Cómo atrapar el espíritu de Río de Janeiro (aunque no haya carnaval)

A través de caipirinhas y platillos de cocina carioca se puede revivir la alegría de Río de Janeiro en casa, aunque no haya comparsas en el Sambódromo

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.

marc-schulte-A3EfEbpcWiM-unsplash (1)

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.

Los desfiles de las escuelas de samba del Carnaval de Río, considerados como el mayor espectáculo del mundo al aire libre y principal atractivo de la fiesta, pueden concentrar en dos noches en el Sambódromo a 145.000 espectadores.

Y sin olvidar a los cerca de 5.000 integrantes de cada una de las 14 agrupaciones y las miles de personas necesarias para el evento, que suman a los desfiles secundarios y los blocos populares, fiestas callejeras que iban a ser un peligro en el segundo país con más víctimas mortales del mundo por la pandemia. 

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
No habrá comparsas, pero se puede rescatar el espíritu festivo de los cariocas. Foto: Matheus Frade

Se posterga el baile pero queda la gastronomía

Sin embargo la gastronomía siempre ha jugado un papel importante en estos días y a pesar de las restricciones lo va a seguir haciendo.

La comida brasileña es parte importante en carnaval y tiene su bocado rey en la feijoada, un plato muy contundente a base de frijoles negros, tocino y carne de res en salazón, un festival hipocalórico que permite a los ‘carnavaleros’ mantenerse durante horas sin ingerir nada más, que se suele acompañar de cítricos para conseguir una mejor digestión. 

La ‘feijoada’ permite a los miembros de las comparsas bailar durante horas sin ingerir bocado

El segundo plato del top ten de Río es el fricasé, a base de pollo o pato, que se devora abundantemente en todas sus versiones durante los carnavales.

Consiste en un guiso donde los alimentos se fríen con huevos batidos, condimentados con limón y perejil.

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
Infografía Jordi Català

Decir salgadinho es decir Río de Janeiro

Los aromas de los salgadinhos se detectan por todas partes a lo largo de los desfiles. Son unos snacks salados muy populares entre los cariocas, que pueden ser asados o fritos.

Entre ellos están las croquetas de mandioca (croquetas de yuca, hechas con huevo y cebolla), los muslitos de pollo y el tradicional pan de queso. 

La coxinha es el más popular salgado en todo Brasil. Se hace con carne de pollo, cubierta en masa y se frita. La forma recuerda el muslo del pollo, y de ahí coxinha de frango (muslito de pollo).

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
Infografía Jordi Català

Otro salgado muy famoso es o pastel a base de una masa especial y relleno con carne, queso o pollo. 

O pao de batata es otro salgadinho a base de harina de patata y relleno de queso, acompañado de distintos ingredientes.

Y la lista sigue con delicias como el joelho de queijo con presunto, el rissole de camarão, la empada, la sfirra, los bolinhos de bacalhau (croquetas de bacalao), así como los pinchos de camarones y pan de queso. 

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
Infografía Jordi Català

También se come mucho speto (brocheta) de carne vacuna, salsichas y frango (pollo).

Y de postre los pasteles y bolos (tortas) que son también muy comunes y poseen una gran variedad de formas y rellenos, sean salados, dulces y picantes, desde frutas a pescado y carne.

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
Infografía Jordi Català

La caipirinha, siempre presente

Este coctel típico de Brasil se elabora con cachaça (licor de caña de azúcar), limón, lima y azúcar. 

El secreto de una buena caipirinha se encuentra en el fondo de lima y azúcar

La cachaça es un destilado tradicional brasileño a base de jugo de caña de azúcar fermentado y destilado. Se suele servir con pajitas, pues el secreto de una buena caipirinha se encuentra en el fondo de lima y azúcar, en la parte inferior del recipiente. 

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
La feijoada, un plato calórico para resistir el baile carioca. Foto Turismobr.com

Llega a España una de las cachaças de más renombre

Vamos a elaborar unas caipirinhas para sentirnos como en Copacabana en pleno carnaval, pero eso sí con una importante novedad en España, en donde reina desde hace años un clásico como Velho Barreiro.

Se trata de Santo Grau, una cachaça esperada por los aficionados a los destilados de caña que ya se puede adquirir en el país.

Santo Grau elabora sus destilados de forma artesanal en Paraty, patria de la cachaça y en el seno de la misma familia desde 1803. Se trata de la cachaça premium más vendida en estos momentos en Brasil.

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
Caipirinha Santo Grau Paraty

Tres propuestas para recordar el carnaval

Santo Grau Paraty es una cachaça blanca que presume de aromas y sabores que evocan las playas de Río de Janeiro, es muy transparente a la vista, y se extrae de una cosecha manual de la caña de azúcar y sin quemado. Posteriormente es destilada en alambiques de cobre calentados directamente al fuego.

Muy perfumada, posee un aroma afrutado y muy intenso, con un sabor ligeramente suave y afrutado.

Se puede consumir pura o combinada como caipiriña, aunque es ideal también para consumir con refresco de limón.

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
Diversas propuestas para descubrir la caipirinha. Foto Santo Grau

Hay tres opciones para descubrir:

– La Caipirinha Perfecta: a base de cachaça, lima o limón y/o angostura como alternativa, azúcar y hielo

– Caipirinha de Fresa: preparada a base de cachaça, fresas, azúcar y cubitos de hielo

– Cachaçito: ocho hojas de menta, zumo de lima, a gua con gas, sirope de azúcar o de almendras y hielo

No, este año tampoco habrá carnaval en Río de Janeiro. A pesar de la campaña de vacunación contra la covid-19, los organizadores y el alcalde Eduardo Paes saben que no llegan a tiempo para cumplir con las normas de seguridad para julio, que se había planteado como fecha alternativa.
Selección de salgadinhos. Foto Nathalia Segato – Unsplash

En compañía de vinos de Jerez

Santo Grau Paraty, llega acompañada de Santo Grau Solera Pedro Ximenez, una cachaça con crianza en las mismas barricas utilizadas para elaborar del vino más antiguo de Jerez, propiedad de la bicentenaria empresa española Osborne.

Un envejecimiento, insólito para una cachaça a través del sistema tradicional de crianza y soleras. 

Debido a la naturaleza del propio vino y a las características de la uva original se produce un endulzamiento nartural sin azúcares añadidos.

a.
Ahora en portada