La fantasía de Studio Ghibli estrenará el mayor museo del mundo del cine

El Museo de la Academia de Hollywood dedica al japonés Hayao Miyazaki, padre de ‘La princesa Mononoke’ y ‘El viaje de Chichiro’, su muestra inaugural

Después de varios retrasos aún habrá que esperar unos meses más, hasta el 30 de abril de 2021 -si la situación sanitaria lo permite- para entrar en el Museo de la Academia de Hollywood. Al menos, ya sabemos con qué exposición inaugurará la ‘fábrica de sueños’ el mayor museo del mundo dedicado al cine: la dedicada al mundo mágico de Hayao Miyazaki.

Comisariada por la responsable de exposiciones del Museo de la Academia Jessica Niebel junto a J. Raúl Guzmán, la exposición está organizada junto al Studio Ghibli de Japón, que el propio Miyazaki fundó en 1985 junto a Isao Takahata. Se trata de la mítica factoría de la que han salido éxitos como La princesa Mononoke (1997), El viaje de Chihiro (2001) o El castillo ambulante (2004).

La magia del Studio Ghibli

Con más de 300 objetos, la exposición, ubicada en la Galería Marilyn y Jeffrey Katzenberg, explorará precisamente los largometrajes animados de Miyazaki, incluidos Mi vecino Totoro (1988) y el mencionado El viaje de Chichiro (2001), ganador de un Oscar a la mejor película de animación -sigue siendo la única película anime en contar con esta distinción-.

‘El viento se levanta’ (2013), Hayao Miyazaki. Imagen: © Studio Ghibli | NDHDMTK.

Organizada como un viaje, la exposición sumergirá a los visitantes en las seis décadas de trabajos del cineasta a través de imágenes originales a gran escala, diseños de personajes, guiones gráficos, fondos, carteles, storyboards y backgrounds (el segundo plano de una escena) pintados a mano y de extraordinaria belleza. Entre los materiales se cuentan muchas piezas nunca mostradas al público fuera de Japón.

También, por supuesto, proyecciones de cintas y entornos inmersivos en el mundo mágico de las películas y personales.

Para Toshio Suzuki, productor y cofundador de Studio Ghibli, lo importante es que los visitantes puedan conocer “el alcance del proceso creativo de Miyazaki”. Su genio, continúa, “es su poder de recordar lo que ve. Abre los cajones en su cabeza para sacar estos recuerdos visuales para crear personajes, paisajes y estructuras que rebosan de originalidad”.

Por su parte, el director del Museo de la Academia, Bill Kramer, destaca que se trata de la “presentación más completa” del trabajo del cineasta hasta la fecha y celebró la elección de un artista internacional para abrir las puestas del museo lo que, a su juicio, certifica “el alcance global” de la institución.

Hayao Miyazaki. Foto: Nicolas Guerin | Academia del Cine.

Un viaje de fantasía

“Hayao Miyazaki tiene una habilidad singular para capturar cómo percibimos la vida, con todas sus ambigüedades y complejidades”, explica Jessica Niebel. Y califica de “privilegio” colaborar con Studio Ghibli en la creación de una exposición dirigida tanto a los fans más acérrimos de Miyazaki como a aquellos que aún no están familiarizados con su trabajo”.

Pero volvamos a la exposición. Organizada temáticamente en siete secciones y en forma de viaje, arranca junto a Mei, de cuatro años, un personaje de Mi vecino Totoro, en el ‘Túnel del árbol’ que conduce a los mundos encantados de Miyazaki. Al salir, espera una galería sobre los principales personajes de Miyazaki en la que se explica cómo se desarrollan desde el concepto hasta el dibujo final.

Después se exponen trabajos de Miyazaki con Isao Takahata, entre ellos las primeras obras como animador, incluida la archifamosa serie de televisión Heidi.

La princesa Mononoke (1997), Hayao Miyazaki. Imagen: © Studio Ghibli | ND.

A partir de ahí, se accede a la galería ‘Creando Mundos’, un espacio que evoca los mundos fantásticos de Miyazaki, que van desde los bucólicos entornos naturales a los industriales, dominados por los trabajos y la tecnología que también son frecuentes en las películas de Miyazaki. Además, se exponen instalaciones, como Sky View, que aborda motivos habituales en sus animaciones como los deseos de volar, de reflexionar o de soñar.

‘Transformaciones’ sobre las asombrosas metamorfosis que a menudo experimentan tanto los personajes como los escenarios de las películas de Miyazaki y ‘Bosque mágico’, centrado en el papel místico de los árboles como puertas de entrada a otros mundos, son las dos últimas secciones de la exposición, salpicada de personajes como los espíritus del bosque -allí está el juguetón Kodama de La princesa Mononoke-.

La exposición se complementa con un hermoso catálogo de 256 páginas sobre los extraordinarios mundos cinematográficos del cineasta, proyecciones de películas en inglés y en japonés en los teatros del museo, actividades complementarias y merchandising creado en exclusiva junto a Studio Ghibli.

Imageboard, ‘Mi vecino Totoro’ (1988), Hayao Miyazaki. Imagen: © Studio Ghibli.

El esperado megamuseo de cine

Cuando por fin abra sus puertas, el Museo de la Academia será la principal institución del mundo dedicada al arte y la ciencia del cine en el mundo. A la vez inmersivo, experimental, educativo y entretenido, más que un museo pretende convertirse en lugar que aúne las más extraordinarias experiencias y conocimientos sobre las películas y la realización cinematográfica.

Diseñado por el arquitecto ganador del premio Pritzker Renzo Piano, el museo se levanta sobre el histórico edificio Saban, anteriormente conocido como el edificio May Company (1939), en la esquina de Wilshire Boulevard y Fairfax Avenue en Los Ángeles. El nuevo Saban contará con seis pisos, incluidos espacios de exhibición, el Teatro Ted Mann de 288 asientos, el Estudio de Educación Shirley Temple, espacios para eventos, cafetería y tienda.

a.
Ahora en portada