Ocho terrazas para tocar el cielo en Sevilla

Un paseo sobre los tejados sevillanos, de Triana a Santa Cruz, para admirar las vistas más impresionantes de la ciudad

Más de 300 espectáculos de teatro, música y danza, englobados en el programa ‘Veraneo en la City’ hacen de este verano el más interesante en cuanto a programación cultural de los últimos años en Sevilla. Son propuestas que suman atractivo a la ya apetecible capital andaluza, que en época estival se disfruta especialmente al aire libre.

Recortadas contra la Giralda o al pie del río, de Santa Cruz al barrio de Triana pasando por San Lorenzo y la Alameda de Hércules, las terrazas donde disfrutar de la gastronomía o tomar una copa son las mejores aliadas en la ciudad.

Más aún si se ubican en miradores que permiten, además, conocer diferentes caras de la ciudad y llenar nuestra retina con las vistas más espectaculares.

Por eso, cuando volvamos a Sevilla, lo haremos desde el aire: no te pierdas esta selección de terrazas y azoteas para tocar el cielo.

Hotel Inglaterra

Una de las terrazas clásicas en la ciudad es la del Hotel Inglaterra, que se sirve de la ubicación del este establecimiento, a apenas 250 m de la Catedral, para ofrecer vistas increíbles del centro de Sevilla, donde casi se puede tocar la Giralda con la punta de los dedos.

Vistas desde la terraza del Hotel Inglaterra.

Abierta todo el año, y en la última planta del hotel, en verano es especialmente agradable para ver la puesta de sol, cenar con música en directo o bien disfrutar de uno de su ya famosa barra de cócteles gin-tonics.

EME Catedral Mercer

En pleno barrio de Santa Cruz y rivalizando en vistas sobre la Giralda y el skyline histórico con el anterior nos espera el EME Catedral Mercer. Sobre un edificio típico andaluz del siglo XVI se abre una terraza moderna y actual, la Terraza del EME, una azotea perfecta para un atardecer romántico o una cena elegante.

Terraza EME. Foto: EME Catedral Mercier.

Un amplísima carta de cócteles con y sin alcohol, ginebras, rones, whiskies, bourbons, tequilas y mezcales, además de vinos, cavas y champagnes hacen de su oferta una de las más amplias. Con reserva previa.

Tamarindo by Pura Vida

Casi cobijados por la Setas de la plaza de la Encarnación, el ya famoso Parasol Metropol diseñado por el arquitecto Jürgen Mayer, nos refugiamos en la terraza Tamarindo by Pura Vida del hotel Casa de Indias.

Inaugurado en 2019 por el grupo Intur Hoteles, el establecimiento llenaba de vida un edificio con nada menos que cuatro siglos de historia.

Terraza Tamarindo By Pura Vida. Foto: Intur Hoteles.

Cócteles diseñados especialmente para la terraza, conciertos acústicos de flamenco e impagables vistas sobre las Setas, además de una agradable piscina, son algunas de las razones por las que se ha convertido ya en una de las terrazas imprescindibles de la ciudad hispalense.

María Trifulca

Elevado sobre el Puente de Triana, en el edificio que una vez albergase la estación de la Compañía de Vapores que unía Sevilla con Sanlúcar de Barrameda, y con hasta dos terrazas en diferentes niveles, María Trifulca cuenta con otro de los espacios más deseados de la ciudad.

Espacio Mirador en María Trifulca.

Con un homenaje a la antigua playa de Sevilla, conocida a mediados de siglo XX por el nombre de María Trifulca -parece ser que debido a una mujer que regentaba un puesto de venta en la ya extinta playa- y con vistas sobre el Guadalquivir y la calle Betis, el establecimiento hoy ofrece una gastronomía moderna, basada en productos del mar pero con espacio también para excelentes carnes.

Terraza Patio de la Alameda

En la Alameda de Hércules y en el hotel del mismo nombre encontramos la Terraza Patio de la Alameda. Con una perspectiva circular, desde el segundo piso de este histórico hotel se obtienen vistas diferentes de la ciudad, que incluyen la Torre de Don Fadrique, Torre Sevilla y las Columnas de Hércules.

Skyline de Sevilla desde la azotea del Hotel Patio de la Alameda.

Cuenta con una zona acristalada y otra exterior, ambas de decoración moderna y minimalista. Ofrecen cafés, tartas, cócteles, cervezas artesanas y picoteos y abre todo el año.

Roof y Cía

En el barrio de San Lorenzo, dentro del hotel boutique Casa Romana, está Roof y Cía, la terraza “que lo tiene todo”. Tiene vistas, tiene copas, tiene jacuzzi y tiene un excelente ambiente con música en directo a cargo de un DJ residente.

Roof y Cia. Foto: Hotel Casa Romana.

Doña María

Volvemos al centro y a las vistas sobre la Giralda con la terraza del Hotel Doña María. Construido en una casa palacio del siglo XIV y convertido en hotel en 1969, Doña María cuenta no con una sino con dos terrazas y una piscina (esta sí, exclusiva para clientes alojados) en su cuarta planta.

También disponible para eventos, es un lugar mágico para una copa en las noches de verano, con una decoración moderna, buena música y un ambiente muy agradable.

Terraza del Hotel Doña María, en el centro de Sevilla.

Vincci La Rábida

Perfecta para una cena con vistas a la catedral, la terraza del Hotel Vincci La Rábida que no por nada se llama El Mirador de Sevilla, ofrece una carta en la que destaca la cocina tradicional sevillana con pinceladas de sofisticación a través de una colección de recetas seductoras que invitan a descubrir Sevilla desde el sentido del gusto.

Comandado por Alberto Garrido, entre sus platos encontramos croquetas de zamburiñas, atún rojo de almadraba, yaki udon con tallarín de sepia, medallón de presa iberica, o cus-cus.

Mirador de Sevilla en el Hotel Vincci La Rábida.

Y todo en un distinguido de este hotel sevillano, el predilecto de los toreros, diseñado a partir de una casa palacio del siglo XVIII.

a.
Ahora en portada