Diez canciones y documentales para homenajear a Maradona

Desde Joaquín Sabina y Andrés Calamaro a Manu Chao y Emir Kusturica, la música y el cine recuerdan a la leyenda del fútbol

El mundo llora a Diego Maradona. La muerte del dios pagano del fútbol, el que podía cargarse un equipo a los hombros y consagrarlo campeón del Calcio o del Mundo, duele en Buenos Aires, Nápoles, Barcelona y en cualquier lugar del planeta.

Se lo puede recordar viendo una y otra vez esos goles que parecen pasos de tango, esos quiebres de cintura y ritmo de juego que dejaba a los rivales en categoría de estatuas.

Pero también se le puede homenajear a través de diferentes canciones y documentales, que van desde la pleitesía a la intención de poner luz sobre sus abundantes zonas oscuras.

Música de alabanzas

En el plano musical, todas las canciones compuestas a su figura son salmos de alabanza, expresiones de diferentes géneros que reivindican tanto su talento para el juego como su cercanía con las clases populares y el sentimiento en torno al fútbol.

Todas las canciones compuestas sobre Maradona son salmos de alabanza a su vida y obra

Como es de esperar, casi todas pertenecen a grupos y solistas de Argentina, aunque hay interesantes excepciones.

Las palabras de Sabina

Una es Joaquín Sabina, con Dieguitos y Mafaldas. En el disco 19 días y 500 noches, el cantautor de Úbeda recuerda a Paula, una mujer que iba a la cancha del Boca Juniors “dibujando Dieguitos y Mafaldas”.

Por una fatídica coincidencia, la otra mitad del título se refiere al popular personaje creado por Quino, fallecido a fines de septiembre de este año.

“Benditos sean los tacos de tus botas, bendita tu receta contra el frío, mano de dios, bendito Maradona”, canta Sabina.

Doble homenaje de Manu Chao

Manu Chao es francés, de padres gallegos, y se reconoce como ciudadano del mundo. Casa Babylon fue el disco más exitoso de su etapa en la banda Mano Negra, y mucho tuvo que ver su hit Santa Maradona, donde el estribillo dice “Santa Maradona, ruega por nosotros”, con un fondo de percusión que recuerda a los de los estadios de fútbol.

En su etapa en solitario, en el disco La Radiolina, Chao volvió a homenajear a su ídolo en La vida es una tómbola. En sus estrofas, hace un guiño a la perpetua rebeldía de Maradona con la FIFA.

“Si yo fuera Maradona, saldría en mondovision / Para gritarle a la FIFA / ¡Que ellos son el gran ladrón!”

Calamaro y su admiración a Maradona

Hay incontables famosos y aspirantes a celebridades que aseguraban ser amigos de Maradona. Muchos eran pura impostura, pero dos grandes estrellas del rock de Argentina tenían una relación muy cercana con el futbolista.

Uno es Andrés Calamaro. Quien fuera cantante de Los Rodríguez compuso en 1999 Maradona para su disco Honestidad Brutal.

La canción es un llamado a que vuelva su magia en el fútbol, más allá de polémicas y desplantes.

“Diego Armando estamos esperando que vuelvas / Siempre te vamos a querer / Por las alegrías que le das al pueblo / Y por tu arte también”.

El blues de Maradona

El otro músico es Charly García. La agitada vida de excesos, peleas, drogas, momentos de genialidad y decadencia de este artista del rock argentino tiene muchos paralelismos con la del futbolista.

“Diego Armando estamos esperando que vuelvas / Siempre te vamos a querer”.

Andrés Calamaro

A él le dedicó Maradona Blues, que no fue incluido en un disco de García sino en el del músico Claudio Gabis.

García canta “Yo ya no existo sin pasado, entre la oscuridad y la luz. Yo se que existo en otro lado, yo ya perdí el autobús, como en el Maradona blues”.

Del estadio a los estudios

En los estadios de Argentina, donde el fútbol tiene el estatus de religión, muchas hinchadas crean sus cánticos en base a canciones populares.

En este camino de ida y vuelta, también hay grupos que usan los ritmos de las aficiones para componer, como es el caso de Marado, del grupo Los Piojos.

Representantes de un rock de barrio, simple y directo, el estribillo recuerda cómo se vitoreaba a Maradona en los estadios, sea en el partido que sea.

“Cae del cielo brillante balón /  Toda la gente y todo el mundo ve / Una revancha redonda en su pie / Todo el país con él corriendo va” canta su frontman Ciro mientras en el video desfilan imágenes del homenajeado.

La mano de Dios

Ese tradicional estribillo se repite en La mano de Dios, cantada por Rodrigo, una de las estrellas más populares del cuarteto (música tradicional de la provincia argentina de Córdoba).

En ella describe el ascenso de Maradona desde un barrio de chabolas y la difícil convivencia con el éxito y la fama.

“Y todo el pueblo cantó / Maradó, Maradó /  Nació la mano de Dios / Maradó, Maradó / Sembró alegría en el pueblo / Llenó de gloria este suelo” dice la canción que, a pesar de la muerte de su cantante hace 20 años, sigue gozando de popularidad en Argentina.

Documentales de luces y sombras

En el plano del cine y la televisión, hay un par de documentales a tener en cuenta. Uno es Maradona, realizado por el serbio Emir Kusturica en 2008.

La amistad con el futbolista le sirvió al realizador para presentar -fuera de concurso- su trabajo en Cannes, donde -como era de esperar- revolucionó la alfombra roja.

Este es un retrato de Maradona en sus diferentes facetas, desde los excesos a las cercanías, desde el ascenso al olimpo futbolístico hasta su caída entre las drogas, las enfermedades y las relaciones turbias.

Ascenso y caída

El británico Asif Kapadia firmó el documental Diego Maradona en el 2019, donde se centra en la etapa dorada de su carrera, entre la llegada al humilde Nápoles en 1984 y el campeonato mundial ganado con Argentina en 1986.

En esos años, mientras brillaba en los campos de fútbol, el astro se sumergió en el mundo de la droga, alardeaba de riqueza, se fotografiaba con la mafia y nacían hijos que no reconocería hasta décadas después.

Ganador del Oscar por Amy, Kapadia dijo a Efe “La única razón por la que Maradona sigue vivo son sus hijos. Ellos son quienes le han rescatado cuando ha estado al límite”.

Ese límite lo había cruzado varias veces. Pero este miércoles 25 de noviembre de 2020, no pudo regresar.

a.
Ahora en portada