Estas son las ciudades más baratas para comer en restaurantes Michelin (y dos son españolas)

Mientras en Copenhague una cena en un restaurante con dos estrellas Michelin cuesta 384€, en Bangkok se paga menos de la mitad. En el top de las más asequibles se cuelan también Barcelona y Madrid

Cenar en un restaurante con estrella Michelin es una de las experiencias que se cuentan en las listas de deseos de cualquier amante de la gastronomía. Innovación, creatividad, técnicas, texturas, sabores y presentaciones se confabulan para llevar el acto de comer a un nuevo nivel de placer y descubrimiento. Por supuesto, este tipo de restaurantes tienen un precio que, en el firmamento mundial de la alta cocina varía según los menús, las estrellas y, sobre todo, los países.

Foto: Cinc Sentits (Barcelona).

Cenar en un restaurante con estrella Michelin es una de las experiencias que se cuentan en las listas de deseos de cualquier amante de la gastronomía. Innovación, creatividad, técnicas, texturas, sabores y presentaciones se confabulan para llevar el acto de comer a un nuevo nivel de placer y descubrimiento. Por supuesto, este tipo de restaurantes tienen un precio que, en el firmamento mundial de la alta cocina varía según los menús, las estrellas y, sobre todo, los países.

La publicación especializada Chef’s Pencil ha analizado los menús de 450 restaurantes de dos y tres estrellas Michelin en todo mundo para determinar cuáles son las ciudades en las que es más barato y más caro comer en un establecimiento con la máxima categoría de la famosa guía roja.

La comparación se basa en sus respectivos menú degustación, una propuesta de entre 8 y 12 platos que sirven habitualmente estos restaurantes y que, según el informe, se sirve por 216 euros en los locales de 2 estrellas y 306 en los de 3 estrellas.

Cenar en un restaurante con estrella Michelin es una de las experiencias que se cuentan en las listas de deseos de cualquier amante de la gastronomía. Innovación, creatividad, técnicas, texturas, sabores y presentaciones se confabulan para llevar el acto de comer a un nuevo nivel de placer y descubrimiento. Por supuesto, este tipo de restaurantes tienen un precio que, en el firmamento mundial de la alta cocina varía según los menús, las estrellas y, sobre todo, los países.
Tailandia es un auténtico paraíso para ‘foodies’. Foto: Jay Wennington | Unsplash.

Tailandia, el país más asequible

Según los datos, Tailandia es el país más asequible del mundo para darse un homenaje gastronómico en un restaurante ‘estrellado’ donde los menús cuestan, de media, 148 euros.

Le sigue Irlanda, el más barato de Europa, donde nos podemos sentar a la mesa de los chefs más premiados por 181 euros por persona.

Portugal y Europa ocupan los puesto quinto y sexto del ranking de los países donde es más barato comer en un restaurante con dos o tres estrellas Michelin

Los dos siguientes puestos nos llevan de nuevo al sudeste Asiático, para cenar en Corea del Sur y Taiwán (empatados en 182 euros el menú degustación).

A continuación se sitúa Portugal, donde el precio ronda los 186 euros, muy seguido de España, en el sexto puesto, con un ticket medio de 186,6 euros.

Cenar en un restaurante con estrella Michelin es una de las experiencias que se cuentan en las listas de deseos de cualquier amante de la gastronomía. Innovación, creatividad, técnicas, texturas, sabores y presentaciones se confabulan para llevar el acto de comer a un nuevo nivel de placer y descubrimiento. Por supuesto, este tipo de restaurantes tienen un precio que, en el firmamento mundial de la alta cocina varía según los menús, las estrellas y, sobre todo, los países.

Completan el top 10 de los países más asequibles Bélgica (192 euros), Austria (197 euros), Países Bajos (202 euros) y Alemania (212 euros).

Los restaurantes estrella Michelin más caros

En el extremo opuesto se sitúa Dinamarca donde, para cenar en uno de los ocho restaurantes con dos o tres estrellas Michelin, hay que desembolsar de media 346 euros.

Le siguen Singapur, donde hay que gastarse 312 euros (un precio en consonancia con el precio de la vida en la ciudad-estado) y Suecia, con 280 euros.

En Japón, hogar del mayor número de restaurantes con estrella Michelin per cápita, una cena en un establecimiento de las máximas categorías cuesta 276 euros, mientras que en los Estados Unidos, que concentra hasta 47 de estos establecimientos en los estados de Nueva York, California e Illinois, así como el distrito de Columbia, se queda en 268 euros.

Cenar en un restaurante con estrella Michelin es una de las experiencias que se cuentan en las listas de deseos de cualquier amante de la gastronomía. Innovación, creatividad, técnicas, texturas, sabores y presentaciones se confabulan para llevar el acto de comer a un nuevo nivel de placer y descubrimiento. Por supuesto, este tipo de restaurantes tienen un precio que, en el firmamento mundial de la alta cocina varía según los menús, las estrellas y, sobre todo, los países.
Un menú de 10 pasos en Cinc Sentits cuesta 129 euros. Foto: Cinc Sentits.

Dos ciudades españolas entre las más baratas

Analizado por ciudades, el ranking sitúa en el top a Bangkok, donde una cena en un establecimiento de dos o tres estrellas cuesta de media 148 euros. Lyon (apodada la Capital Gastronómica del Mundo y con la mayor concentración de Francia de este tipo de restaurantes, entre ellos el del legendario chef Paul Bocuse, que mantuvo su calificación de tres estrellas durante un récord de 55 años) es la segunda, con 174 euros.

Cenar en un restaurante con dos o tres estrellas en Copenhague cuesta la friolera de 384 euros

Seúl, con 182 euros, y Róterdam, con 185, se sitúan también por delante de la primera española en el ranking. Se trata de Barcelona que, con un precio medio de 192 euros, es la quinta ciudad más asequible para los gastrónomos que busquen esta experiencia.

Madrid está también en el top10, concretamente en el séptimo puesto, con un ticket medio de 195 euros en este tipo de restaurantes.

Cenar en un restaurante con estrella Michelin es una de las experiencias que se cuentan en las listas de deseos de cualquier amante de la gastronomía. Innovación, creatividad, técnicas, texturas, sabores y presentaciones se confabulan para llevar el acto de comer a un nuevo nivel de placer y descubrimiento. Por supuesto, este tipo de restaurantes tienen un precio que, en el firmamento mundial de la alta cocina varía según los menús, las estrellas y, sobre todo, los países.
Foto: Paco Roncero Restaurante.

Se pueden encontrar, incluso, mejores precios en ambas ciudades. Así, el menú degustación de 10 platos de Cinc Sentits cuesta únicamente 129 euros, siendo el más asequible en Barcelona. En Madrid, el menú degustación más asequible en restaurantes de dos y tres estrellas Michelin cuesta algo menos de 150 euros y lo encontramos en Paco Roncero Restaurante.

Las ciudades más caras en el firmamento de estrellas Michelin

El ranking de los más caros lo lidera Copenhague, para muchos el principal destino gastronómico de Europa. Cenar en la ciudad danesa en un restaurante de la máxima categoría de la guía roja cuesta la friolera de 384 euros.

Le sigue Shanghái, con 348 euros. La ciudad alberga 8 restaurantes Michelin con dos y tres estrellas, entre ellos uno de los más caros del mundo, Ultraviolet by Paul Pairet, donde un menú puede llegar a costar 1.325 euros.

Cenar en un restaurante con estrella Michelin es una de las experiencias que se cuentan en las listas de deseos de cualquier amante de la gastronomía. Innovación, creatividad, técnicas, texturas, sabores y presentaciones se confabulan para llevar el acto de comer a un nuevo nivel de placer y descubrimiento. Por supuesto, este tipo de restaurantes tienen un precio que, en el firmamento mundial de la alta cocina varía según los menús, las estrellas y, sobre todo, los países.

Kioto, con 343 euros por menú degustación, completa el podio. La media en este caso la dispara el restaurante Kitcho Arashiyama Honten, donde el menú de degustación superior cuesta 100.000 yenes (780 euros).

a.
Ahora en portada