900 rincones de Barcelona que inspiraron a la literatura

Cientos de novelas y obras de no ficción tienen a Barcelona como protagonista. Repasamos algunas de ellas para descubrir por qué esta ciudad inspira a tantos escritores

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

La plataforma de marketing Estudio 34 ha creado un recorrido interactivo por más de 100 libros (115 para ser exactos), donde se revela qué rincones de los diez distritos de la ciudad se ven reflejados en sus páginas.

Como cualquier selección, el listado es arbitrario y siempre habrá alguna obra clave que uno lamente su ausencia.

Allí se encuentran grandes clásicos Don Quijote de Miguel de Cervantes, y novelas claves de los siglos XX y XXI como El amante bilingüe de Juan Marsé, El Juego del Ángel de Carlos Ruiz Zafón, Homenaje a Cataluña de George Orwell, La Catedral del Mar de Idelfons Falcones o La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza; protagonistas de rutas literarias que se pueden recorrer con guías o por voluntad propia.

Pero hay muchas más por descubrir, y las repasamos en una ciudad que está lista para festejar el Día de Sant Jordi.

Dos días de mayo

Dos días de mayo, de Jordi Serra i Fabra, fue publicado en 2017. Transcurre en la Barcelona de 1949, cuando el ex inspector Miguel Mascarell descubre casi por azar un plan para asesinar a Franco en su visita a la ciudad.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

La historia transcurre por las plazas Real, Urquinaona, Lesseps y Goya y la de Teatre, además de Las Ramblas.

La plaza del diamante

La plaza del diamante, de Mercé Rodoreda, es un clásico de la literatura catalana del siglo XX.

Trata sobre cómo Natalia, ‘La Colometa’, tiene que afrontar en silencio el hambre, el maltrato de su marido y las dificultades para sacar adelante a sus hijos.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

Una estatua, en la plaza de Gràcia que le da nombre, recuerda esta obra, que también ve desfilar diversos rincones de este barrio barcelonés.

La plaza del Diamante, de Mercé Rodoreda, es un clásico de la literatura catalana del siglo XX

La noche en la que los Beatles llegaron a Barcelona

El 3 de julio de 1965 los Beatles actuaron en la Plaza Monumental de Barcelona.

Sin embargo, en los sótanos de la comisaría situada en el número 43 de la barcelonesa Via Laietana, dos jóvenes del pueblo de Los Yesares estaba a punto de vivir su descenso a los infierno.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

De eso se trata La noche en la que los Beatles llegaron a Barcelona, de Alfons Cervera

Mentira

Mentira narra las vicisitudes de una familia barcelonesa, a partir del momento en que la madre es dada por muerta; donde el pasado más incómodo vuelve a surgir.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

El Palau de la Música, el aeropuerto de la ciudad, el Colegio de las Teresianas y el Mercado del Born son algunos de los escenarios de esta obra de Enrique de Hériz.

Nada

Carmen Laforet, en Nada, acompaña a Andrea en la Barcelona que resurge de la miseria en la postguerra.

Las calles del Barrio Gótico y el Raval son los escenarios de este libro publicado en 1945, donde Laforet destaca tanto por su prosa fresca y directa como por la extraordinaria sensibilidad en la recreación de una voz femenina.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

Carmen Laforet, en ‘Nada’, acompaña a Andrea en la Barcelona que resurge de la miseria en la postguerra.

Los detectives salvajes

Los detectives salvajes, del escritor chileno Roberto Bolaño, es la historia de los poetas Arturo Belano y Ulises Lima que recorren varios países tras la pista de una escritora mexicana olvidada.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

Entre sus escalas se encuentra Barcelona, donde los protagonistas transitan por la Plaza Sant Jaume, las calles Tallers, Torrijos y Avenir en su pesquisa.

Esta novela fue ganadora de los premios Herralde en 1998 y Rómulo Gallegos en 1999.

La ley de los justos

Chufo Llorens, en La ley de los justos, nos invita a conocer la Barcelona que a fines del siglo XIX vive una época de esplendor, entre una burguesía poderosa y la eclosión del modernismo.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

Sin embargo al otro lado de la ciudad, donde las calles se estrechan y huelen a pobreza, el rencor y la injusticia están fraguando una revolución capaz de recurrir a la violencia más descarnada.

La noche fenomenal

En La noche fenomenal Javier Pérez Adujar recurre a la ciencia ficción para recrear una ciudad que vive azotada por sismos y tempestades, mientras se suceden fenómenos paranormales y se presencia la llegada de personas que viven en una Barcelona paralela.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

El día de mañana

Ignacio Martínez de Pisón, en El día de mañana, nos transporta a una Barcelona de los años 60 y 70 que cambiaba demasiado deprisa, entre la llegada de inmigrantes de otras partes de España y el surgimiento de movimientos que buscaban bocanadas de libertad.

Barcelona es una musa inspiradora para la literatura. Cientos de obras tomaron sus calles, plazas, parques, paseos y viviendas como escenarios para toda clase de ficciones, así como incontables guías, ensayos y análisis de su presente y pasado.

Transitando por sus calles está uno de estos inmigrantes, Justo Gil, quien acaba convirtiéndose en confidente de la Brigada Social, la policía política del régimen.

a.
Ahora en portada