Un viaje virtual al vestuario de las series más exitosas de Netflix

Una muestra virtual del Museo de Brooklyn permite explorar el vestuario de las series ‘The Crown’ y ‘The Queen's Gambit’

15 de noviembre. Es la esperadísima fecha del estreno de la cuarta temporada de The Crown en Neflix. No solo por ver en pantalla, frente a frente, a la reina Isabel y a Margaret Thatcher, a la que da vida Gillian Anderson, sino también por la entrada en escena de Diana Spencer (Emma Corrin) y el ‘oportuno’ cuento de hadas que es su romance con el príncipe Carlos en un momento de tensiones políticas que incluye la guerra de las Malvinas y graves tensiones en la Commonwealth.

Precisamente de Lady Di, que irrumpe con su frescura en el seno de la familia real, son algunos de los looks más icónicos de la serie, que ha cuidado al máximo el vestuario, desde sus vestidos de noche a los trajes más conservadores de las primeras apariciones públicas, pasando por los conjuntos más deportivos en clave noventera y, por supuesto, su vestido de novia, que se hizo a medida de la actriz según los patrones que guardaban los diseñadores originales David y Elizabeth Emanuel.

Este traje es también uno de los elementos estrella de la nueva exposición (virtual) organizada por el Museo de Brooklyn en colaboración con Netflix. La muestra, denominada ‘The Queen y The Crown’ o, lo que es lo mismo, la reina y la corona, ofrece vistas 360º, interactivas y renderizadas digitalmente, de los trajes de la serie sobre la realeza británica, pero también sobre la miniserie original de la productora The Queen’s GambitGambito de dama– estrenada a finales de octubre y convertida en éxito indiscutible de la plataforma de la N roja.

La exposición se ofrece como una experiencia virtual. Foto: Netflix.

La reina y la corona

Basada en la novela de Walter Tevis y protagonizada por Anya Taylor-Joy, Gambito de dama es la historia de una joven abandonada en un orfanato de Kentucky a finales de los años 50 que descubre, a medida que crece, que posee un talento extraordinario para el ajedrez e intenta abrirse paso en un mundo hostil, especialmente para las mujeres, como es el del ajedrez profesional, cargando con sus propios demonios en forma de adicciones y obsesiones varias mientras derrocha glamour.

Diseñado por Gabriele Binder, el vestuario de la serie, de tan solo siete capítulos, acompaña a la protagonista Elizabeth Harmon, Beth, a medida que adquiere sofisticación y gana seguridad en sí misma. En línea con la moda de los años 50 y principios de los 60, líneas estructurales y a patrones en blanco y negro son protagonistas de un armario que va evolucionando con el personaje.

Como única mujer en un entorno tan masculino como es el ajedrez, al diseñar su vestuario, afirma Binder, que se inspiró en diseñadores como Pierre Cardin e Yves Saint Laurent, “siempre traté de que fuera sobresaliente y diferente de todo lo que le rodea, ya sea en la escuela o en la competición”.

Anya Taylor-Joy en The Queen’s Gambit. Foto: Netflix.

Vestuario real

Al frente del vestuario en The Crown, Amy Roberts, con un Emmy en su haber, construyó estilismos inspirados en los looks de las mujeres de la casa real británica en el último cuarto del siglo XX, entre ellas la reina Isabel, la princesa Margarita, la princesa Diana y la primera ministra Margaret Thatcher.

Por supuesto, abordar el de Lady Di, una figura tan conocida en un periodo tan bien documentado a través de la prensa, era uno de los grandes retos. Según Roberts, en el vestuario, como en la serie, se muestra la evolución de la princesa, que comienza “como una joven de 19 años sin sentido del estilo ni del vestuario” que, añade, “lo va ganando a lo largo de la narrativa”.

La reina Isabel sigue fiel a su estilo en la cuarta temporada de The Crown. Foto Netflix.
La reina Isabel sigue fiel a su estilo en la cuarta temporada de The Crown. Foto: Netflix.

Exposición inmersiva

Gracias a la tecnología -y cómodamente desde el sofá, todo hay que decirlo, quizás en un paréntesis entre capítulos- podemos profundizar en los vestidos y la historia detrás de cada una de las piezas, el periodo de creación, el diseñador y, por supuesto, en qué capítulo y en qué momento exacto de la respectiva serie aparecen.

Aficionados a la moda pero también a la historia pueden descubrir, hasta el 13 de diciembre, algunos secretos también sobre otros aspectos como algunas joyas de la Corona.

Comisariada por el responsable de moda y cultura material del museo, Matthew Yokobosky, y organizada en colaboración con Netflix, la muestra recrea virtualmente el área de Bellas Artes del Museo de Brookly, un hermoso espacio bañado en luz natural donde los trajes se ubican virtualmente permitiendo navegar con comodidad entre todas las opciones.

Vista de la exposición virtual en el Museo de Brooklyn.

La organización virtual de la exposición, además, termina con limitaciones en la puesta en escena, como plataformas para elevar piezas, barreras o urnas para proteger otras. En palabras de Yokobosky “La belleza de una exposición virtual es que puedes acercarte tanto como quieras. Puede ampliar y ver desde todos los ángulos. La tecnología se ha vuelto tan sofisticada que no hay límites”.

La exposición, que incluye además retratos y otras piezas de época como juegos de café y joyas y bisutería, cuenta también con comentarios de Binder, Roberts y Yokobsky quienes, detrás de la escena, explican su visión sobre la creación del vestuario para ambas series.

a.
Ahora en portada