los conciertos acústicos de hace dos años, en el que repasa a su vida y carrera a través de canciones y diálogos con el público

Solo está él, Bruce Springsteen, con su guitarra, una armónica y un micrófono. Durante las casi tres horas que parecen minutos cuenta anécdotas de su vida, recuerdos de su infancia en Nueva Jersey, de su juventud recorriendo las rutas hacia California y de su carrera artística. Y con canciones, claro, con 15 temas que repasan casi 50 años de música.

Solo está él, Bruce Springsteen, con su guitarra, una armónica y un micrófono. Durante las casi tres horas que parecen minutos cuenta anécdotas de su vida, recuerdos de su infancia en Nueva Jersey, de su juventud recorriendo las rutas hacia California y de su carrera artística. Y con canciones, claro, con 15 temas que repasan casi 50 años de música.

El ‘jefe’ vuelve con su espectáculo más íntimo, ‘Springsteen on Broadway’, una puesta en escena acústica donde solo deja la guitarra para hablar con el público o tocar el piano.

A tono con la reapertura de Broadway

El músico realizará 30 actuaciones en el teatro St James entre el 26 de junio y el 4 de septiembre según anunció por redes sociales.

Solo está él, Bruce Springsteen, con su guitarra, una armónica y un micrófono. Durante las casi tres horas que parecen minutos cuenta anécdotas de su vida, recuerdos de su infancia en Nueva Jersey, de su juventud recorriendo las rutas hacia California y de su carrera artística. Y con canciones, claro, con 15 temas que repasan casi 50 años de música.
Guitarra, piano y armónica. Springsteen no necesita más. Foto Wikipedia

Su presentación marca uno de los hitos en la reapertura de eventos musicales en la calle de los teatros en Manhattan.

A través de 15 canciones acústicas y con diálogos con el público Bruce Springsteen repasa su vida y carrera durante casi tres horas

De hecho las salas habían programado su regreso para septiembre, pero la velocidad con que avanza las campañas de vacunación en Nueva York han llevado a varios productores a adelantar los espectáculos.

Eso sí, para poder asistir a la presentación de Springsteen habrá que estar vacunado y mostrar el certificado en la entrada del teatro.

La vida en 15 canciones

El músico de Nueva Jersey había realizado 236 conciertos similares entre 2017 y 2018, que luego generaron la salida de un disco doble y de una película que se puede ver en Netflix.

Estos conciertos acústicos fueron la cadena de transmisión de la biografía Born to run, publicada en 2016, donde Springsteen repasa su vida con memoria fotográfica.

No fue un ejercicio de un día para el otro, el músico lleva años registrando sus conciertos, discos, recuerdos de la vida familiar y profesional en cuadernos que luego se plasmaron en el libro.

Estos recuerdos desfilan en casi tres horas, como los homenajes a su padre (“el era mi héroe y mi mejor amigo”) y madre, la adolescencia en que decidió ser músico a pesar de tener mucho que perder y nada que ganar, y el paulatino ascenso a las primeras ligas del rock, donde no perdió el espíritu de ser el muchacho enamorado de Nueva Jersey.

Solo está él, Bruce Springsteen, con su guitarra, una armónica y un micrófono. Durante las casi tres horas que parecen minutos cuenta anécdotas de su vida, recuerdos de su infancia en Nueva Jersey, de su juventud recorriendo las rutas hacia California y de su carrera artística. Y con canciones, claro, con 15 temas que repasan casi 50 años de música.
Patti Scialfa lo acompaña en dos canciones. Foto Wikipedia

Versiones acústicas

Entre sus diálogos intercalan 15 canciones, versiones acústicas y en ocasiones poco reconocidas de grandes éxitos como Born in the USA, Dancing in the Dark, Thunder Road, Born to Run o The Rising.

El espectáculo es la continuación del viaje a los recuerdos de Bruce Springsteen, como ya lo había hecho en su biografía ‘Born to Run’

Su esposa Patti Scialfa lo acompaña en dos canciones, Brilliant Disguise y Tougher than the Rest.

El espectáculo, ganador de un premio Tony, conmueve por su sencillez: no hay videos, ni imágenes; apenas luces tenues y el músico contando su vida. Quien esté por Nueva York debería pasar por Manhattan para escuchar las batallitas del veterano Springsteen.

a.
Ahora en portada