Los amantes del whisky tienen un nuevo templo en Escocia

Johnnie Walker presenta una experiencia interactiva en Edimburgo, en un edificio de ocho pisos donde las últimas tecnologías llevan a un viaje por los sabores y aromas de Escocia

Ya era hora que Edimburgo tenga una experiencia relacionada con el whisky como tienen las tierras más remotas de Escocia.

La marca Johnnie Walker contará con un innovador centro de visitas en el centro histórico de esta ciudad, donde las nuevas tecnologías conducirán por un viaje de sabores, aromas, efectos visuales y, por supuesto, aprendizaje.

El grupo Diageo, uno de los grandes emporios de los destilados, está invirtiendo 220 millones de euros en construir este centro de visitas que se levanta en la calle Princess.

Venta de entradas

La idea es que abra las puertas en el verano del año que viene.

La propuesta pasa por conocer los sabores y aromas de Escocia. Foto: Diageo
La propuesta pasa por conocer los sabores y aromas de Escocia. Foto: Diageo

Pero el grupo comienza a agitar el entusiasmo de los fanáticos del ‘agua de la vida’ con la posibilidad de comprar las entradas en su web para vivir esta experiencia.

El nuevo centro de visitas de Johnnie Walker tendrá ocho pisos, y se ubicará en el centro histórico de Edimburgo

La inauguración de este centro coincidirá con el 200 aniversario de esta marca, que ofrece desde whiskies de llegada más popular como el etiqueta roja o la negra hasta variedades premium como la etiqueta azul, o ediciones especiales que conmemoran fechas históricas o estrenos de películas.

El grupo Diageo se encarga de mantener un secretismo en torno a las novedades que tendrá este centro, pero por lo pronto se sabe que tendrá ocho pisos, y que se presenta como “una experiencia multi-sensorial”.

Experiencia para los sentidos

Tres de los pisos estarán dedicadas a una visita interactiva a través de los dos siglos de historia de Johnnie Walker, que se expandirá al “arte y la ciencia” de la elaboración del whisky y un viaje “por los sabores y aromas de Escocia”.

Otros espacios en el edificio estarán destinados para presentaciones musicales, teatrales, de arte y eventos comunitarios.

Allí también habrá una academia para bartenders y otras especialidades de la hostelería, promovida por el grupo Diageo para crear empleo en sus diferentes marcas.

Desde la terraza será posible degustar un whisky escocés mientras se contempla el perfil medieval del castillo de Edimburgo

Uno de los puntos más destacados estará en su terraza, donde habrá dos bares que servirán diversas variedades de este whisky.

Las nuevas tecnologías serán clave en el futuro centro de visitas. Foto: Diageo
Las nuevas tecnologías serán clave en el futuro centro de visitas. Foto: Diageo

Desde allí, se podrá cumplir con el cliché de poder tomar uno de estos destilados mientras se contempla el perfil del castillo de Edimburgo.

En tanto a nivel de calle se encontrará una tienda, inspirada en el local de Johnnie Walker en Madrid, donde se podrán encontrar los diferentes tipos de whisky de esta marca, así como de diferentes ediciones especiales.

Sinergia entre destilerías

La idea de Diageon es que esta experiencia multimedia se sume a las visitas que se pueden realizar en otras destilerías del grupo, como las de Glenkichie, Cardhu, Caol lla y Clynelish; que representan a “los cuatro rincones de Escocia” con esta ciudad como epicentro.

a.
Ahora en portada