¿Por qué nos gusta tanto ver las series viejas?

No es casualidad que haya tantas reposiciones de series de las décadas pasadas, o que las nuevas producciones tengan un fuerte aire nostálgico. Para una experta de la UOC la clave está en el consumo de los milenials

Para encontrar la respuesta centros de estudio como el Pew Research Center consideran que se debe a la influencia que tienen las personas nacidas entre 1981 y 1996, y que crecieron con series como Seinfield, The X Files o Los Soprano.

La reunión de Friends fue un éxito de audiencia. Foto: Terence Patrick | HBO MAX.

Hay un viejo chiste que dice “Hay capítulos de Los Simpson que he visto más veces que a mis primos”. La serie animada de la famosa familia de Springfield lleva más de tres décadas en antena, un récord absoluto, y a pesar de que los capítulos rotan una y otra vez en diferentes plataformas (en Antena 3, en Neox y por streaming en Disney+) sigue siendo un éxito.

¿Por qué el público gusta de volver a ver ficciones que se dejaron de emitir hace años? ¿Cuál es el secreto del éxito del especial de Friends, por citar al regreso más esperado de año?

La nostalgia de los milenials tiene la clave

Para encontrar la respuesta centros de estudio como el Pew Research Center consideran que se debe a la influencia que tienen las personas nacidas entre 1981 y 1996, y que crecieron con series como Seinfield, The X Files o Los Soprano.

Los plataformas buscan satisfacer a la generación de los milenials, explotar la nostalgia del segmento que más consume en el mercado

Este centro considera que las personas de esa franja generacional son “reivindicativas, individualistas y adaptadas de mejor o peor manera al mundo digital”, y son también los que tienen mayor poder de consumo.

Por ello las grandes plataformas de streaming las incorporan a sus catálogos y las ofrecen en línea a pesar de haber sido estrenadas en canales de televisión tradicionales años atrás.

Las plataformas pugnan por los derechos de series de éxito

Según Elena Neira, profesora colaboradora de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) “ha habido un cambio en el consumo de ficción y normalmente las plataformas suelen tener los derechos de las series originales, lo cual permite a la audiencia (tanto antigua como nueva) ponerse al día”.

Además, por más que pasen los años muchos protagonistas de ficciones que finalizaron persisten en el imaginario colectivo a través de memes, videos en YouTube y fotografías de redes sociales.

El reencuentro de Física o Química colapsó los servidores de Atresmedia, pero le sirvió para ganar 163.000 suscriptores

El fenómeno de Friends se dio en otra escala en España con el reencuentro de Física o Química, que el día de su estreno causó la caída de los servidores de la plataforma de Atresmedia, y que permitió a esta compañía ganar 163.000 suscriptores.

Para Neira, las plataformas prefieren apostar sobre seguro en sus contenidos. Y si no basta con presentar producciones con 20 o 30 años de vida, echan mano a reestrenos (revivals) y reinvenciones (reboots).

Esta estrategia, considera la experta, es “menos arriesgada que plantear una historia completamente nueva”.

Las plataformas buscan contenidos de éxito y los reciclan

Entre los relanzamientos de los últimos años que apostaron por la nostalgia se encuentran X Files, Doctor Who, Twin Peaks, Los Hombres de Paco, Dexter, El Príncipe de Bel Air, El Internado y Battlestar Galactica, con resultados no siempre satisfactorios. Y en breve, llegará el de Sexo en Nueva York.

Otro recurso es producir precuelas o secuelas de series de gran éxito, como las numerosas del universo de Star Trek, Gotham sobre los orígenes de Batman o Smallville de las raíces de Superman.

Y sin olvidar las numerosas producciones relacionadas con Juego de Tronos (como la precuela Casa del Dragón) o El Señor de los Anillos, cuya segunda temporada se ha confirmado aunque todavía no se terminó de producir la primera.

Para encontrar la respuesta centros de estudio como el Pew Research Center consideran que se debe a la influencia que tienen las personas nacidas entre 1981 y 1996, y que crecieron con series como Seinfield, The X Files o Los Soprano.
Primera imagen de la serie de El Señor de los Anillos. Foto: Amazon Studios.

Este juego no solo se da de películas a series, sino también en el plano inverso, como el film The Many Saints of Newark, que revela el origen del clan de los Soprano.

Para Neira, estos recursos de las grandes plataformas y productoras han llegado para quedarse. “No creo que el reestreno sea una moda pasajera en absoluto. Ofrece garantías de éxito y, por lo tanto, se dará prioridad a este tipo de proyectos” indica la profesora de la UOC.

a.
Ahora en portada