Siete vodkas artesanos españoles que marcan tendencia

Aunque el vodka nació en las heladas tierras de la Europa del Este que ocupan rusos y polacos, en España sabemos destilarlos tan bien como ellos

De acuerdo, el vodka es un invento surgido en Rusia o quizás en Polonia, – la verdad es que ni ellos mismos se ponen de acuerdo-, pero en otros países también se produce con muy buenos resultados. En España, sin ir más lejos, convive un pequeño grupo de destilerías artesanas que elaboran vodkas con criterio y logrados resultados.

El vodka, conocido también como: “el agua de la vida”, es uno de los destilados más consumidos en el mundo. Por otra parte, se dice que es el más atípico de los destilados existentes, ya que mientras que el whisky, el ron o el coñac, obtienen su sabor y aromas distintivos del proceso de destilación y posterior añejamiento en barriles de madera, el vodka va a contracorriente, pues su excelencia organoléptica procede de su proceso de destilación.

Actualmente, en España se producen vodkas puros tan valorados y exquisitos como los siete que sugerimos.

Pure Violet Potatoe Vodka

En 2018 nace en Padul, Granada, la destilería Yalma, fruto de la férrea voluntad de cuatro amigos, amantes de los destilados prémium, empeñados en lograr elaborar ginebras y vodkas únicos.

Así se gestó el exclusivo Pure Violet Potatoe Vodka, un destilado muy especial que lleva como principal y único ingrediente la reconocida patata violeta cultivada en tierras de Castilla y León. Un tubérculo con una fuerte personalidad que dota al vodka de un sorprendente sabor y textura.

Producido con el agua del deshielo de las montañas de Sierra Nevada, en su arduo proceso de elaboración es destilado hasta tres veces para conseguir una bebida única muy apreciada por los que buscan un gran vodka.

De personalidad inconfundible, Pure Violet Potatoe Vodka deslumbra en primer lugar por su elegante packaging. La bebida, de tonalidad cristalina, limpia y brillante, desprende aromas minerales, terrosos y profundos con recuerdos de manantial y un cierto deje a hierba fresca y sotobosque. En boca muestra dulzura natural, untuosidad y volumen, con un final realmente persistente y equilibrado.

Precio: 59,90€

Abyssal Vodka

En Jerez de La Frontera, Cádiz, tiene su origen uno de los vodkas más diferenciados de cuantos se elaboran en España. Se trata de Abyssal Vodka, destilado que no proviene del cereal o la patata, sino de un excelente vino oloroso de jerez.

Lo produce la bodega Williams & Humbert, fundada en 1877 por Alexander Williams y actualmente propiedad de la familia Medina, con un capital 100% andaluz.

Abyssal Vodka se elabora utilizando en su proceso de destilación los métodos más innovadores junto a procesos tradicionales. De hecho, los alambiques usados, son los mismos que se emplean en la producción del prestigioso brandy solera gran reserva Gran Duque de Alba. Además este vodka se sirve para su elaboración de jerez oloroso, al que somete a una triple destilación para conseguir la mayor pureza posible.

De color transparente y límpido, desprende aromas elegantes y especiados en nariz. En boca es suave, con cuerpo, equilibrado y presenta notas especiadas de pimienta y una persistencia y finura sin igual. 

Abyssal Vodka se presenta en un envase de vidrio negro de gran belleza, que protege a un vodka exquisito que tiene mucho de único e incomparable.

Precio. 33,50€

Basmoon Vodka

En la provincia de Álava, concretamente en Vitoria-Gasteiz, la microdestilería Basque Moonshiners produce reconocidos destilados, entre ellos: Basmoon Vodka. Un elixir que desde octubre de 2015 ostenta una medalla de oro al Mejor Vodka Premium otorgada en los premios Global Vodka Masters, organizados por la afamada publicación británica The Spirit Business.

Basmoon Vodka, cuya producción no supera las 1.100 botellas por lote y se numera y elabora a mano a partir de la resistente patata alavesa de siembra de la variedad agria, se destila cinco veces para conseguir su grado alcohólico idóneo.

Su sabor es meloso, goloso, dulce y equilibrado, con toques cítricos, a hierba fresca y a cacao, perfecto para tomar solo o con hielo. Un vodka artesano que encandila a los más exigentes catadores y a los más fervorosos aficionados a este destilado.

Precio: 28,00€

Nordés Vodka

Nos trasladamos a Galicia para conocer uno de los grandes vodkas artesanos españoles elaborados a partir de la patata: Nordés Vodka, creación de la destilería Atlantic Galicia Spirits, con sede en la localidad coruñesa de Vedra, muy cerca de Santiago de Compostela.

Mediante un delicado proceso se origina este vodka que es todo un homenaje a las terras galegas y a la patata, sencillo y humilde alimento tan apreciado en Galicia.

Nordés es un vodka genuino, con carácter, que se destila tres veces para preservar su personalidad y pureza, y que necesita de más de diez kilos de patata de las variedades kennebec y agria para elaborar una única botella, en un proceso realmente arduo y laborioso. Equilibrado y complejo, Nordés es un vodka cristalino a la vista, con aromas a alcohol de buena destilación, que en boca resulta suave, deleitoso, fino, placentero, glicérico y envolvente. Un gran vodka para grandes momentos.

Precio: 22,65€

Siderit Vodka Lactée

En Arce, Cantabria, la destilería Siderit procesa un insólito destilado denominado Siderit Vodka Lactée que emana de la leche. Es una rara bebida, pues se obtiene mediante la fermentación de los azúcares de la leche, es decir, de la lactosa.

Tras cinco destilaciones en alambique de vidrio, el líquido resultante se rebaja de los 96 grados a los 40 grados con la adicción del agua de mineralización débil del manantial de Ortigosa del Monte, radicado en la provincia de Segovia, y posteriormente, se deja descansar un mínimo de dos meses en depósitos. En el momento de ser embotellado pasa por cuatro filtrados naturales para eliminar cualquier tipo de impureza.

De esta forma se elabora un vodka de gran calidad que en 2014 consiguió la Gold Medal en San Francisco World Spirits Competition. De color transparente, limpio y puro, posee aromas florales, herbáceos y cítricos. En boca se desarrolla con soltura, equilibrio y elegancia, apareciendo toques especiados y picantes en el paladar. Es un vodka exquisito, suave y aterciopelado que resulta único si se comparte en combinados como el Bloody Mary o el Agua de Valencia.

Precio: 20,85€

R.I.P. VODKA

La destilería madrileña Singular Destilados Artesanos Premium produce un relevante destilado nombrado R.I.P. VODKA, elaborado con uva tempranillo, cereales y agua.

Es un vodka muy puro y 100% natural, con cuatro destilados, ningún filtrado, sin químicos ni azúcares añadidos. Su alcohol posee un aroma complejo con notas de fruta madura, frutos salvajes y toques florales.

Con un aroma que despide un final a frutos secos, uva y especias, tiene buen cuerpo y un sabor vibrante y decidido con recuerdos iniciales a uva pasa y cereal. Su retrogusto es permanente, regresando los sabores de uva y especias. R.I.P. VODKA es un destilado sedoso y untuoso que merece ser tomado sin hielo y muy frio. Como mucho, se dejaría cortejar con acierto con un buen caviar.

Precio: 28,00€ 

Santamania Craft Vodka

Y sin salir de Madrid catamos otro buen vodka: SANTAMANIA CRAFT VODKA, elaborado por Santamania Destilería Urbana. Su singularidad estriba en su diferencia, pues se produce con una base de alcohol proveniente de uva tempranillo, que le aporta melosidad y carácter.

Por otra parte, la calidad del agua utilizada es extrema pues procede de la Sierra de Madrid y es de mineralización débil. Además, es un destilado 100% natural, sin aditivos, colorantes o endulzantes de ningún tipo, y sin filtrar. De tonalidad totalmente cristalina, en nariz desprende aromas cítricos perfectamente integrados.

Su sabor es fresco, sugerente, con un paladar ligero y agradable con notas de uva verde. Para disfrutar convenientemente un vodka tan rico, lo mejor es servirlo con mucho hielo, y añadirle un buen chorro de zumo de naranja recién exprimido.

Precio: 22,20€

a.
Ahora en portada