El relajante (y premiado) vermut de Las Vermudas

Las Vermudas presenta una fórmula única que le ha convertido en la mejor vermutería de Barcelona

Los Premios Vinari de los Vermuts, además de evaluar al vermut del año y a sus creadores, también reconocen el trabajo de los locales.

En este caso el galardón ha sido para una vermutería que apenas ha cumplido dos años: Las Vermudas, del barrio de Gràcia, con su segundo local en Sant Antoni, han sido los lugares preferidos por los aficionados que las han votado.

Los valores distinguidos fueron la calidad, originalidad y amplia oferta de vermuts, con acompañamientos de conservas y platillos suculentos.

 

Infografía: Jordi Català

Estos premios están otorgados por el diario digital Tot Barcelona con publicación especializada premium Vadevi.

Una gran idea al servicio del nuevo vermut

Las Vermudas se presenta como una vermutería integral, un templo del conocimiento y de la adoración de esta preparación desde el aperitivo, pasando por la gastronómica hasta llegar a la alta coctelería. 

Las Vermudas se presenta como una vermutería integral, un templo del conocimiento  y de la adoración del vermut

Y decir todo esto en Barcelona que es una de las capitales mundiales del vermut con tradiciones, fórmulas y productores que se remontan al siglo XIX.

Infografía: Jordi Català

Los fundadores y responsables

Esta vermuteríaa, con eslóganes como “¿Te vienes a relajar a las Vermudas?”, es un proyecto de cuatro socios entusiastas, y consagrados en cuerpo y alma a esta bebida.

Ellos son Andrea Senna y Filippo Andriol (bartenders italianos y exprofesores de la European Bartender School, con experiencia en coctelerías españolas e italianas.).

Infografía: Jordi Català

A ellos les toca la ciencia, compartir la experiencias, el asesoramiento sin límites y el arte de la mixología que se sublima en la barra.

También están la italiana Elena Panizza (marketing), y el español-venezolano Rafael López (retail).

Con sus sabrosas y originales fórmulas de devoción por el vermut han triunfado tanto y tan rápido que ya han abierto una sucursal en el emergente barrio gastronómico de Sant Antoni.

Este es el “Consulado de las Vermudas”, y además de su orgullo, cabe precisar que sería la vermutería más pequeña del mundo.

Embajada de un archipiélago de sabores y aromas

Las Vermudas es un local de barra larga y carta inacabable, que se ha constituido como una delegación del país del vermut.

Se trata de un archipiélago que cuenta con escudo oficial y un mapa mural (con tres islas y un iceberg: Gran Vermuda, capital Puerto Pincho, junto al río Sifón -separada de la segunda isla, la Gilda, por el Canal de las Anchoas-, y la tercera, Isla Amarga capital Angostura).

Los vermuts juegan con sentidos geográficos y simbólicos como los de cualquier país soberano

También tienen una constitución con 28 artículos (el 19 marca el servicio del vermut en 6º-10º); moneda propia (el vermudollar, vermut de grifo); vistas-ilustraciones turísticas de autores de Francia, Italia, Brasil, Turquía y Venezuela; y para completarlo, un vermut nacional, el Cónsul.

Esta bebida es un know how creado por Andrea y Filippo. «Lo hemos hecho en Las Vermudas, nos parece muy original porque lleva una base de Pedro Ximénez, ha envejecido dos años en barrica, -se nota la madera- y es muy aromático”, dicen.

Existen dos referencias, uno más balsámico y otro más amargo.   

Los orígenes

Bebida de antiquísimo origen -se dice que el vermut fue inventado por el griego Hipócrates-, aunque sus raíces más conocidas tienen fecha de nacimiento: 1786; a cargo de Antonio Benedetto Carpano en Turín.

El vermut tiene una compleja etimología (el término vermú -o vermut- viene del francés vermouth por influencia del alemán wermut: ajenjo, hierba predominante para su elaboración).

Pero la palabra vermut es tan generosa en sus acepciones, como lo es en sus posibilidades esta bebida de hierbas, que incluso se ha convertido en sinónimo de aperitivo.

Los poderes de Las Vermudas

Andrea y Filippo, crean un número importante de cócteles con el vermut como base de mil y una combinaciones, con más de 100 referencias de vermut y un número inacabable de bebidas de culto de todo el planeta. Entre ellas están los amaros, con más de 70 marcas de licores de hierbas italianos. 

Filippo Andriola e Andrea Senna, creadores de Las Vermudas.
Filippo Andriola e Andrea Senna, creadores de Las Vermudas. Foto: Las Vermudas

Los dos bartenders ayudan a personalizar el vermut de cada uno de sus clientes, mientras aconsejan, ilustran y sirven.

Los dos expertos cobran un precio irresistible, el mismo para todos los vermuts.

Combinaciones variadas

Magníficos cócteles que el cliente puede sugerir su tipo de vermut, como el Daiquiri, el Asproamaro, el Bloody vermut, el Vermut sour, preparaciones de siempre pero enriquecidos y heterogéneos, donde se pueden pedir más de 70 Negronis distintos, tantos como referencias de vermut aplicables.

Las combinaciones son inagotables. Incluso el Aperol tiene aquí su propia versión, el Spritz Reale.

Se mantiene 1/4 de soda, y se reemplaza el prosecco por cava, y el Aperol por vermut blanco italiano. 

Interior de Las Vermudas.
Interior de Las Vermudas. Foto: Las Vermudas

Las Vermudas cuenta también con bebidas aromatizadas sin alcohol, que no desentonan como el Tassoni o el Chinotto.

Perderse en el triángulo de Las Vermudas.

No puede faltar una combinación buque insignia personalizada como el Triángulo de Las Vermudas, con tres vermuts que se adaptan al gusto del cliente

Los dos bartenders ayudan a personalizar el vermut de cada uno de sus clientes, mientras aconsejan, ilustran y sirven

Estos pueden ser “más amargos, más dulces, más florales o más especiados”, comenta Senna.

“Algunos clientes han desaparecido tras la consumición. Se trata de una degustación de tres vermuts tras la que pasan cosas”, bromea. 

Uno de los cócteles creados en Las Vermudas
Uno de los cócteles creados en Las Vermudas. Foto: Las Vermudas

Gastronomía recomendada

Las Vermudas ofrece una carta sobre todo de tapas frías y calientes, diseñadas a la “a modo tuo», pensada para maridar con vermut.

Por ejemplo hay dados de salmón con queso de crema casera y miel de trufa, boquerones en vinagre con ralladura de lima, limón y naranja, albóndigas, ensaladilla rusa, patatas bravas, alcachofas tiernas, y tablas de quesos o embutidos. 

Difusión del vermut

Las Vermudas atienden en horario de vermut catalán (mañanas/mediodías) e italiano y de coctelería (tardes/muy de noche). 

Bloody vermut de Las Vermudas. Foto: Las Vermudas

Además, los sábados por la mañana y por la tarde ofrecen talleres de de una hora y media, que permiten aprender la historia de esta bebida, catar seis muestras especiales, y degustar un par de vermuts completos.

Lo más divertido: los asistentes elaboran vermuts con las hierbas y esencias que prefieran. Y los domingos y jueves ofrecen música en directo. ¿Quién da más? 

a.
Ahora en portada