Los sabores de Navidad se convierten en helados

Marc Ribas convierte el tronco de Navidad, el turrón, el roscón de reyes y el espumoso de las 12 campanadas en helados sabrosos, sostenibles y solidarios

Sí, es correcto. Han leído bien. ¡Helados para Navidad! El chef Marc Ribas está detrás de nada menos que cuatro creaciones heladas elaboradas de forma artesanal con productos de proximidad pero preparados para ser devorados como exquisitos postres en las fiestas navideñas.

Sí, es correcto. Han leído bien. ¡Helados para Navidad! El chef Marc Ribas está detrás de nada menos que cuatro creaciones heladas elaboradas de forma artesanal con productos de proximidad pero preparados para ser devorados como exquisitos postres en las fiestas navideñas.

Sí, es correcto. Han leído bien. ¡Helados para Navidad! El chef Marc Ribas está detrás de nada menos que cuatro creaciones heladas elaboradas de forma artesanal con productos de proximidad pero preparados para ser devorados como exquisitos postres en las fiestas navideñas.

El tronco de Navidad (Tió) con chocolate a la piedra Jolonch, el turrón de Sant Esteve, el Roscón de Reyes y el sorbete 12 Campanadas -elaborado con Corpinnat Brut Nature de la Bodega Heretat Llopart- son los postres reinventados por el cocinero más mediático de Cataluña y que transforman sabores y aromas navideños en un nuevo producto gastronómico.

Sostenibles y solidarios

El objetivo de Ribas con esta nueva gama pasa por elaborar un producto tradicional y vinculado a la tierra y a los productos de proximidad al tiempo que conseguir que estos deliciosos y originales postres sean solidarios. Así, Un porcentaje de los beneficios irán a parar al Hospital Clínic de Barcelona, para ayudar en la investigación de la Covid.

Sí, es correcto. Han leído bien. ¡Helados para Navidad! El chef Marc Ribas está detrás de nada menos que cuatro creaciones heladas elaboradas de forma artesanal con productos de proximidad pero preparados para ser devorados como exquisitos postres en las fiestas navideñas.

También tiene la intención Ribas de enviar un pack de helados a los EE UU  donde pasa el confinamiento la catalana más famosa del mundo: Rosalía

Sabores inesperados

Todo este dulce proyecto comenzó en 2018, cuando Ribas creó el helado de Tossa de Mar (helado Costa Brava). El chef, muy vinculado a la localidad, se interesó por el nuevo proyecto del Museo de la Cocina de Costa Catalana, gestionado por Jordi Tresserras. “Hablamos de la posibilidad de crear un producto gastronómico propio de Tossa de Mar, para promover el turismo gastronómico durante todo el año y poder difundir Tossa”.

Sí, es correcto. Han leído bien. ¡Helados para Navidad! El chef Marc Ribas está detrás de nada menos que cuatro creaciones heladas elaboradas de forma artesanal con productos de proximidad pero preparados para ser devorados como exquisitos postres en las fiestas navideñas.
Los cuatro helados hechos a base de productos artesanos y de proximidad. Foto: Llopart/Brutal

Dándole vueltas al tema, Marc descubrió que, tanto la familia propietaria de Danone como los chocolates artesanos a la piedra Jolonch de Agramunt tenían mucho que ver con Tossa. Se le ocurrió sumar la miel, también característica, y con estos ingredientes ideó un helado que lleva leche, chocolate y miel con un crumble, un punto salado, para que recordase al mar, y un perfume mediterráneo con crujiente de tomillo. 

Helados del terruño

A partir del helado de Tossa, todo se movió. Junto al chef Jordi Reverter, Ribas puso en  marcha el proyecto ‘Helados de territorio’, propuestas dulces con productos de kilómetro cero elaborados artesanalmente por productores locales de toda la geografía catalana.

Sí, es correcto. Han leído bien. ¡Helados para Navidad! El chef Marc Ribas está detrás de nada menos que cuatro creaciones heladas elaboradas de forma artesanal con productos de proximidad pero preparados para ser devorados como exquisitos postres en las fiestas navideñas.
Burbujas que se comen. Foto: Brutal

Se trataba de helados premium elaborados con productos que normalmente eran imposibles de ver formando parte de los ingredientes de cualquier helado, incluso los artesanos. Entre las propuestas que diseñaron se encuentra el Xuixo de Girona o el Bandolero, hecho con las galletas típicas de Sant Hilari Sacalm y licor de ratafía (licor de nueces). También el del Alt Empordà, a base de ciruelas de San Jaume y requesón; el de manzana del valle del Lord y jengibre, del Solsonès; el de fresas y espumoso del Maresme; y el de las Tierras del Ebro, a base de sorbete de naranja con chocolate.

Entre las propuestas hay incluso una con denominación de origen: Pla de l’Estany, un helado de chocolate Torres con tropezones de bizcocho y nueces. 

El de Xuixo llegó a ser distinguido con el Premio InnoFòrum al Producto más innovador del Fórum Gastronómico Barcelona 2019.

Catedrático de los fogones y chef mediático 

Marc Ribas es un joven pero consagrado chef, en los fogones y en lo mediático. En los fogones como chef ejecutivo del restaurante Panot en el Hotel Casa Fuster de Barcelona (el mismo en el que toca siempre su saxo Woody Allen cuando se aloja en la ciudad condal), y en lo mediático porque, si se pregunta a la población el nombre de un cocinero, al margen de Ferran Adrià, la mayor parte respondería que ‘el chef de la tele’, o sea Marc.

Sí, es correcto. Han leído bien. ¡Helados para Navidad! El chef Marc Ribas está detrás de nada menos que cuatro creaciones heladas elaboradas de forma artesanal con productos de proximidad pero preparados para ser devorados como exquisitos postres en las fiestas navideñas.
Maestro pastelero Jordi Reverté acabando las últimas pruebas. Foto: Brutal

Sin duda gran pedagogo del arte del buen comer, Ribas es también un fijo en las sobremesas en las que presenta Cocinas en TV3, un exitoso programa de gastronomía doméstica. Además, es popular porque lleva años conduciendo Joc de Cartes (Juego de cartas), un concurso temático en que cada semana compiten cuatro restaurantes que han de puntuarse -o masacrarse- mutuamente. Es un programa en donde se aprende mucho de cocina, sabores, olores y aromas, pero también sobre la condición humana, sobre cómo se pierde toda vergüenza y cómo hay quien consigue no perder los papeles en el momento de competir para demostrar ser el mejor. Marc Ribas acaba también de inaugurar un nuevo concurso entre fogones: Pop Up Xef, con Santi Villas y Meritxell Falgueras

a.
Ahora en portada