‘Palomares’, el mayor accidente nuclear antes de Chernóbil se hace serie

Movistar+ estrena en abril una miniserie en clave de thriller que arroja luz sobre uno de los episodios más dramáticos -y también desconocidos- de nuestra historia reciente

Todos hemos visto la foto de Manuel Fraga bañándose en la playa de Palomares (Almería) el 8 de marzo de 1966 en la que escenificaba la total ausencia de peligro tras la caída de cuatro bombas termonucleares del ejército estadounidense apenas unas semanas antes. Sin embargo, poco sabemos de la historia real que aquella imagen quería dar por cerrada, una historia que ahora Movistar convierte en documental en clave de thriller y con la que promete reconstruir “por primera vez” lo que de verdad pasó aquellos días.

Todos hemos visto la foto de Manuel Fraga bañándose en la playa de Palomares (Almería) el 8 de marzo de 1966 en la que escenificaba la total ausencia de peligro tras la caída de cuatro bombas termonucleares del ejército estadounidense apenas unas semanas antes. Sin embargo, poco sabemos de la historia real que aquella imagen quería dar por cerrada, una historia que ahora Movistar convierte en documental en clave de thriller y con la que promete reconstruir “por primera vez” lo que de verdad pasó aquellos días.

Calificada de absoluto éxito propagandístico, la campaña ‘Palomares, aguas limpias’ dio la vuelta al mundo de la mano del entonces ministro de Información y Turismo español y el embajador estadounidense, Angier Biddle Duke. Los turistas siguieron viniendo -y cada vez más- a las soleadas costas españolas.

Las bombas tenían la capacidad para provocar la mayor explosión atómica de la historia de la humanidad, con un poder destructor unas 75 veces mayor que la de Hiroshima. Tres se recuperaron en tierra, solo una intacta. Una cuarta tardó 80 días en ser encontrada. En las labores de limpieza un auténtico ejército de 1.600 soldados retiró restos de plutonio ante la atónita mirada de los lugareños, pero la zona nunca se descontaminó. Por supuesto, el pueblo de Palomares, de apenas 1.000 habitantes, no se evacuó (según una triste lógica que ya hemos visto ficcionada en otra serie de catástrofes nucleares como Chernobil). Si en aquel era la reputación de superpotencia nuclear de la URSS lo que estaba en juego, aquí era la imagen turística de España.

Todos hemos visto la foto de Manuel Fraga bañándose en la playa de Palomares (Almería) el 8 de marzo de 1966 en la que escenificaba la total ausencia de peligro tras la caída de cuatro bombas termonucleares del ejército estadounidense apenas unas semanas antes. Sin embargo, poco sabemos de la historia real que aquella imagen quería dar por cerrada, una historia que ahora Movistar convierte en documental en clave de thriller y con la que promete reconstruir “por primera vez” lo que de verdad pasó aquellos días.
El documental cuenta con relatos de quienes vivieron esos días de tensa búsqueda. Foto: Movistar.

Palomares, 55 años después

Dirigida por Álvaro Ron (Hernán, La Caza: Monteperdido, Los protegidos, La chica de ayer) y con guión de Daniel Boluda (El Palmar de Troya), Maria Cabo (Clandestino) y el propio Ron, la serie consta de 4 episodios de 52 minutos en una suerte de juego de tramas que busca explicar lo que realmente ocurrió en uno de los episodios más inéditos de nuestra historia reciente, una de las historias más sobrecogedoras, fascinantes y desconocidas de nuestro país.

55 años después del accidente, una nueva serie documental de Movistar+ reconstruye por primera vez en clave de thriller lo que sucedió en aquellos días

De hecho, dista mucho de estar cerrada. 55 años después del suceso, Bruselas ha dado un ultimátum a España: tiene hasta finales de 2021 para informar sobre la contaminación nuclear real en Palomares a día de hoy. 
En clave de thriller

Pero empecemos por el principio. Por el 17 de enero de 1966, cuando un bombardero B-52 choca en pleno vuelo con un avión cisterna estadounidense dejando caer 4 bombas termonucleares en los alrededores del pequeño pueblo de Palomares.

Washington activa todos susprotocolos ante un accidente nuclear. En El Pardo, Franco recibe estupefacto la noticia. Se pone en marcha un secretísimo dispositivo de búsqueda de las cuatro bombas atómicas.El ejército norteamericano, con la ayuda de la Guardia Civil y los vecinos, localiza un proyectil intacto, pero otros dos han esparcido su contenido radiactivo a lo largo y ancho de Palomares. De la cuarta bomba nuclear… ni rastro.

Todos hemos visto la foto de Manuel Fraga bañándose en la playa de Palomares (Almería) el 8 de marzo de 1966 en la que escenificaba la total ausencia de peligro tras la caída de cuatro bombas termonucleares del ejército estadounidense apenas unas semanas antes. Sin embargo, poco sabemos de la historia real que aquella imagen quería dar por cerrada, una historia que ahora Movistar convierte en documental en clave de thriller y con la que promete reconstruir “por primera vez” lo que de verdad pasó aquellos días.
Palomares se nutre de documentos hasta ahora clasificados. Foto: Movistar.

Precisamente sobre esos 80 días de búsqueda se construye la serie Palomares, un relato que se nutre de material e información que tanto el gobierno norteamericano como el español mantenían como clasificado y que ahora salen a la luz, entre ellos cientos de imágenes y fotografías inéditas “fruto de una larga investigación”, apunta Movistar, como las entrevistas a Larry Messinger, piloto del B-52 accidentado que cargaba las 4 bombas o a Marvin McCamis, el piloto del submarino que encontró la bomba perdida.

La reacción de Franco y la foto de Fraga

La miniserie muestra también las “surrealistas situaciones que produjo la convivencia de estos dos mundos tan dispares” como son la remota localidad en la que apenas había electricidad y agua corriente y el mayor y más moderno ejército del mundo. Son anécdotas relatadas en primer persona por quienes vivieron los hechos, así como por expertos en la material, como el periodista Rafa Moreno.

Con el subtítulo de ‘Días de playa y plutonio’, la serie reconstruye los 80 días de búsqueda de la cuarta bomba nuclear que cayó sobre Palomares

También se analizarán la intrahistoria del famoso baño de Fragay su campaña de comunicación o cuál fue la reacción de Franco al conocer la tragedia y la tensión política entre Washington y Madrid en plena Guerra Fría. Además, cómo vivió la situación el pueblo de Palomares, que se movilizó por unas ‘indemnizaciones justas’ en unas manifestaciones encabezadas por una aristócrata apodada la ‘Duquesa Roja’ que finalmente acabará en la cárcel.

La serie, producida en colaboración con 93 metros, llegará a la pantalla el próximo mes de abril.

a.
Ahora en portada