La cucaracha de Miquel Barceló

Miquel Barceló ilustra ‘La transformación’ de Kafka con acuarelas en una edición de lujo publicada por Galaxia Gutenberg

Cuando tenía trece años, aunque también podrían ser catorce, Miquel Barceló leyó La transformación, más conocida como La metamorfosis, de Franz Kafka y quedó tan maravillado con aquel texto que, cuando alcanzó la última página, volvió a la primera para leerlo por segunda vez. Después, visitó todas las librerías de Palma de Mallorca a la búsqueda de otros títulos del autor bohemio más famoso de todos los tiempos.

Pero al día siguiente, cuando regresó del colegio, encontró a su madre llorando. Tenía el ejemplar de Kafka en las manos y miraba a su hijo con lástima. No soportaba la idea de que su pequeño hubiera leído semejante libro. Miquel nunca entendió el motivo de esas lágrimas. Para él, aquella era una obra ‘divertida y perturbadora’. No había motivo para lamentar su lectura.

Miquel Barceló posa con el libro, que sale a la venta el 4 de noviembre. Foto Cati Cladera EFE
Miquel Barceló posa con el libro, que sale a la venta el 4 de noviembre. Foto: Cati Cladera | EFE.

Con el tiempo, y según recuerda Barceló, releyó varias veces la novela y siempre encontró lo mismo: un autor que era “una especie de cómico esencial y moderno, como Cervantes. A medida que pasan los años y los acontecimientos se suceden, encuentro a Franz Kafka más pertinente, con ese humor que se tiene por judío pero que no sino una forma muy antigua de humanismo”.

¿Quiénes son las cucarachas?

Recordemos que La metamorfosis narra la transformación de un hombre en una especie de insecto que el imaginario popular ha relacionado con las cucarachas. Ante semejante mutación, su familia entra en pánico y lo encierra en su dormitorio, lugar en el que el protagonista se consume al tiempo que reflexiona sobre su identidad y, por ende, la del ser humano del siglo XX. No en vano se ha considerado que esta novela anticipó la degradación moral a la que llegaría Europa con las dos guerras mundiales.

A Barceló nunca le ha parecido que la persona que se transforma en esa historia sea el hombre que deviene en cucaracha, sino su familia

Así las cosas, a Barceló nunca le ha parecido que la persona que se transforma en esa historia sea el hombre que deviene en cucaracha, sino su familia: “El único que no cambia es Gregor Samsa, adelgaza a lo sumo, pero es él mismo desde que despierta hasta el final. A su alrededor todo se transforma. Su padre, su madre, su hermana pequeña. El mundo exterior cada vez más amenazante que adivinamos a través de los resquicios de las puertas y ventanas”.

La transformación. Acuarela de Miquel Barceló.
Una de las acuarelas en ‘La transformación’, Miquel Barceló.

Fruto de esta interpretación es el trabajo que el artista ha realizado a lo largo de sus (secretos) viajes por Oriente. Barceló ha compuesto una cincuentena de acuarelas que ilustran –y amplían- la historia narrada por Franz Kafka y las ha unido a un texto que ha publicado Gallimard en Francia y Galaxia Gutenberg en España.

Transformación vs metamorfosis

La traducción viene a cargo de Juan del Solar, pero es Jordi Llovet quien, en el epílogo, explica que han optado por el título de La transformación, en contra del clásico La metamorfosis, porque querían que la novela se sumase a la tradición literaria de “las grandes mutaciones de las literaturas griega y latina (desde Homero y la red mitológica de la Grecia arcaica hasta Ovidio y Apuleyo)”.

No se trata del primer texto clásico que ilustra Barceló; de hecho, ya lo hizo con la ‘Divina Comedia’ de Dante Alighieri y ‘Fausto’ de Goethe

Y aclara a continuación que la palabra ‘transformación’ incorpora el texto de Kafka a “un registro narrativo muy concreto, con una permanente tradición en Occidente y siempre con un valor de ‘suceso extraordinario o fantástica transmutación’. Con esto se quiere decir que, aun aceptando que la palabra metamorfosis es una de las posibles traducciones de la palabra Verwandlung, tomar esa opción no deja de atribuir a la narración de Kafka, automáticamente, “un valor hermenéutico muy peculiar y sesgado, vinculado a las grandes, fantásticas e inexplicables transformaciones de la literatura de la Antigüedad”.

Miquel Barceló ilustra una nueva edición de La transformación de Kafka.
Miquel Barceló ilustra una nueva edición de La transformación de Kafka.

No es la primera vez que Miquel Barceló ilustra un clásico universal de la literatura. De hecho, se podría decir que le ha cogido el tranquillo a esta forma de manifestación artística y, si el año pasado completó el segundo tomo del Fausto de Goethe, y si algún tiempo antes hizo lo propio con los tres volúmenes de la Divina Comedia de Dante Alighieri, ahora se ha adentrado en la mente de Kafka para convertir en imágenes lo que el praguense estampó en palabras.

a.
Ahora en portada