¿Cuánto cuesta tomar un café en el mundo?

Desde los 7,77 euros que cuesta un pequeño café en Seúl a los 0,40 céntimos por una taza en Teherán, en el mundo hay tanta variedad de precios como sabores y preparaciones

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.

Excepto por su presencia anecdótica en India o Pakistán, en casi todas las ciudades del mundo hay desde bares anodinos hasta elegantes cafeterías gourmet donde se puede degustar.

El café es el motor de importantes economías tropicales, aunque su consumo es más potente en el norte y centro de Europa.

Más allá de los experimentos de baristas con cremas, leches y otros añadidos, la forma de presentar el café también habla de la cultura de cada pueblo, desde el estilo estadounidense de los filtros al espresso italiano, o desde el espeso e intenso café turco a la ceremonia de tres horas que se realiza en Etiopía, la cuna de esos frutos rojos que despiertan al mundo.

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.
Precios del café en el mundo. Fuente: Saving Spot

Detalles a tener en cuenta

Un análisis de Saving Spots revela que en el Sudeste Asiático y en la península arábiga el precio del café cuesta una pequeña fortuna, mientras que en ciudades como Teherán tienen un precio ridículamente bajo.

El café más caro, entre las capitales del mundo, se vende en Seúl, a 6,55 euros la taza

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.
Precios del café en Europa. Fuente: Saving Spot

Cabe aclarar cómo fue la mecánica de este estudio: los investigadores analizaron los precios de cafeterías que eran reseñadas en Tripadvisor. Pero seguramente en puestos callejeros o en pequeños bares de barrio los precios son más bajos.

También cabe tener en cuenta el valor de la moneda local y el nivel adquisitivo. Por ejemplo, en la capital de Irán se indica que el precio medio del café cuesta 0,39 céntimos, pero el salario medio es de 270 euros.

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.
Precios del café en Norteamérica. Fuente: Saving Spot

En el caso de España, como parámetro, este estudio lo sitúa en 2,32 euros; un precio aceptable en un restaurante, pero en multitud de bares cualquier café con leche cuesta desde 1,40 a 1,90 euros.

El más caro del mundo

Seúl tiene la taza de café más cara del mundo, a 6,55 euros. Tomarlo es parte de las tendencias de esta ciudad vanguardista, donde además de las preparaciones más insólitas también hay locales donde uno puede saborear la bebida caliente acariciando un gato o un perro o probando combinaciones con té matcha.

Y no es casualidad que esta sea la ciudad con la mayor cantidad de Starbucks, seguida por Nueva York y Shanghái.

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.
Precios del café en Sudamérica. Fuente: Saving Spot

Los precios en Oriente Medio y Europa

Entre los 10 sitios más caros se encuentran cinco países de Oriente Medio. Saborear este brebaje con una alta proporción de cafeína cuesta 5,72 en Doha (Qatar), 4,81 en Beirut (Líbano), 4,73 en Abu Dabi (EAU), 4,26 euros en Riad (Arabia Saudí) y 3,68 en Manama (Baréin).

Pero tampoco se quedan muy atrás las capitales de Europa. Un café puede costar unos 4,76 euros en Berna, 4,04 en Helsinki, 3,85 en Oslo, 3,79 en Reijkiavik, 3,71 en Estocolmo, 3,4 en Viena y 3,39 en Dublín.

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.
Precios del café en Asia y Oceanía. Fuente: Saving Spot

La ciudad más barata para saborearlo, donde se sirve con influencias otomanas, es Tirana, la capital de Albania, donde se paga unos 1,02 por una taza, mientras que en las capitales de Europa del este ronda los 1,69 euros.

Las opciones en América

En Norteamérica, en ciudades como Washington y Ottawa el café (servido en grandes tazas blancas) cuesta entre 3,77 y 3,11 euros respectivamente; mientras que en la Ciudad de México (filtrado y acompañado con panecillos dulces) desciende a los 2,71 euros.

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.
Precios del café en Oriente Medio. Fuente: Saving Spot

El café más caro de Europa está en Suiza, a 4,76 euros; y el más barato en Albania, a poco más de un euro

Los países centroamericanos y sudamericanos tienen al café como uno de sus motores económicos, y allí se encuentran algunos de los sitios más baratos para disfrutarlo, como los 1,27 euros que cuesta en Bogotá, los 1,75 en Tegucigalpa (Honduras), los 1,61 en Buenos Aires (que no produce café, pero su moneda es una de las más devaluadas del mundo) y los 1,90 en Brasilia.

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.

En Vietnam, segundo exportador mundial de granos cafeteros, se paga 1,67 euros por una taza con leche muy dulce, mientras que en las ciudades australianas, con una importante inmigración de griegos y turcos, el café se cotiza en 2,61 euros.

Los países apasionados por el café

El estudio también revela cuáles son los países más consumidores. A nivel mundial la copa se la lleva la pequeña Luxemburgo, con nada menos que 11,1 kilos de café per cápita y al año, seguida por Helsinki y Ámsterdam (8,2 kg cada una), Estocolmo (7,7 kg), Copenhague (7,4 kg), Oslo (6,8 kg) y Viena (6,6 kg).

Mitos fuera: el café no es el segundo artículo más vendido del mundo tras el petróleo. Pero su consumo sí es muy importante, con 1.600 a 2.000 millones tazas diarias en el mundo. No en vano esta bebida negra, excitante, que se puede tomar a temperatura volcánica o con hielo, es un puente entre familiares, amigos y naciones.
Consumo de café en el mundo. Fuente: Saving Spot

En España se consume 1,74 kg según el INE, pero el análisis de Saving Spot lo lleva a 3 kg por habitante para Madrid.

Por otra parte, en India, Nepal, Taiwán, Pakistán o Pekín el consumo es tan reducido (eclipsado por el té) que no llega a 100 gramos anuales por persona.

a.
Ahora en portada