Dónde están los Soletes Repsol: los restaurantes que recomendarías a tus amigos

Chiringuitos, terrazas, heladerías, cafés, barras, tabernas o restaurantes con encanto están entre los 1.000 primeros establecimientos en obtener el distintivo que concede Guía Repsol

Nadie duda ya de que en España tenemos una de las escenas gastronómicas mas interesantes del mundo, salpicada de restaurantes con distinciones, multipremiados chefs y grandes templos gastronómicos. Sin embargo, con listas de espera en muchos casos de varios meses y precios a la altura de sus menús, no son quizás la opción para todos los días.

Nadie duda ya de que en España tenemos una de las escenas gastronómicas mas interesantes del mundo, salpicada de restaurantes con distinciones, multipremiados chefs y grandes templos gastronómicos. Sin embargo, con listas de espera en muchos casos de varios meses y precios a la altura de sus menús, no son quizás la opción para todos los días.

Unos amigos acaban de volver de vacaciones justo del lugar al que vas en pocos días, ¿verdad que les pedirías recomendaciones de lugares para comer, para cenar o para tomar un helado? ¿Verdad que no esperarías que fueran las que aparecen en las guías habituales? ¿Verdad que te fiarías de sus impresiones?

Pues justamente esos son los lugares que destacan los Soletes, una nueva calificación que ha creado la Guía Repsol -el equivalente a los Bib Gourmand de la Guía Michelin– y que pone en el mapa chiringuitos, terrazas, heladerías, cafés, barras o tabernas, esos locales que destacan por la buena comida y el buen ambiente pero que no entrarían en la categoría de alta gastronomía.

Nadie duda ya de que en España tenemos una de las escenas gastronómicas mas interesantes del mundo, salpicada de restaurantes con distinciones, multipremiados chefs y grandes templos gastronómicos. Sin embargo, con listas de espera en muchos casos de varios meses y precios a la altura de sus menús, no son quizás la opción para todos los días.
Miga Caña, en el Mercado Vallehermoso de Madrid, es uno de los que estrena Soletes. Foto: Guia Repsol.

Primeros 1.000 Soletes

Lugares que tienen ese “no sé qué”, lugares que te sorprenden por la comida o en los que te tratan de forma que piensas “habría que darles un premio”. Justamente esos son los Soletes. Y Guía Repsol ha inaugurado la categoría nada menos que con 1.000 establecimientos, muchos de ellos fuera de los circuitos habituales y otros que, hasta ahora, eran el secreto mejor guardado del público local.

Un Solete es un lugar «que despierta una sonrisa» y seduce por su propuesta apetecible y asequible

Un equipo de expertos en gastronomía repartidos por España ha seleccionado los 1.000 primeros Soletes, que se reparten entre cincuenta provincias del país, con la “garantía de quien conoce la zona y los tipos de locales que abundan en ella”.

Según sus responsables, la iniciativa “responde a la demanda creciente por distinguir a tantos lugares desenfadados de los que sales con una sonrisa y que se convierten en un punto de referencia”. Son, además, sitios “auténticos”, ya sean modernos o con solera, y “asequibles”.

De hecho, si algo tienen claro es su “vocación popular”, por lo que siempre se encontrará una opción adecuada para cualquier bolsido. Y no, no es solo para visitantes: autóctonos y viajeros podrán hacer muchos descubrimientos gracias a esta guía, que se ofrece además en un práctico mapa interactivo en su web.

Nadie duda ya de que en España tenemos una de las escenas gastronómicas mas interesantes del mundo, salpicada de restaurantes con distinciones, multipremiados chefs y grandes templos gastronómicos. Sin embargo, con listas de espera en muchos casos de varios meses y precios a la altura de sus menús, no son quizás la opción para todos los días.
Tosta de pierna de ternasco de Aragón. Foto: El Rinconcico.

De mercados a casas de comidas

Respecto al tipo de establecimientos, podremos encontrar el distintivo Solete en la puerta de una bar o una casa de comidas, pero también de cafeterías, heladerías, sitios de comida rápida honesta (fast good), terrazas con vistas, vinotecas o sidrerías, de modo que cubran el consumo de cada momento del día.

También en barras de mercado, como el madrileño Mercado de Vallehermoso, donde tuvo lugar ayer su presentación y que cuenta con 2 de estos nuevos Soletes: Miga Cana, del que la guía recomiendia “Pídele a Karol que te prepare un vermut con espuma de naranja y no olvides las croquetas de jamón ibérico que bordan los hermanos Miguel y Fran Vicente”, y Batch, especializado en fermentados, kimchis, chucruts y vinos naturales.

Además, señala la directora de Guía Repsol, María Ritter, los Soletes son también “una oportunidad para poner en valor esos lugares emblemáticos que todos tenemos en nuestros barrios y pueblos, pero que a menudo no aparecen en las guías gastronómicas y de viaje”.

Además de esta conexión con lo tradicional, este proyecto nace con el espíritu de dar luz a las aperturas de lugares especiales a lo largo y ancho del país.

«Los Soletes buscan poner en valor esos lugares emblemáticos que todos tenemos en nuestros barrios y pueblos, pero que a menudo no aparecen en las guías gastronómicas y de viaje»

María Ritter

Soletes en todos los rincones

Al plantearse como edición cuatrimestral, será un listado en constante cambio, lleno de dinamismo, que se adapta a las ganas de la gente por probar y descubrir todo lo que es tendencia, ya tenga que ver con el resurgir de las raíces como por las propuestas jóvenes.

En una primera búsqueda encontramos un total de 1.000 referencias aunque, nos explican, “ya estamos trabajando la tanda de otoño en la que se prevé que se reconozcan otros mil”.

Entre ellos encontramos 142 en Castilla y León, 136 en Andalucía, 111 en Cataluña, 91 en el País Vasco, 80 en Galicia, 77 en Castilla-La Mancha, 57 en Aragón, 55 en la Comunidad Valenciana, 52 en Madrid, 40 en Canarias, 35 en Baleares, 33 en Extremadura, 20 en la Región de Murcia, Asturias, Navarra y La Rioja, 17 en Cantabria, 8 en Melilla y 3 en Ceuta.

Además de por provincia, también se puede hacer la búsqueda por tipo de establecimiento para encontrar, por ejemplo, más de 200 bares, tascas y barras, bien en ciudades o bien en pequeñas localidades, como La Autóctona, en Mogarraz, un pueblo salmantino de apenas 300 habitantes.

Algunas direcciones son ya clásicas, como La Ardosa en Madrid, conocida por su tortilla y por ser uno de los restaurantes centenarios de la capital, pero también se descubren otros no tan conocidos, como El Rinconcico, en Mora de Rubielos (Teruel), donde probar un “fantástico menú diario” y especialidades como el ternasco de Aragón al horno y la famosa trufa negra.

Precisamente en verano merece la pena identificar heladerías recomendadas, que van desde Kalúa en Madrid y Málaga a Colón en A Coruña, pasando por Islandia en Gijón y el Rocambolesc de Jordi Roca y Alejandra Riva en Girona. También hay sitio para espléndidas horchaterías, como Vida en Alboraya (Valencia).

Nadie duda ya de que en España tenemos una de las escenas gastronómicas mas interesantes del mundo, salpicada de restaurantes con distinciones, multipremiados chefs y grandes templos gastronómicos. Sin embargo, con listas de espera en muchos casos de varios meses y precios a la altura de sus menús, no son quizás la opción para todos los días.
Maria Ritter colocando el distintivo en uno de los establecimientos con Solete. Foto: Guía Repsol.

Diseño de Luis Úrculo

El diseño del Solete lleva la firma de Luis Úrculo, al igual que los Soles presentados en 2019. Se ha querido continuar la misma línea gráfica –para garantizar que sean reconocibles y se relacionen rápidamente con Guía Repsol–, pero adaptándola al carácter de la nueva calificación: amable, cercano y universal.

La imagen del Solete cuenta con dos particularidades: el contorno difuminado y la sonrisa, la misma con la que reciben en los locales calificados con un Solete y con la que después vuelves a casa.

a.
Ahora en portada