‘Nomadland’ reina en los Bafta (y acelera para los Oscar)

Mejor película, mejor dirección (Chloé Zhao), mejor actriz protagonista (Frances McDormand) y mejor fotografía (Joshua James Richards): el nuevo nomadismo norteamericano triunfa en los primeros Bafta virtuales

El viaje comenzó en septiembre de 2018, en Dakota de Sur. Un equipo de 36 personas inició un recorrido que les llevaría durante 36 meses por Nebraska, Nevada, California y Arizona. Al mando la directora Chloé Zhao que no dudó en embarcarse en una autocaravana para conocer de primera mano la comunidad de nuevos nómadas que pueblan las carreteras de los EE UU. Tres años después, el insólito proyecto Nomadland se corona en los Bafta (y pone el turbo hacia los Oscar, a los que acude con seis nominaciones). 

El libro de Jessica Bruder, en España publicado como País Nómada. Supervivientes del Siglo XXI por Capitán Swing, fue el germen. La actriz Frances McDormand y el productor Peter Spears adquirieron los derechos de la obra en 2017 y pensaron en la cineasta de origen chino tras los reseñables Songs My Brothers Taught Me (2015) y, especialmente, The Rider (2017) para llevarlo a la pantalla grande. 

La propia McDormand interpretaría a la protagonista, Fern, una viuda que deja un pueblo (Empire, en Nevada) condenado a desaparecer tras el cierre de la única empresa que lo sostenía para convertirse en nómada por las carreteras del oeste americano. Es uno de los pocos personajes de ficción: el resto, incluidas Linda May y Charlene Swankie, son personas reales. Justo las que Zhao y Richards se propusieron encontrar a bordo de su caravana ‘Akira’ a la vez que experimentaban de primera mano la comunidad generada en torno a esta nueva forma de vida, en gran parte producto de la crisis de 2008. 

Linda May con su pequeño remolque. Foto Capitán Swing.
Linda May es una de las nómadas reales que actúa en la película de Zhao. Foto: Capitán Swing.

Cuatro premios Bafta 

Ganadora del Globo de Oro a la mejor dirección, un León de Oro veneciano y el Premio del Público en Toronto, entre otros muchos precmios, Nomadland fue también la gran triunfadora de la 74 edición de los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas de la Televisión (Bafta) al cosechar hasta cuatro galardones. 

La gala, totalmente virtual debido a la pandemia, tuvo lugar en un desierto Royal Albert Hall de Londres que contó apenas con la presencia de los dos presentadores, Edith Bowmann y Dermot O’Leary, y las personalidades encargadas de entregar los premios (y a la que tampoco asistió el presidente de los Bafta, el príncipe Guillermo, por la reciente muerte de su abuelo Felipe de Edimburgo, primer presidente de la Academia británica entre 1959 y 1966). 

Nomadland partía como gran favorita con 7 nominaciones y no defraudó. La directora, Chloé Zhao, se hizo con la máscara dorada a la mejor película y mejor directora. Su compañero de viaje (en la autocaravana y en el rodaje) Joshua James Richards ganó el de fotografía y McDormand el de mejor  actriz protagonista (se quedó sin Globo de Oro pero coge carrerilla para el Oscar). 

El viaje comenzó en septiembre de 2018, en Dakota de Sur. Un equipo de 36 personas inició un recorrido que les llevaría durante 36 meses por Nebraska, Nevada, California y Arizona. Al mando la directora Chloé Zhao que no dudó en embarcarse en una autocaravana para conocer de primera mano la comunidad de nuevos nómadas que pueblan las carreteras de los EE UU. Tres años después, el insólito proyecto Nomadland se corona en los Bafta (y pone el turbo hacia los Oscar, a los que acude con seis nominaciones). 
Chloe Zhao recibiendo el premio al mejor director en los Bafta. Foto: Bafta | EFE | EPA.

“He hecho muy orgullosos a mis profesores del colegio”, bromeó Zhao por videoconferencia al convertirse en la segunda mujer en ganar el premio a mejor dirección en 53 años de historia de los Bafta, tras Kathryn Bigelow por The Hurt Locker, antes de agradecer el premio a los nómadas que les acompañaron en la grabación de la película y a través de los cuales se refleja, de forma cruda, un estilo de vida que se mueve dolorosamente entre la obligación y la elección. 

“Compartieron con nosotros sus sueños y sus frustraciones. Esta película muestra que aún tenemos mucho que mejorar como sociedad”, añadió la directora.  

De ‘El Padre’ a ‘Minari’ 

En el resto de galardones destaca el premio al mejor actor para Anthony Hopkings por El padre, que se disputaba con el desaparecido Chadwick Boseman. Hopkings lo conseguía 27 años después de su último Bafta (sin contar con los premios honoríficos) y se convierte en el actor de más edad en lograr el galardón. La cita obtuvo también el reconocimiento al mejor guion adaptado. 

MINARI, de Lee Isaac Chung. Foto. David Bornfriend/A24.
MINARI, de Lee Isaac Chung. Foto: David Bornfriend/A24.

Como mejor actriz de reparto se reconoció el trabajo de Yuh-Jung Young en Minari, otra cinta que avanza a pasos agigantados hacia los Oscar mientras reinterpreta el sueño americano a través de una familia surcoreana que se instala en el Arkansas de los años 80. 

Daniel Kaluuya, por su parte, de hizo con el Bafta a mejor actor de reparto por Judas and the Black Messiah

Rocks, de Sarah Gavron, que partía con siete nominaciones, tuvo que conformarse con dos galardones, los de mejor casting y mejor actriz revelación, en este caso para Bukky Bakray. Dos premios se llevaron también Soul, a mejor película de animación y mejor banda sonora, Una joven prometedora, a mejor película británica y mejor guion original, y La madre del blues, a mejor maquillaje y mejor diseño de vestuario. 

La película danesa Otra ronda, favorita también para los Oscar, se impuso como mejor película de habla no inglesa, mientras que el director taiwanés Ang Lee (Brokeback Mountain, La vida de Pi) recibió un Bafta de honor en reconocimiento a su carrera. Lo que el pulpo se llevó consiguió también su premio como mejor documental.

a.
Ahora en portada