‘El chico’: la comedia triste de Chaplin vuelve en versión 4K

Cuando se cumplen 100 años de su estreno, una copia restaurada en versión 4K permite disfrutar de nuevo de esta joya de la historia del cine

La publicidad lo anunciaba como “Seis rollos de alegría” pero para Charles Chaplin su primer largometraje, El chico (The Kid), estrenado el 21 de enero de 1921, eran más bien “Sonrisas y, quizás, una lágrima”. Cuando se cumplen cien años del estreno de la película, 80 cines en España reestrenan una versión rejuvenecida gracias a una restauración en 4K que devuelve el brillo a esta joya inmortal.

La productora y distribuidora catalana A Contracorriente Films está detrás de esta copia, restaurada en 2015 en los laboratorios italianos L’immagine Ritrovata, tras un acuerdo de colaboración entre la Cineteca de Bolonia, que poseía una cinta original de El chico, y la compañía Roy Export SAS, que ostenta los derechos de autor de las películas realizadas por Chaplin desde 1918.

También en Amazon Prime Video y Filmin, la música -fundamental en una película muda como esta- es otra de las grandes novedades de esta versión. Originalmente compuesta por el pianista y arreglista musical Eric James, sus once temas fueron recompuestos por el propio Chaplin en 1972. Eso sí, manteniendo la velocidad de la partitura a 24 fotogramas por segundo.

En 2016, la música fue adaptada y dirigida por Timothy Brock con la colaboración de la Orquesta del Teatro Comunale de Bolonia. Es esta la versión que acompaña a esta cinta.

Comedia y drama autobiográficas

Cuando la dirigió y protagonizó, Chaplin ya había hecho medio centenar de cortometrajes. Este fue su primer largometraje, también la primera vez en la que mezcló comedia y drama.

Tras medio centenar de cortometrajes, ‘El chico’ fue el primer largo de Chaplin y también la primera vez en que mezcló comedia y drama

No fue muy lejos para buscar la inspiración: la historia, un niño abandonado por su madre que termina en los suburbios de una ciudad adoptado como hijo por un vagabundo hasta que intervienen los servicios de asistencia pública -y vuelve la madre, ahora una popular cantante- tiene bastante de la suya propia. La prematura muerte de su padre y el continuo internamiento de su madre en hospitales psiquiátricos motivó que, de niño, Chaplin pasara por varios orfanatos.

No impidió, sin embargo, que Chaplin llenase la cinta de humor, pillerías y amor, aunque también de momentos de tristeza y, sobre todo, de crítica social.

Una de las escenas de ‘El chico’. Foto: A contracorriente Films | EFE.

Ácida crítica social

En su estreno, la película fue un gran suceso, no solo por la expectación y la taquilla -la segunda más importante de ese año, solo por detrás de Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, sino también por su ácida crítica al puritanismo estadounidense y su condena sin matices a las mujeres solteras.

La escena en que la madre sale del hospital con su bebé y se funde con la imagen de Cristo llevando la cruz, en una metáfora de la pasión y el dolor sufrirá por tener que abandonar a su hijo junto al rótulo “La mujer cuyo pecado era ser madre” es una muestra.

Más adelante, la escena en que el niño es arrancado de los brazos de su padre adoptivo y lanzado sin ningún miramiento a la parte trasera de un carromato de los servicios sociales es, además de una imagen ya icónica de la historia del cine, el particular ajuste de cuentas de Chaplin con este sistema de asistencia que tan bien conocía en primera persona.

El chico fue considerada en 2011 una película “cultural, histórica y estéticamente significativa” por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y seleccionada para su conservación en el National Film Registry.

El chico, Charles Chaplin

Curiosidades

Entre sus curiosidades, fue también la primera vez en que un actor infantil saltaba al estrellato, en este caso James Coogan, cuya sobresaliente interpretación le reportó fama y dinero en grandes cantidades, si bien ambas se esfumaron cuando el niño creció, con una interpretación como Tío Fétido en la serie La familia Adams como principal papel.

Su nombre y su caso, con una demanda a su madre y su padrastro por despilfarrar las ganancias de su trabajo de por medio, finalmente daría lugar a la Ley de Actores Infantiles en el estado de California, bautizada como el Acta Coogan.

Según el portal de críticas Rotten Tomatoes, la cinta es prácticamente perfecta, con una puntuación de 100. Para IMDb, la calificación baja a 8,3 pero está en la posición 101 de las mejores películas reseñadas.

Se dice que la productora FilmNation Entertainment proyecta un remake animado de la cinta aunque, por el momento, no hay ninguna confirmación.

Una de las más recientes anécdotas relacionadas con El chico la encontramos en Madrid; según Efe, un vecino del centro de la ciudad aprovechó un inmaculado tejado cubierto de nieve que dejó el temporal Filomena para improvisar una proyección de este clásico del cine mundial de todos los tiempos.

a.
Ahora en portada