Restaurante Mr Porter: claro que una brasería puede ser muy chic

Mr Porter reabre en Barcelona con una nueva propuesta gastronómica en el elegante hotel Sir Victor, donde su carta se combina con una sofisticada puesta en escena

Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.

Despliegue de sabores de mar y montaña con entrantes. Foto Mr Porter

Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.

Del bol metálico surge una cortina blanca generada por el nitrógeno líquido mientras el camarero gira y gira la manivela sin parar.

Es el proceso para crear el Ice Cream Lady, que luego servirán en una plancha de sal del Himalaya con frutos secos. Por supuesto, todos los móviles filman y fotografían la puesta en escena.

-¿Pero no es más fácil conectar la batidora a la corriente eléctrica?
– Sí, pero no sería el mismo espectáculo

Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.
El fundador del grupo define: «No creo restaurantes, creo experiencias»

Una renovada experiencia gastronomía en Barcelona

De eso se trata Mr Porter: vivir una experiencia gastronómica que va más allá de sentarse a comer y probar platos que, en su mayoría, giran en torno a la brasa.

El restaurante, que reabrió este viernes 1 tras la pandemia, renueva su propuesta gastronómica en su extensa sala de 300 metros cuadrados en el hotel Sir Victor, el ex Hotel Omm. que se encuadra en la oferta de hoteles de cinco estrellas boutique que pisan con fuerza en Barcelona.

La entrada a Mr Porter se hace por una puerta lateral, como si fuera un restaurante clandestino, hasta que el comensal se sorprende por la elegancia del salón de 300 m2

La entrada al restaurante se hace por una puerta lateral, como si fuera un sitio clandestino, en vez de acceder por la sala de grandes ventanas del hotel, con sus sillones de diseño y libros de formato XL.

Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.
La pecera de vinos divide las salas. Foto Mr Porter

Un restaurante de diseño

Tras pasar por una gruesa cortina, a un lado un DJ va sazonando el ambiente, que oscila entre la elegancia de clase ejecutiva y la pasarela gastro-chic.

En grandes sillones, en la barra de la mesa de mármol, en mesas largas dotadas de banquetas se presentan diferentes ambientes diseñados por el estudio BK Architects, ya sea algunos más reservados para parejas y otros más luminosos para grupos de amigos o colegas.

Sus promotores lo presentan como “una brasería tradicional elevada a un nuevo nivel de elegancia y estilo”.

Pues de eso se trata, porque es la receta que la sociedad The Entourage Group ha puesto en marcha en Ámsterdam en 2015 y luego ha expandido con diferentes restaurantes y coctelerías lounge en Hamburgo, Múnich, Ibiza (en esta isla, con el Izakaya Asian Kitchen y la hamburguesería gourmet The Butcher) y próximamente, Milán.

Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.
El estudio BK Architects realizó el diseño del interior. Foto Mr Porter

A un lado de la sala del restaurante hay un bar panorámico de 360º grados, donde preparan combinados como el It’s About Thyme, el Fox in the City o el Winter Escape, entre una veintena más; y el espacio está dividido por una pecera de vinos donde, muy discretamente, se desciende por una escalera de madera hacia los lavabos.

Allí hay un gigantesco espejo tachonado de luces como vestuario de diva, que permite a ellas y ellos prepararse para volver a ver y ser vistos.

Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.
Té, cava y delicatessen para la tarde. Foto Mr Porter

Una muestra del menú de Mr Porter

El menú degustación que Mr Porter ofreció a la prensa e invitados previo a su reapertura fue un interesante despliegue de aromas y sabores que se pueden encontrar en su carta.

«No creo restaurantes, creo experiencias».

Yossi Eliyahoo, fundador de The Entourage Group
Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.
Carnes, pescados y mariscos a las brasas conforma el menú. Foto Mr Porter

La focaccia artesanal con hummus dio paso a un elaborado sashimi de Hamachi picante (pero poco, por suerte), y un elegante carpaccio de roast beef.

Tras la lubina al horno con un puerro asado, fue el turno de un magnífico chateaubriand (corte que se obtiene a partir del solomillo de vacuno) acompañado por un foie gras, una acertada combinación de sabores cárnicos, acompañado de broccolini con ajo negro y boniato al horno.

Ya pasó la cena, es el momento del postre, y en la mesa hay un coco thai ahuecado y dos profiteroles. Pero llegan dos camareros con un carrito con una batidora, en la que vierten la nata y lo agitan con una manivela en vez de usar un generador eléctrico.
Preparación del Ice Cream Lady. Foto Lys Ortega

La carta presenta otros platos contundentes para amantes de las carnes, como el Bone-in-filet (corte de 450 gramos), los potentes New York y Rib-eye con hueso (ambos de 750 gr) y el exagerado Mr Porter, que puede superar los 1.100 gr.

Y luego los postres, con ese despliegue de sabores dulces y frescos que, como en su sello de identidad, combinan la puesta en escena con la gastronomía. De hecho, así lo describe Yossi Eliyahoo, fundador de The Entourage Group: «No creo restaurantes, creo experiencias».

a.
Ahora en portada