No somos escoceses, pero en España también hacemos (muy) buen whisky

Un escaso número de productores facturan whiskys artesanos

Se trata de uno de los destilados más estimados del planeta que, tradicionalmente, se ha elaborado en Escocia, Irlanda, Estados Unidos, Canadá y Japón. Pero en los últimos años, otros países como Francia, Italia, Bélgica, Suecia, y recientemente, también España, se han animado a producir whiskys de calidad.

En el caso de nuestro país, no son muchos por ahora los productores de whisky artesano pero los pocos que son sobresalen especialmente por su férreo compromiso con la calidad, el empleo de ingredientes 100% españoles y los cuidadosos procesos de destilación, siempre en partidas muy pequeñas y con un posterior envejecimiento en barricas nacionales que les confieren su especial particularidad.

Descubrimos cuatro sobresalientes whiskys de malta -aquellos elaborados con una sola malta de cebada, que fermenta y se destila en una única destilería- y un apreciado blended o, lo que es lo mismo, coupage de whiskys de diferentes añadas.

AGOT Single Malt Basque Whisky PX Edition

Basque Moonshiners es una micro-destilería fundada en 2014 en Vitoria, reconocida dentro y fuera de nuestro país por la calidad de sus destilados, especialmente por su AGOT Single Malt Basque Whisky, elaborado 100% con malta navarra de las variedades Pilsen y Múnich.

Su nombre es un homenaje a los agotes, etnia minoritaria del Pirineo navarro cuyo origen se remonta a los godos y que durante siglos fue marginada. En marzo de 2020 salió al mercado su primera edición, Pionner Edition (900 botellas), que inmediatamente cautivó a la crítica internacional y fue galardonado por la prestigiosa revista Whisky Magazine (World Whiskies Awards 2020) como Best Spanish Single Malt, y mejor Single Malt a nivel mundial en categoría NAS (No Age Statement), que son aquellos whiskys sin una edad de maduración concreta.

No somos escoceses, pero en España también hacemos (muy) buen whisky

Le siguió AGOT Single Malt Basque Whisky PX Edition (1.600 botellas), un lote envejecido en barriles de bourbon que pasa después a barricas de vino de Rioja Alavesa para terminar su afinado en barriles de vino de jerez Pedro Ximénez.

El resultado es un whisky natural, pues no se filtra, y al que tampoco se le añade caramelo para darle color. De atractiva tonalidad ambarina-cobriza, sus aromas son equilibrados y elegantes, con notas dulces y pasificadas del PX, de vainilla, con ciertos toques florales y de frutas maduras como los albaricoques y los orejones, con recuerdos de frutos secos como las avellanas y las nueces.

En boca manifiesta la madera dulce, la compota los sabores a fruta pasificada, así como recuerdos de vino tinto, especias y un toque ahumado. Su final es moderado, dejando en el paladar recuerdo a caramelo y frutas pasificadas. Un whisky redondo, goloso y equilibrado.

Precio: 45,00 €

MENTIDERO Whisky Craft Archetype

Los mentideros de Madrid fueron lugares icónicos durante el Siglo de Oro, en los cuales los madrileños solían reunirse para conversar y chismorrear. Como tributo a esa época, Santamanía Destilería Urbana, con sede en Las Rozas, elabora dos excelentes y premiadísimos whiskys single malt considerados por muchos como de lo mejor de nuestro país.

Hablamos de su whisky premium, MENTIDERO Whisky Craft G Edition, y del MENTIDERO Whisky Craft Archetype, un poco más económico que su hermano mayor, pero de igual calidad. La denominación craft de ambos destilados implica que en su concepción, tanto los ingredientes como los tratamientos manejados han sido totalmente naturales, que se han utilizado técnicas artesanales, que no se han filtrado y, por supuesto, que no se ha recurrido en su elaboración a la adicción de químicos, colorantes, o añadidos de ningún tipo.  

No somos escoceses, pero en España también hacemos (muy) buen whisky

El MENTIDERO Whisky Craft Archetype está destilado con la mejor malta de Castilla sin ahumar y levaduras escocesas, para ser a continuación envejecido en barricas de roble que contuvieron vinos de Rioja tempranillo y posteriormente en barricas de jerez que atesoraron durante años vinos PX.

De color dorado cobrizo, sorprende por su aroma intenso, melosidad en la nariz, con recuerdos de frutas maduras como ciruelas y uvas pasas, así como especias como el clavo, la vainilla y el toffee. En boca es franco, untuoso elegante, complejo, bien estructurado e intenso, con buena integración de los taninos del roble y un interesante deje a vino de crianza riojano y cierto dulzor propio de la uva Pedro Ximénez. Un whisky gustoso, sabroso, y de larga persistencia final.

Precio: 38,90€

Embrujo de Granada

En Andalucía, concretamente en Granada, la empresa Destilerías y Distribuciones Liber, con casi 20 años de historia, elabora un whisky de malta denominado Embrujo de Granada que, con los años, ha ido mejorando en su concepción hasta llegar a convertirse en el valorado destilado que es hoy.

Se elabora con el agua más pura procedente del deshielo de Sierra Nevada, levaduras escogidas y cebada malteada. Es fermentado y destilado lentamente con dos alambiques construidos por un artesano del barrio del Albaicín de Granada. El elixir consiguiente descansa y envejece, -nunca menos de 8 años-, en barricas de roble americano que durante 20 años abrigaron vinos de jerez.

No somos escoceses, pero en España también hacemos (muy) buen whisky

De tonalidad ambarina-cobriza, en nariz muestra su melosidad y finura, gran complejidad de matices envolventes con un deje floral, aromas tostados dulces, especiados y avainillados de la barrica, e intensos recuerdos a vino de jerez. En boca resulta acariciante y untuoso, dulce, avainillado, complejo y equilibrado, con un final amielado y una plácida persistencia.

Precio: 26,00 €

Whisky SACK MAN Sack 2 

Sack Man (el hombre del saco), es una firma con sede en Madrid que, desde el año 2017, elabora interesantes whiskys de forma artesanal que han cautivado a los aficionados de todo el mundo.

Después del gran éxito de la primera tirada de SACK MAN, un whisky de 12 años, aparece SACK MAN Sack 2, un destilado de edición limitada a 640 botellas de 50cl single cask, lo que quiere decir que es un whisky embotellado de un solo barril. Envejecido durante 11 años en barricas de jerez, después se afinó un año más en viejas barricas que contuvieron coñac francés.

No somos escoceses, pero en España también hacemos (muy) buen whisky

De intensa tonalidad cobriza-ámbar oscura, en nariz se distingue por sus toques herbáceos, por sus envolventes fragancias florales y frutas muy maduras almibaradas como la naranja, pasas, peras y sandía, con ciertos toques minerales, especias, cuero, clavo y recuerdos a vainilla. En boca despunta por su seriedad y suavidad, por sus recuerdos a frutas horneadas como las manzanas y el membrillo, a melocotón en almíbar y pasas de Corinto. Un whisky sedoso y agradable con un final amable, goloso y de estimable persistencia.

Precio: 39,00 euros

Whisky Extremeñu

Hemos hablado hasta ahora de excelentes whiskys artesanales single malt producidos en España, pero no podíamos dejar de lado a uno de los mejores blended, -mezcla de dos añadas de whisky seleccionado-, que se elaboran en nuestro país: Whisky Extremeñu, una  acertada elaboración de Destilería RutaPlata emplazada en la localidad de Zarza de Granadilla (Cáceres).

El Whisky Extremeñu, cuyo apelativo es un tributo al castúo -el dialecto del castellano propio de esta zona-, es un triple destilado elaborado con cebada malteada nacional y levaduras seleccionadas de origen francés. El resultante madura en su 50% en barricas de roble americano y en el otro 50% en barricas de vino de jerez durante un tiempo no inferior a 36 meses.

No somos escoceses, pero en España también hacemos (muy) buen whisky

Con una edición de 3.600 botellas, el Whisky Extremeñu posee un elegante color oro pajizo y muestra sus dotes aromáticas en los recuerdos a fruta blanca como la pera y las manzanas, toques a vainilla, especias, frutos secos y madera.

En boca descuella por sus equilibradas notas dulces, matices herbáceos y por los gratos y sutiles tostados de la madera. Un whisky suave pero con mucha personalidad, con un amargor en su punto justo y una afable y gustosa persistencia final.

Precio: 23,90€

a.
Ahora en portada