Un paseo por los escenarios de James Bond, Star Wars y los Vengadores

El enorme éxito de experiencias como el londinense Studio Tour, la inmersión en las películas de Harry Potter a través de los escenarios, mobiliario o la ropa usada en los rodajes de sus películas, lo demuestra: los fans nunca tienen suficiente cuando se trata de sus personajes de ficción favorito.

Warner Bros, detrás de esta propuesta en Londres -y otra en Tokio ya en proceso-, ofrece otras en Hollywood, para descubrir los sets de rodaje de grandes clásicos como Casablanca o El Halcón Maltés, series de éxito como Big Band Theory o Friends, o las taquilleras del Universo DC.

De vuelta a Europa, ahora son otros grandes estudios, en este caso Pinewood, ubicados en Buckinghamshire, Inglaterra, a unos 27 km al oeste de Londres, quienes están dispuestos a abrir sus sets de rodaje -con todos sus secretos- a los seguidores de sagas como las de James Bond, Star Wars o Los Vengadores.

Pinewood Studios

Con el nombre de Screen Hub UK, el espacio, de más de 310.000 m2, incluirá una atracción principal inspirada en sus películas más famosas y llamada Pinewood Studios Experience.

Allí se podrán visitar los sets de rodaje reales de algunas de las películas, series de televisión y anuncios rodados en sus más de 80 años de vida. De hecho, en sus instalaciones se han grabado éxitos de taquilla que van desde Alien (1992) a Chacal (1973) pasando por Charlie y la fábrica de chocolate (2005).

También hasta 16 películas de James Bond, entre ellas Desde Rusia con amor (1963), Goldfinger (1964), El mañana nunca muere (1997), Muere otro día (2002), Casino Royal (2006), Skyfall (2012) y de las sagas Star Wars, en concreto el Episodio VII, El despertar de la fuerza (2015) y de Harry Potter, Harry Potter y las Reliquias de la muerte, las partes 1 y 2, en 2010 y 2011 respectivamente. También se rodó allí la serie original de Los Vengadores en los años sesenta con la recientemente fallecida Diana Rigg.

El momento adecuado

Según explicó la compañía en un comunicado, se trata de “el momento adecuado” para realizar esta inversión estimada en 450 millones de libras (489,3 millones de euros).

Recientemente Disney firmó un acuerdo con el estudio para utilizar durante, al menos, una década, al menos 20 sets y otras instalaciones del complejo. Lo hacía poco después de conocerse que Netflix había firmado uno similar, en este caso para hacerse con los estudios Shepperton, con los que Pinewood se fusionó en 2001.

Con esta inversión la compañía busca convertirse en “un centro de crecimiento global de la industria de las pantallas”.

Por eso, además de la atracción ideada para visitantes, se incluirán nuevas instalaciones de producción de películas que permitan conocer en vivo cómo es el rodaje de una cinta.

La millonaria industria del cine

También se planean la construcción de un centro de capacitación y formación y otro dirigido al impulso de las industrias creativas, además de un ‘campus verde’.

Según sus estimaciones, el lugar servirá para crear 3.500 nuevos empleos y generará unos 250 millones de euros anuales a la economía así como otros 135 millones en concepto de turismo.

Para el presidente de Pinewood, Paul Golding, con este plan se reconoce a los estudios y su actividad como “un activo económico importante” del país y servirá para “fortalecer el cine británico”.

a.
Ahora en portada