De estrellas, monstruos y mitos: los atlas más sorprendentes (y bonitos) del mundo

Porque a veces el viaje más cautivador está en un libro, buceamos en los atlas más insólitos para descubrir el mundo como nunca lo hemos visto

Las crónicas de exploración han permitido llevar el conocimiento adelante: tras los pasos de los exploradores los límites del mundo se ensancharon y de descubrieron tierras y culturas. Sin embargo, también hubo quien plasmó en forma de mapas sus fantasías, anhelos y concepciones erróneas del mundo. Aventureros polares homicidas, bucaneros desquiciados, monjes navegantes y toda suerte de personajes dejaron crónicas de sus viajes en las que dibujaban mundos imaginarios plagados de seres fantásticos, razas míticas e islas inexistentes.

Mapas de mitos y fantasmas

Edward Brooke-Hitching se encarga de bucear en algunos de los relatos más sorprendentes de las crónicas de exploración en El atlas fantasma. Con traducción de Alfonso Rodríguez Arias, se trata de una de las más completas recopilaciones de ficciones y errores aparecidos en mapas, en muchos casos creencias disparatadas que pasaron a la historia y que eran en realidad reflejo de los temores, creencias y fantasías de quienes las plasmaron en forma de mapas.

Historias de La Atlántida, un supuesto mar interior de Australia, la isla de California -en los mapas representada como un pedazo de tierra separada del continente americano-, la Isla de los Demonios o las ciudades perdida del Kalahari y Vineta. También se recogen historias como la creencia de que en las tierras de la Patagonia abundaban los gigantes de casi tres metros de altura o que las montañas de Kong cubrían gran parte del continente africano.

Las crónicas de exploración han permitido llevar el conocimiento adelante: tras los pasos de los exploradores los límites del mundo se ensancharon y de descubrieron tierras y culturas. Sin embargo, también hubo quien plasmó en forma de mapas sus fantasías, anhelos y concepciones erróneas del mundo. Aventureros polares homicidas, bucaneros desquiciados, monjes navegantes y toda suerte de personajes dejaron crónicas de sus viajes en las que dibujaban mundos imaginarios plagados de seres fantásticos, razas míticas e islas inexistentes.

Atlas de estrellas

Miramos ahora hacia arriba para perdernos en ese oscuro lienzo que es el cielo nocturno, repleto de millones de estrellas que pueden unirse hasta formar un fantástico carnaval de criaturas, reales o imaginaria, a veces divinas. La escritora Susanna Hislop y la ilustradora Hannah Waldron dibujan en su Atlas de las constelaciones: las historias que nos cuentan las estrellas un recorrido fantástico y muy bello a través de siglos y culturas para contarnos las historias de 88 constelaciones conocidas -aunque no siempre fueron las mismas- como las de Leo, Taurus y Escorpio, nombradas ya por los sumerios unos 4.000 años a.C. Otra curiosidad, el astrónomo y matemático griego Tolomeo describió 48 constelaciones en el año 100 d.C.; de ellas 47 se siguen conociendo por el mismo nombre.

Las crónicas de exploración han permitido llevar el conocimiento adelante: tras los pasos de los exploradores los límites del mundo se ensancharon y de descubrieron tierras y culturas. Sin embargo, también hubo quien plasmó en forma de mapas sus fantasías, anhelos y concepciones erróneas del mundo. Aventureros polares homicidas, bucaneros desquiciados, monjes navegantes y toda suerte de personajes dejaron crónicas de sus viajes en las que dibujaban mundos imaginarios plagados de seres fantásticos, razas míticas e islas inexistentes.

Geografía para niños

De los géiseres islandeses a las caravanas del desierto del Sáhara, de las antiguas ciudades mayas de México a los ornitorrincos de Australia y de la noche ártica de Finlandia alas playas paradisíacas de Fiyi, este libro no necesita inventar nada para mostrar un mundo lleno de maravillas para introducir a los niños (o no tanto) en los rincones más sorprendentes de la Tierra.

Atlas del mundo: un insólito viaje por las mil curiosidades y maravillas del mundo de Aleksandra Mizielinska y Daniel Mizielinski y traducido por Rocío Isasa Moreno de Carlos incluye 55 mapas a doble página de 46 países y seis continentes, así como 4.000 delicadas miniaturas que encantarán a los lectores más inquietos y curiosos. De hecho, ha sido reconocido con más de 10 galardones internacionales, entre ellos el Premio Andersen.

Las crónicas de exploración han permitido llevar el conocimiento adelante: tras los pasos de los exploradores los límites del mundo se ensancharon y de descubrieron tierras y culturas. Sin embargo, también hubo quien plasmó en forma de mapas sus fantasías, anhelos y concepciones erróneas del mundo. Aventureros polares homicidas, bucaneros desquiciados, monjes navegantes y toda suerte de personajes dejaron crónicas de sus viajes en las que dibujaban mundos imaginarios plagados de seres fantásticos, razas míticas e islas inexistentes.

Historia del mundo en mapas

Los mapas se usan habitualmente para mostrar la geografía… pero también son perfectos para explicar la historia, como en Historia del mundo mapa a mapa, una colección de 130 detalladas ilustraciones que plasman algunos de los episodios fundamentales de la historia del mundo, desde las primeras migraciones humanas en África hasta la carrera espacial.

Con prólogo del prestigioso presentador e historiador Peter Snow, estos mapas presumen de presentar la historia “tal y como sucedió” y muestran cómo diferentes acontecimientos dejaron su huella en la tierra y el mar desde la prehistoria hasta la actualidad. También recoge patrones de exploración, descubrimientos y conquistas que dieron lugar a grandes imperios y colonias, así como eventos que desencadenaron conflictos bélicos.

Las crónicas de exploración han permitido llevar el conocimiento adelante: tras los pasos de los exploradores los límites del mundo se ensancharon y de descubrieron tierras y culturas. Sin embargo, también hubo quien plasmó en forma de mapas sus fantasías, anhelos y concepciones erróneas del mundo. Aventureros polares homicidas, bucaneros desquiciados, monjes navegantes y toda suerte de personajes dejaron crónicas de sus viajes en las que dibujaban mundos imaginarios plagados de seres fantásticos, razas míticas e islas inexistentes.

El libro cuenta también con textos introductorios que ofrecen contexto para analizar con una nueva mirada periodos como la Revolución Industrial o la Segunda Guerra Mundial, pero también movimientos como el fascismo o el comunismo.

Atlas de metros del mundo

Juan José Millas se encarga, con un relato sobre el metro de Madrid, de prologar el que, según la editorial Capitán Swing, es “la primera y única colección de mapas históricos y actuales de todos los sistemas de transporte suburbanos existentes en la tierra”.

Atlas de metros del mundo, de Mark Ovenden, traza la historia cartográfica de este medio de transporte incluyendo mapas históricos, diagramas y fotografías, para componer una suerte de ‘biblia’ para diseñadores gráficos, una colección imprescindible para los entusiastas del transporte y un delicioso viaje para cualquier turista.

Las crónicas de exploración han permitido llevar el conocimiento adelante: tras los pasos de los exploradores los límites del mundo se ensancharon y de descubrieron tierras y culturas. Sin embargo, también hubo quien plasmó en forma de mapas sus fantasías, anhelos y concepciones erróneas del mundo. Aventureros polares homicidas, bucaneros desquiciados, monjes navegantes y toda suerte de personajes dejaron crónicas de sus viajes en las que dibujaban mundos imaginarios plagados de seres fantásticos, razas míticas e islas inexistentes.

a.
Ahora en portada