Comer (muy bien) en casa: los mejores restaurantes con delivery en Barcelona

Casual, de precio medio y alta gastronomía, cada vez más restaurantes ofrecen comida a domicilio en Barcelona

El paradigma ha cambiado pero el objetivo es el mismo: nos encanta comer, y comer muy bien. Sin servicio, sin decoración especial y sin necesidad de moverse del sofá, estas son algunas de las mejores opciones de comida a domicilio en la Ciudad Condal.

Opciones casual

Can Pizza: Ya no es necesario peregrinar hasta El Prat para disfrutar de cualquiera de las pizzas que se elaboran en el horno de Can Pizza, porque además de que han abierto diferentes sucursales por Barcelona, Badalona y hasta planean su desembarco en Ibiza, cuentan con un estupendo servicio a domicilio gracias al cual su masa, esa masa perfeccionada hasta el delirio, llega crujiente y sabrosa directa hasta nuestro domicilio.

Goiko Grill. Los reyes de la hamburguesa especialistas en el chorreo del queso derramándose y la yema de huevo tiñéndolo todo llevan años perfeccionando el arte del delivery para cualquiera de sus afamadas hamburguesas, elaboradas todas ellas con carne de origen español e ingredientes de primera calidad. Y si fuera poco, también permiten elaborar tu propia creación. Y por supuesto también te la llevan a casa.

Ramen Ya-Hiro: Tener la oportunidad de disfrutar del mejor ramen de Barcelona sin tener que hacer la permanente cola que se forma frente al escueto local de Ya-Hiro es, de hecho, una buena noticia. Ahora el restaurante ofrece servicio de regida en el local de lunes a sábado, pero también a domicilio con la plataforma UberEats (solo recorren un radio de 4km). Lo mejor de este ramen a domicilio es que tenemos la seguridad de que llega en su punto, ya que como ellos mismos confirman: “la pasta del ramen (caliente) la entregamos sin hacer para no perder calidad. Y adjuntamos instrucciones para montar tu ramen en casa”. Arigatou.

Foto: Ramen Ya Hiro.
Foto: Ramen Ya Hiro.

La taquería: Puro México en Barcelona para hacernos llegar hasta la cocina lo mejor de la gastronomía callejera mexicana: los tacos. La taquería, el proyecto personal de Marc Serracanta, Hector Tlaseca y Rodrigo Omaña incluye platos sin complicaciones, con mucho sabor y sobre todo, autenticidad. Las quesadillas de flor de calabaza son uno de los platos estrella de un menú sencillo con el que viajar hasta el mismísimo DF.

Bar Torpedo: La apuesta más canalla del cocinero Rafa Peña (Gresca) tiene también su versión a domicilio, y a un precio francamente asequible con “bocadillos” como él mismo denomina a su hamburguesa de carne madurada, queso fundido y pepinillo (10,90€) o el de albóndigas, tomate, mozzarella y albahaca (8,90€). Para terminar de redondear el plan, el menú ofrece una más que aceptable variedad de vinos naturales. Y ya tenemos el plan perfecto sin necesidad de movernos del sofá.

Opciones precio medio

La Gran Familia Mediterránea. La llegada a Barcelona del cocinero Dani García no ha sido todo lo lucida que debería, pero sí que es deliciosa. El cocinero ha aterrizado en la Ciudad Condal con una propuesta de dark kitchen, o lo que es lo mismo, una cocina sin sala, nacida con el objetivo de abastecer solo a domicilio. García ofrece en su Gran Familia Mediterránea una amplia gama de productos que van desde sushi a su icónico brioche de rabo de toro, desde un costillar hasta un babaganoush. En la gastronomía del chef malagueño no hay límites y en su delivery, tampoco.

Croquetas que se disfrutan antes de comer. Foto La Gran Familia Mediterránea.
Croquetas que se disfrutan antes de comer. Foto: La Gran Familia Mediterránea.

Sakura-Ya: El origen, la tradición y la calidad de los productos se entremezclan para lograr una cocina única de la mano de Sakura-Ya, un restaurante que sin mucho ruido pero sí mucho tesón, se ha convertido en un clásico para los amantes del sushi más purista de Barcelona.

Con una completísima carta que no solo se limita a pescado, en Sakura-Ya es posible encontrar algunos de los platos más famosos de la gastronomía japonesa servidos sin estridencias, salsas innecesarias ni influencias tex-mex. ¡Por fin!

Llamber: Una oda a la cocina de proximidad con los mejores platillos de cocina “catariana” – fusión catalana y asturiana –, ahora en formato ‘Slow Fast Food’, para poder disfrutar en la intimidad de nuestra casa. ¿Suena bien? Pues sabe mejor. El festival gastronómico de Llambeando en Casa, incluye platos como el pulpo del pedreu cántabro, el trinxat de la Cerdanya de col lombarda y chimuchurri marino o la morcilla con chipirones.

Como novedad, Llamber ofrece un menú de mediodía para llevar o a domicilio, con una selección de los mejores platos de la carta (a elegir entre tres) incluyendo un momento dulce, bebida y pan a un precio de 12 euros.

GNOCCHI 29: A pesar de que no estamos acostumbrados a pedir pasta a domicilio, el hábito está a punto de cambiar gracias a un nuevo concepto de cocina italiana: deliciosos ñoquis caseros servidos con un packaging 100% biodegradable. Aquí todo suma.

El menú de GNOCCHI 29 propone una gran variedad de clásicos y no tan clásicos con platos que van desde los ricos ñoquis hechos en casa como el gnocchi clásico con ragout de conejo, a los mejores entrantes italianos para compartir como la big burrata 250g o el ya famoso vitello tonnato de BENZiNA, uno de los mejores restaurantes italianos de Barcelona.

Arroz caldoso de pescado de nuestro mercado de Santa Caterina y gamba roja. Foto Llamber.
Arroz caldoso de pescado y gamba roja. Foto: Llamber.

La Picanteria de l’Escribà: Este restaurante es el cruce de cuatro culturas gastronómicas: Perú, Brasil, México y Japón, y todo en el corazón de Poblenou, aunque su ubicación es lo de menos porque todo lo bueno que sale de su cocina, y no es poco, se sirve a domicilio en el área metropolitana de Barcelona.

A su rica gastronomía (tacos, ceviches, causas…) se une también una oferta de cócteles de autor elaborados por la prodigiosa mixologista Wilmien Bos, una auténtica graduada en el arte del cóctel que también -¡viva, viva!- sirven a domicilio.

Alta cocina a domicilio

Aspic: Dos tiendas gourmet con restaurante. Dos espacios únicos que cuentan con una cuidada selección de productos y de una carta que ahora también llega hasta nuestros domicilios. Aspic ofrece el servicio delivery en el que se entrega el pedido a domicilio, con la diferencia de que quién lo lleva es un experto de la casa que explica cómo servir, con que salsas y cómo calentar cada uno de los platos. Un excelente servicio a la altura de los grandes restaurantes en un formato perfecto para los amantes de todo lo gourmet.

La Taverna del Clínic: El restaurante, considerado un referente gastronómico en Barcelona y famoso por contar siempre con un producto excepcional, cierra puertas pero no su cocina, ya que acaba de lanzar su menú de delivery en el que incluye algunos de sus platos clásicos ahora para llevar, como el cochinillo deshuesado con parmentier, los canelones de pato y boletus, el tartar de solomillo de ternera, el de bogavante o el micuit de foie caramelizado con manzana. 

Foto: La Taverna del Clinic.
Foto: La Taverna del Clinic.

GoXO: Dabiz Muñoz (3 estrellas Michelin en DiverXO) llega por fin a Barcelona, aunque al igual que su colega Dani García lo haga bajo un formato delivery y no con un restaurante físico.

En cualquier caso, GoXO, su opción de alta cocina a domicilio que ya lleva meses funcionando en Madrid, aterriza en la Ciudad Condal con un no tan nuevo concepto pero con, esta vez sí, sus más afamados platos y creaciones a domicilio. 

Disfrutar: Por fin es posible probar de algunos de los platos más emblemáticos del restaurante Disfrutar (2 estrellas Michelin) sin tener que esperar mesa en su infinita lista de espera o lo que es lo mismo, en nuestra propia casa.

Y es que hasta ahí van a llegar platos como La Terrine de Campagne, su exquisita terrina de paté tradicional con un toque de kimchi, acompañada de una ensalada fresca con encurtidos y vinagreta de kimchi y tostadas de pan. Y sí, esto es solo el principio. Un consejo: conviene dejar sitio para el postre.

Delivery Disfrutar.
Delivery Disfrutar.

Vía Veneto: El empeño del chef David Andrés por reflejar la esencia de Via Veneto hasta en su delivery, algo nada sencillo para un restaurante cuyo valor es a priori inseparable del protocolo que acompaña sus platos, ha dado sus frutos. Con un precio medio de 50 euros por comensal, el restaurante promete, y cumple, acercar hasta nuestros domicilios lo mejor de la cocina tradicional catalana con algunas de sus elaboraciones más sofisticadas. Y si a estas alturas del artículo alguien se lo está todavía preguntando la respuesta es sí, por supuesto la propuesto incluye sus patatas soufflés y sus deliciosos canelones de pollo con su suave bechamel comme il faut.

a.
Ahora en portada