Dulces navideños fuera de lo común para darle un ‘twist’ a tu mesa

Turrón de patatas fritas, roscón de Reyes con chiles o polvorones de té matcha: grandes figuras de la pastelería revolucionan los postres típicos de la Navidad

Llegan días de compartir alrededor de una mesa. De festines pantagruélicos. De villancicos y alegría… Aunque estas Navidades la cautela imperará en todas y cada una de las casas del país, vuelven los turrones, mazapanes, roscones de Reyes o panettones. Muchos ansían esos sabores tan característicos de cada uno. El agua de azahar y la fruta escarchada de los roscones, el chocolate de los turrones o la manteca de los polvorones.

Pero, ¿qué pasa cuando grandes figuras de la pastelería y gastronomía reversionan estos clásicos? Que surgen opciones como un roscón de Reyes con chiles y chantilly de guayaba, polvorones de té matcha, un turrón de patatas fritas o mazapán de vino. Estos son los dulces navideños fuera de lo común.

El roscón de Reyes de un tres estrellas Michelin

Roscones hay muchos. Sin relleno, con nata, de trufa… Pero ¿y el que prepara un, en primicia, un tres estrellas Michelin? Hablamos de Dabiz Muñoz, genio al frente de DiverXO, StreetXO, un foodtruck en El Corte Inglés de Castellana y su exitosa línea de delivery, GoXO, presente ya en Madrid y Barcelona.

Grandes figuras de la gastronomía como Dabiz Muñoz, Albert Adrià o Christian Escribà tiran de creatividad para revolucionar algo tan tradicional como lo que se come en Navidad

Esta última, es una de las que más alegrías le está proporcionando. Ha puesto al alcance de todos su creatividad. Ya se dice que, en momentos de crisis, surgen buenas ideas y la suya fue el crear una carta de platos “frescos, punzantes, chispeantes, de sabor sorprendente”, tal y como afirma, que llegaran a casa a través de su propuesta de “gochismo ilustrado”.

Así es el roscón de 2020, por Dabiz Muñoz.

Precisamente a través de GoXo, lanza su nueva creación: un roscón fuera de lo común. Tras infinitas pruebas hasta dar con el resultado final, el chef presenta un dulce que él mismo define como “flipante”. La original receta se corona con limones verdes, chiles, jengibre escarchado y migas de galleta con mantequilla tostada y se rellena con una chantilly de guayaba y frutas del bosque. Algo tan irresistible merece la pena ser probado y ya está disponible en preorder a través de Glovo.

Polvorones de té matcha

Tradicionalmente un polvorón se prepara con una mezcla de harina, manteca, azúcar y almendras, que se amasa y se mete en el horno. Hasta aquí, todo fácil. Los hay que incluyen sésamo, especias, yema o chocolate. ¿Y si te dijéramos que este año también podrás tomar polvorones de té matcha? Uno de los alimentos más utilizados y apreciados en Japón, irrumpió con fuerza en nuestro país: lo bebemos, lo tomamos en tartas, bollos y galletas y ahora, lo incorporaremos a la mesa de dulces navideños.

Esta idea surgió en 2017, de la mano de Rodrigo Roche y María Coco, fundadores de Sushicatessen, que se definen a sí mismos como “locos apasionados por la cultura japonesa, por la nuestra propia y por la Navidad”. Así crearon esta línea paralela de negocio, con una producción pequeña y artesanal, que se hace en La Rioja. “Tienen el toque justo de té matcha, para que pueda gustar a todo el mundo y no amargue”, comentan.

Polvorones de Té Matcha.

Además, apuestan por introducir toque saludable. “No son solo los ingredientes tradicionales y el té matcha, sino que incorporamos también almendras y avellanas troceadas”, terminan. Se pueden comprar online.

Mazapán de vino toledano

Si tuviésemos que hablar de la meca del mazapán en España, tendríamos que hablar de Toledo. Puede jactarse de ser el dulce más típico de la ciudad a orillas del Tajo y raro es no encontrarlo en multitud de tiendas y obradores centenarios. Dos grandes personalidades toledanas, el restaurador Adolfo Muñoz y la bodega Finca Constancia, con la enóloga Beatriz Paniagua al frente, unen fuerzas y reinventan el dulce, lanzando un maridaje sorprendente.

¿Qué pasa cuando se unen la uva y la almendra? ¿Un vino tinto singular y el mazapán? Que el resultado supone una explosión de sabor que no deja a nadie indiferente. “Esta es una unión que alegra el alma y activa los sentidos, un sabor que perdura en la memoria, una sucesión de perfumes golosos e intensos…”, aportan. Y nosotros, lo constatamos. Este maridaje insólito, puede comprarse en la tienda especializada de vinos Fernando Torres.

Mazapán con vino toledano.

Turrón de patatas fritas o de manzana Pink Lady

En la mayoría de hogares se apuesta por clásicos conocidos, como el turrón de Jijona, los de yema o el Suchard para los más pequeños de la casa… Existen infinidad de opciones para todos los gustos. Pero, casi todos, son de sabores esperados. ¿Alguna vez pensaste que encontrarías patatas fritas en un turrón? ¿Y manzanas con nombre propio? 2020 es el año.

Lay’s Gourmet se ha unido a Albert Adrià para crear un turrón que incorpora las patatas fritas como ingrediente. Puede sonar rocambolesco, pero el resultado no puede ser más satisfactorio. “La idea principal era mantener el respeto al sabor de la patata, el crujiente, ese toque salino…”, explica el propio chef, al frente de nada menos que siete restaurantes en Barcelona, varios de ellos con estrella Michelin.

Turrón con Lays Gourmet by Albert Adria.

Con esta premisa clara, puso a trabajar su creatividad, seleccionando los ingredientes que más podían funcionar con las patatas fritas. Los elegidos fueron un praliné de nueces de Macadamia tostadas, chocolate, caramelo y sal. ¿El resultado? “Si tuviese que definirlo en una palabra, crujiente, porque es un turrón que, además del gusto, se disfruta con el oído”, apunta el menor de los Adrià. Cuanto menos curioso (pero también, palabra, delicioso).

Otro de los grandes referentes de la pastelería patria, el talentoso Christian Escribà, se anima también a poner su sello estas Navidades a un turrón singular. Para ello se ha aliado con las manzanas Pink Lady, de pequeña producción en Lleida y recogidas con sumo cuidado para garantizar siempre la máxima calidad. Escribà es un abanderado en utilizar producto de temporada y proximidad a la hora de elaborar sus dulces y la versatilidad de estas manzanas le ha conquistado. “Su uniformidad, textura y sabor, nos permiten infinidad de aplicaciones en pastelería”, explica.

Turrón Pink Lady, por Christian Escribà. Foto: ©Carlos Allende.

El turrón resultante, de edición limitada y a la venta en todas sus pastelerías, es casi un objeto de colección. Bello y sabroso a partes iguales, conquista con un llamativo color rosa en el exterior, el que le aporta el exótico cacao ruby, una variedad con un sabor y color característicos y las perlas rellenas de frutos secos. La sorpresa está en el interior. Al cortarlo, aparecen dos franjas, una semitransparente que elaboran con el zumo de las manzanas Pink Lady y otra, creada como un cremoso de ganache de trufa cocida, con chocolate ruby y nata.

a.
Ahora en portada