Por qué The Mandalorian es la mejor arma de Disney+

La serie de Star Wars es el ariete de Disney+ en su estrategia para conquistar el mercado de las plataformas de streaming

El primer episodio de la segunda temporada de The Mandalorian ya está disponible en Disney+. Ha pasado casi un año desde que se estrenó la serie, rápidamente convertida en el buque insignia de la nueva plataforma de suscripción de la compañía. Y no ha traído más que alegrías.

Ha mitigado la tibia acogida de la última trilogía cinematográfica y, a la vez, ha creado una suerte de arca en la que guarecerse de las dramáticas consecuencias que ha tenido para Disney la clausura de las actividades de entretenimiento colectivas.

El éxito de una gran inversión

El resultado de sus 100 millones de presupuesto inicial y  la presión constante a lo largo de todo el proceso de producción para lograr la mayor excelencia en el resultado final ha salido bien. O al menos eso parece.

Si hace unos años las grandes cifras de audiencia eran la constatación del éxito de un programa, en la era del streaming la ausencia de ellas es la nueva normalidad.

The Mandalorian-Foto Disney+
The Mandalorian, la mejor apuesta de Disney-Foto Disney+

Baby Yoda, la nueva estrella

El misterio que genera lo que no sabemos contribuye a aumentar las conjeturas. Está lo que sí sabemos. Por ejemplo, que en poco más de un mes y medio Baby Yoda se convirtió en el término más buscado en Google en 2019. Y que el programa estaba en la conversación.

Según la metodología de Parrot Analytics, que mide la resonancia digital de los programas (es decir, la huella digital de programas generada por los usuarios, ponderada más o menos según la cantidad esfuerzo que requiere), The Mandalorian se convirtió rápidamente en la serie con mayor demanda en todo el mundo (en el momento en que solo estaba disponible en EEUU., Canadá y Holanda).

The Mandalorian se convirtió rápidamente en la serie con mayor demanda en todo el mundo, según Parrot Analytics

El colofón fueron sus 15 nominaciones a los Emmy y una candidatura en la categoría de drama que pilló a todo el mundo por sorpresa.

Baby Yoda-Foto Disney+
Baby Yoda: Disney no falla en crear nuevos personajes-Foto Disney+

Catarata de suscripciones

Su contribución fue significativa en el indicador más importante para todo negocio basado en la suscripción: la cifra de suscriptores.

Disney declaraba 40 millones de clientes en febrero de este año (antes de que se produjese el desembarco europeo), cifra que aumentaría hasta los 60 millones en verano. El logro ha sobrepasado las propias estimaciones de la compañía, que había proyectado ese umbral de mínimos para 2024.

Disney: el futuro pasa por el negocio digital

Disney+ fue la respuesta de una toma de conciencia dentro de la compañía: la importancia a futuro del negocio digital.

The Mandalorian-Foto Disney+
The Mandalorian se estrenó con gran expectativa-Foto Disney+

La empresa que había reventado la taquilla mundial en 2019 no se imaginaba cómo de vital acabaría siendo el recién estrenado servicio para su actividad a corto y medio plazo. La pandemia le ha llevado a una verticalización empresarial de manual, en donde parece que la gran beneficiada será Disney+.

Nuevas estrategias

La plataforma inicia ahora una nueva etapa con importantes retos, que deberá resolver en los próximos meses. Sin duda tiene ventajas: un precio competitivo, una buena experiencia de usuario y las propiedades intelectuales más lucrativas de su nicho.

El gran inconveniente es la escasa proporción de contenido original. Hasta ahora han conseguido consolidar su posición con un puñado de originales y mucho catálogo, pero necesitan insuflar más contenido a la plataforma, sobre todo si no quiere que haya bajas masivas una vez que los planes anuales comiencen a vencer.

Todos los cañones hacia contenidos de éxito

En este contexto, las declaraciones de Bob Chapek, CEO de Disney, cuando anunció la reorganización de la empresa cobraron todo el sentido del mundo. La compañía va a poner todas las productoras de la casa a trabajar en contenido basado en franquicias de éxito al que se dará salida en función de su inversión, público objetivo y viabilidad.

The Mandalorian-Foto Disney+
La serie revitaliza la franquicia de Star Wars-Foto Disney+

Y es ahí donde Disney+, sediento de esos tentpoles que impulsan masivamente las altas, tiene las de ganar.

En una galaxia muy muy lejana

Con el estreno de la segunda temporada de The Mandalorian (y los proyectos que aguardan en la recámara, como Kenobi y la serie basada en Cassian Andor) queda claro que el futuro a medio plazo de esta franquicia se encuentra indisolublemente unido al formato on demand.

Disney+ ha creado un icono como Baby Yoda y un lema como ‘Este es el camino’ que demostraron ser exitosos

La serie ha dejado muy claro que ya no es un mero subproducto. Ha conseguido fijar un nuevo estándar haciendo lo que mejor sabe: creando un icono (Baby Yoda) y un lema (This is the way, Este es el camino, en español) capaces de fertilizar el lucrativo negocio del merchandising.

Baby Yoda-Foto Disney+
Disney puede producir nuevas series basadas en el universo creado por George Lucas-Foto Disney+

Como afirmaba Josef Adalian, «Disney es, en muchos aspectos, un unicornio». Tiene un nicho definido e inmenso (el entretenimiento familiar) y una maquinaria de marketing masiva difícil de igualar.

Lo que ha hecho no puede ser fácilmente replicado por otras compañías, al menos no con la misma escala. Pero ahora debe enfrentarse a la dura arena que ha configurado la guerra del streaming. Un nuevo escenario en el que va a haber mucho más contenido y muchos más servicios.

Por suerte, ellos tienen a Baby Yoda.

Noticia original de Business Insider. Autora: Elena Neira

a.
Ahora en portada