Cómo es tomar un whisky en la destilería más alta del mundo

A 3.300 metros de altura, en medio de los Alpes Suizos, la destilería Orma presenta una experiencia gastronómica con su whisky

A partir de diciembre se podrá comprobar si el whisky suizo es tan bueno como anuncian sus promotores. Y no se trata de cualquier ejemplar, sino de una bebida producida a 3.303 metros sobre el nivel del mar. O sea, en la destilería más alta de mundo.

La idea es de dos empresarios del cantón de los Grisones, al este de Suiza, y que es célebre por acoger a centros de alto nivel como St.Moritz.

3-Foto-Orma
Los productores de Orma aseguran que a 3.000 metros el whisky tiene más cuerpo. Foto: Orma

La destilería en las nubes

Rinaldo Willy y Pascal Mittner se asociaron con la estación de esquí de Corvatsch, y pusieron manos a la obra con la construcción de una destilería ubicada en la cima de este pico.

Los productores de Orma aseguran que el destilado a más de 3.000 metros dota de mejor cuerpo y aroma al whisky

Así nació el whisky Orma, que en lengua romanche (una variedad romance que se habla en ese cantón) significa alma.

Pascal Mittner y Rinaldo Willy, creadores de Orma. Foto: Orma

Experiencia turística y gastronomía

La destilería se podrá visitar en grupos de 16 personas los viernes y sábados, en una experiencia que se combinará con una comida en el Restaurante 3303, ubicado en la estación de esquí en la cumbre.

La idea es unir la pasión por el esquí con la gastronomía y el placer de disfrutar del paisaje con un whisky en la mano.

“Este es un lugar especial para trabajar. Detrás nuestro está el glaciar, el macizo de Bernina con el Piz Bianco y a nuestros pies, el paisaje lacustre de la Alta Engadina”, describe Mittner.

Desde el 2010 los productores prueban diversas variedades y recetas. Foto: Orma

Una tradición que no existía

Suiza se puede asociar a chocolates, fondues, relojes y secreto bancario, pero nunca a whisky.

De hecho hasta 1999 el gobierno helvético prohibía usar alimentos básicos, como la cebada, para elaborar bebidas destiladas.

Hasta 1999 el gobierno suizo prohibía usar alimentos básicos, como la cebada, para elaborar bebidas destiladas

Pero una vez que se levantó esta barrera, estos empresarios vieron una oportunidad, que como todo whisky, tuvieron que madurar lentamente.

Willy y Mittner en la destilería en construcción, en la estación Corvatsch. Foto: Orma

El largo camino al whisky en las alturas

En 2010 iniciaron su camino con diferentes recetas, probando diversos tipos de almacenamiento y con una gran diversidad de barricas.

En los primeros años alquilaron una destilería en Liechtenstein, pero cuando esta cerró sus puertas, tuvieron que reinventarse.

Encontrar la estación de esquí de Corvatsch les dio la oportunidad que les faltaba, porque comprobaron que el proceso de destilación, a 3.300 metros de altura, se produce a 10 grados menos que al nivel del mar.

6-Foto-Orma
La estación de esquí está a 3.300 m.s.n.m. Foto: Orma

“Eso significa que los whiskies tienen más aromas y complejidad, y que sus sabores se retienen mejor”, explican en su web.

La ascensión a este pico suizo en pleno invierno será todo un desafío. Pero quizás el sabor del whisky Orma recompense el esfuerzo.

a.
Ahora en portada