Notorious BIG: de trapichear en una esquina a rey del hip-hop

Netflix indaga en un documental sobre el origen de la leyenda de Notorious B.I.G., una de las figuras claves del rap que murió asesinado con 24 años

El pasado 15 de septiembre, Sotheby’s dedicaba su primera subasta al hip hop. La corona que llevó el rapero Notorious B.I.G. en su última sesión de fotos -sería asesinado tres días después en Los Ángeles- era el objeto estrella. Y no defraudó. Se vendió por 594.750 dólares (488.946 euros), el doble del máximo previsto. Era una corona de plástico, comprada en una tienda de disfraces por apenas 6 dólares. Pero los retratos del fotógrafo Barron Claiborne y las condiciones de la muerte del conocido como ‘Rey del rap’ la elevaron a mito.

Ahora es Netflix quien retoma su figura, a través de un documental en el que se propone narrar Christopher Wallace, también conocido como The Notorious B.I.G. o BiggieMedía 1,80 y pesaba más de 140 kilos), desde su origen en una esquina de Brooklyn a vender miles de discos, celebrar multitudinarios conciertos y ser coronado como uno de los más grandes e influyentes raperos de todos los tiempos.

‘Tengo una historia que contar’

Notorious B.I.G.: I Got a Story to Tell (Notorius B.I.G.: tengo una historia que contar) es el nombre de este documental, dirigido por Emmett Malloy y producido por la madre del propio artista, Voletta Wallace, y su amigo y colaborador el rapero Sean Combs (también Diddy o Puff Daddy). Los dos participan también en la cinta con comentarios en los que ayudan a reconstruir la vida de Notorius B.I.G.

“Biggie triunfó de la noche a la mañana”, se oye decir a Combs en el tráiler, que acaba de estrenar Netflix. “No se sabe de qué planeta rapero llegó este tío”. Él mismo contribuyó al lanzamiento de su carrera en los noventa.

Pese al éxito y los discos vendidos (más de 17 millones solo en los EEUU), no todo fueron decisiones en su carrera, cuenta su madre, profesora de matemáticas, que lo educó en solitario.

“No se sabe de qué planeta rapero llegó este tío”

Puff Daddy

“Muchas de las malas decisiones vinieron por querer ganar dinero”, explican también mientras se alternan fotografías y material de archivo que ofrecen una mirada íntima de los altibajos de su carrera y de su éxito. También se incluyen imágenes inéditas, como las filmadas por uno de sus mejores amigos, Damion ‘D-Roc’ Butler, en las que él mismo parece extrañado al reconocer, entre grabaciones y conciertos masivos, “Pues ya ves, ¿de trapichear en una esquina a esto?”.

“Estaba feliz de que estuviera haciendo algo con su vida”, añade su madre.

Biggie, la leyenda

Cada leyenda tiene una historia de origen, dice la presentación de la película, que se podrá ver en la plataforma el 1 de marzo. “Mediante entrevistas e imágenes inéditas, este documental ahonda en la vida de Notorious B.I.G. y se centra en su transformación de camello a rey del rap”.

Famoso por su éxitos como Hypnotize, Juicy y Mo Money Mo Problems, Biggie destacó por su flow lento y sus oscuras letras autobiográficas.

El pasado 15 de septiembre, Sotheby’s dedicaba su primera subasta al hip hop. La corona que llevó el rapero Notorious B.I.G. en su última sesión de fotos -sería asesinado tres días después en Los Ángeles- era el objeto estrella. Y no defraudó. Se vendió por 594.750 dólares (488.946 euros), el doble del máximo previsto. Era una corona de plástico, comprada en una tienda de disfraces por apenas 6 dólares. Pero los retratos del fotógrafo Barron Claiborne y las condiciones de la muerte del conocido como ‘Rey del rap’ la elevaron a mito.
Una de las fotos más icónicas de Biggie (y del hip-hop estadounidense). Foto: David Mcnew | EFE | EPA.

“BI.G. .tenía un talento que salvó la vida de mucha gente. Pero no la suya” concluye Diddy.

El 9 de marzo de 1997, a los 24 años, el rapero recibió cuatro balas en los Ángeles mientras viajaba en un coche. Fue seis meses después de la muerte del también rapero y rival de Notorius B.I.G. Tupac Shakur, en idénticas condiciones aunque en Las Vegas.

A las pocas semanas se publicaba el segundo álbum de Wallace, Life after death, que alcanzó el número 1 en las listas en los EE UU.

Famoso por su éxitos como Hypnotize, Juicy y Mo Money Mo Problems, Biggie destacó por su flow lento y sus oscuras letras autobiográficas

‘Unsolved’

No es la primera vez que Netflix ahonda en la vida de Biggie; en 2018 estrenó la serie Unsolved, una versión dramatizada de las investigaciones reales que sucedieron al asesinato del rapero.

Protagonizada por Josh Dunhamel, Jimmi Simpson y Bokeem Woodbine, la serie se ocupa también de la muerte de su rival Tupac Shakur.

Por su parte, I Got a Story to Tell se anunció por primera vez en 2017 (con el título One More Chance), aunque ha tardado cuatro años en ver la luz. Su presentación sucede pocos meses después de que Notorius B.I.G. haya sido incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll, un hito más para un artista que se mentiene en el centro del hip-hop 20 años después de su trágica muerte.

a.
Ahora en portada