Guía de los mejores chiringuitos en las playas de Murcia

De La Manga a Águilas pasando por Cabo de Palos, Mazarrón y Lorca, trazamos una ruta de los mejores chiringuitos para disfrutar de las playas de Murcia sin dejar de lado la buena gastronomía

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.

Foto: Escuela de Pieter.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.

Y, como en toda el litoral, de la Costa Brava a Cadiz, las playas no se entienden sin sus chiringuitos. Y aunque hay muchos, no en todos se come bien, por eso hemos diseñado una ruta, de La Manga (San Javier) a Águilas, pasando por Cabo de Palos, Cartagena, Mazarrón y Lorca, donde acertarás seguro.

Y es que estos 9 han sido de los primeros establecimientos en obtener el Solete Repsol, el nuevo distintivo de la popular guía que distingue aquellos establecimientos que, sin ser de alta cocina, destacan por la calidad de sus propuestas.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Escuela de Pieter.

Escuela de Pieter, San Javier

A orillas del mar Menor, en La Manga, el restaurante Escuela de Pieter ofrece hasta tres ambientes para disfrutar de la cocina mediterránea: un espacio interior, una terraza a pie de playa rodeada de palmeras y las propias hamacas en la orilla.

Con el Mediterráneo como cultura e inspiración, el holandés Pieter Van Driel lleva desde 1975 regentando este espacio donde hay que pedir caldero, pulpo y rodaballo al horno. Los fines de semana organizan suculentas barbacoas.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
¿Un caldero a orillas del mar? Foto: Escuela de Pieter.

Collados Beach, San Javier

Casi al final de La Manga, en el km 18 de esta lengua de arena y bañado por el Mediterráneo, se abre un refugio de formas redondeadas como dunas y tonalidades blancas, un lugar rompedor cuando fue diseñado por el arquitecto Fernando Garrido –se le llamó el ‘ovni de la Manga’- que hoy es un oasis llamado Collados Beach.

Perfectamente integrado en su entorno con sus formas suaves y curvadas que emergen entre palmeras, el complejo ofrece pasar el día entre la playa y las piscinas con una oferta hotelera de altura, un restaurante en el que destaca una terraza con vistas al mar.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Collados Beach.

Cuenta con hasta 3 cartas –sushi, beach bar y mediterránea– y platos como los huevos revueltos con foie y trufa de la Sagra, el calamar a la salsa de curry verde, la lubina a la bearnesa o al corte sobre quinoa tostada, crema de coliflor y romesco y los arroces secos y melosos, como el caldero del Mar Menor.

Detrás del complejo, por cierto, están los fundadores del hotel Collados de la Sagra, otro oasis, en este caso en Puebla de Don Fabrique, en la cordillera Subbética, al norte de la provincia de Granada.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Collados Beach.

El Mosqui, Cabo de Palos

‘De la mar, el mero y del mosqui al Caldero’ sigue siendo el lema de este chiringuito en Cabo de Palos (Carretera Subida al Faro, 50), abierto hace décadas por el pescador José de la Orden.

Sin desmerecer los suculentos recuerdos que tal slogan despierta, el joven chef Sergio de la Orden ha transformado el chiringuito en uno de los buques insignia de la gastronomía murciana, con platos como ceviche de quisquilla con lima, tartar con hoja de agua en mejillón o canelón de bogavante.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Restaurante El Mosqui.

Bocana de Palos, Cabo de Palos

En el corazón del puerto de Cabo de Palos, elevado sobre veleros, lanchas y barquitos de pescadores nos espera Bocana de Palos con sus dos terrazas en primera línea del paseo marítimo, además de salones interiores en dos plantas.

Su oferta gastronómica, con Rubén Dávalos al frente, se centra en la cocina tradicional con toques innovadores, pero siempre cimentada en el género fresco y de máxima calidad, con platos como el pulpo frito, la mojama con almendras o la parpatana de atún rojo Balfegó. También arroces y una selección de propuestas vegetarianas.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Curry rojo. Foto: Bocana de Palos.

Ajo y Agua, La Manga

Autoerigido en ‘La Mancha del Mediterráneo’, Ajo y Agua (Complejo Trips, Autovía de La Manga, km 2) lleva a la costa murciana la contundencia de los platos manchegos que fusiona con la frescura de la cocina mediterránea y con el producto de la huerta local.

El cocinero David López, del restaurante Local de Ensayo, en la pedanía de Puente Tocinos, desembarca en Cabo de Palos con esta terraza donde hay que pedir platos tan refrescantes como el gazpacho marinero con gamba roja y ala de raya, el carpaccio de bacalao desalado con tomate natural y vinagreta ahumada de hierbas y piparras o el nigiri de ensaladilla, ventresca de atún, huevas de trucha y grissinis.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Bonito de almadraba de la Azohía. Foto: Ajo y Agua.

Deskaro by Bongora, Cartagena

Productos locales cocinados con técnicas de todo el mundo. Con esta filosofía y el bagaje de sus viajes, Mariam Porras puso en pie Deskaro by Bongora en la playa de La Azohía (Botavara, 9), en Cartagena.

En una gran terraza de madera con espectaculares vistas al mar, Deskaro ofrece una cocina fusión que se nutre de pescados locales y que cuenta con platos como croqueta de rape y gamba con salsa de remolacha, tartar de atún con crema de aguacate y alga wakame con pepino, nuoc cham de cintas de calamar nacional, shitake y lombarda salteada o pulpo zarandeado al pastor con brotes de soja.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Restaurante Deskaro.

Bangalore, Mazarrón

Al suroeste de Mazarrón, en la playa de la Bahía, encontramos desde 2007 el refugio perfecto para descansar de sol y entregarnos al placer de la cerveza fresquita, los arroces marineros y los pescados frescos: Bangalore.

Con una despensa que se nutre del Puerto de Mazarrón, este oasis gastronómico cuenta con platos como marineras, caballitos, chirretes, huevas de mújol, pulpo, calamares o boquerones mazarroneros fritos.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Bangalore.

El Faro de Puntas, Lorca

En Puntas del Calnegre, perteneciente a la localidad de Lorca (Carretera de Canalegre, s/n), una de esas zonas del litoral murciano que sigue manteniendo el ambiente de pueblo costero, el Faro de Puntas es un bar familiar con terraza en la orilla de la playa donde, literalmente, puedes tener los pies en la arena mientras te relajas y disfrutas con su gastronomía.

Ellos mismos producen sus propios tomates, lechugas y otras verduras de temporada, con las que aderezan sus platos. Entre las especialidades, arroz de pulpo y asado de pulpo, caldero, mejillones a la plancha, marineras, frituras y salmuelas.

Y, de sobremesa, un baño.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Bar El Faro de Puntas.

La Tortuga Mora, Águilas

También muy cerca del agua, en la playa Calabardina, pedanía del municipio de Águilas, La Tortuga Mora (Camino del Sombrerico, s/n) es un pequeño paraíso entre olas, cactus y brasas.

Precisamente brasas y horno de leña son los símbolos de este chiringuito, que también ofrece música en directo y un gran ambiente para tomar una copa.

Con dos mares, el Mediterráneo y el Menor, y hasta 300 días de sol año, Murcia es un destino ideal de playa y cuenta con arenales para todos los gustos: desde las nudistas y las más salvajes a las recomendadas para ir con niños, para llevar a tu mascota o para descargar adrenalina con todo tipo de deportes acuáticos.
Foto: Chiringuito Tortuga Mora.

Entre los platos más recomendables, sardinas a la brasa, lubina asada, costillar, alcachofas fritas con salsa de alcaparras y anchoas, y pata de pulpo al horno de leña.

a.
Ahora en portada