Cinco vinotecas para deleitarse con el vino (y la gastronomía)

En una vinoteca se bebe (y se come) pero también se aprende. Mostramos cinco locales imprescindibles con el vino como protagonista

Las vinotecas son una nueva concepción a la hora de ofrecer y vender el vino que, si bien nació en Italia, ha ido asentándose con gran aceptación en muchos países, también en el nuestro. Su principal función es la de dar a conocer elaboraciones vinícolas en un entorno distendido, en el que la gastronomía también tiene su lugar.

Habitualmente, las vinotecas se centran en ofrecer los vinos de un país productor, los de una denominación de origen, o las producciones de una bodega o bodegas en concreto.

Rastreamos cinco formas diferentes de entender la vinoteca en Barbechera (Madrid), Lama la Uva (Sevilla), Pura Cepa (Murcia), Vegamar Espacio Gourmet (Valencia) y Zona d’Ombra (Barcelona.

Vinoteca Barbechera, Madrid

En la céntrica plaza de Santa Ana de Madrid, en el conocido Barrio de Las Letras, los aficionados al vino y a la gastronomía tienen un punto de encuentro en la Vinoteca Barbechera, un local nacido bajo el auspicio del grupo bodeguero español D.O.5 Hispanobodegas, propietario de bodegas en varias denominaciones de origen españolas.

Hasta el Barrio de las Letras de Madrid hay que trasladarse para conocer La Vinoteca. Foto: Vinoteca Barbechera.
Hasta el Barrio de las Letras de Madrid hay que trasladarse para conocer La Vinoteca. Foto: Vinoteca Barbechera.

Uno de los puntos fuertes de esta concurrida vinoteca, y más en los tiempos que corren, es su amplia terraza en la que se pueden maridar los vinos de Bodegas Valdelacierva (Rioja), Viñedos y Bodegas Gormaz (Ribera del Duero) y Bodegas GarciGrande (Rueda) con tapas, tostas y raciones tan sugerentes como la tosta fría de salmón ahumado con patata y mahonesa de eneldo, las tapas de anchoas de Santoña, o las raciones de carrillada de ternera, entre otras delicias.

La decoración del local resalta con las barricas de sus mesas, las cajas de madera de vinos y las estanterías con botellas dispuestas para ser abiertas.

Por otra parte, el Club de Amigos de Vinoteca Barbechera ofrece a sus socios una interesante gama de elaboraciones con ventajas exclusivas que incluyen, entre otras propuestas, vinos a precios especiales y visitas guiadas con degustaciones en las bodegas del grupo.

En la plaza de Santa Ana, su terraza es uno de sus platos fuertes. Foto: Vinoteca Barbechera.
En la plaza de Santa Ana, su terraza es uno de sus platos fuertes. Foto: Vinoteca Barbechera.

Lama la Uva, Sevilla

A finales del 2016, y bajo el auspicio de su propietaria Ana Linares, una gaditana enamorada de Sevilla y de los vinos, y no pregunten en qué orden, abrió en el centro de la capital hispalense, Lama la Uva, una original y coqueta vinoteca en la que el vino español es el epicentro de una entusiasta propuesta.

Ana y su equipo buscan siempre elaboraciones que no forman parte del circuito comercial, indagando siempre en aquellos vinos que, por su región, elaboración o tipo de uva, son grandes desconocidos para su clientela, y poniendo un especial cariño en los vinos andaluces. Su amplia selección de referencias, –alrededor de 400-, les permite tener siempre una propuesta de cuatro vinos que cambian continuamente y que son convenientemente explicados antes de ser servidos.

Lama la Uva es una coqueta vinoteca situada en el centro de Sevilla
Lama la Uva es una coqueta vinoteca situada en el centro de Sevilla. Foto: Lama la Uva.

Para maridarlos, Lama la Uva expone una cuidada carta, a precios muy ajustados, en la que se lucen las tablas de queso, las chacinas ibéricas, las cañas de lomo, el jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo y los patés de calidad.

Todos los viernes, y hablamos de antes de que nos azotara la covid19, se organizaban en La Parra (la entreplanta del local), catas abiertas a las que cualquiera podía apuntarse, y en las que se seleccionaban novedades de una región en concreto o la presentación de una bodega, con vinos que se podían adquirir en su tienda, y que eran presentados y comentados. Esperemos que esta  grata y formativa experiencia se pueda retomar lo más rápidamente posible.

Pura Cepa, Murcia

En la Plaza Cristo del Rescate, en el casco antiguo de Murcia, descubrimos Pura Cepa, un concepto abierto de vinoteca-restaurante en el que los vinos se lucen con los ricos platos de la gastronomía murciana. Su propietario y sumiller es Juan Francisco Carmona, un entendidísimo experto en elaboraciones enológicas que está a cargo de una bodega con más de 300 referencias.

El local que ocupa Pura Cepa es céntrico, muy acogedor, y confortable. Cuenta además con una gran terraza, una barra típica murciana y varios salones privados.

La mejor gastronomía murciana tiene su lugar en Pura Cepa.
La mejor gastronomía murciana tiene su lugar en Pura Cepa.

En los meses previos a la pandemia, y en espera de poder volver a retomar sus actividades en cuanto sea posible, se celebraban en Pura Cepa eventos temáticos en torno a vinos de todo tipo, tanto españoles como del resto de Europa. Todos estos encuentros, presentaciones y muestras llevan el sello de Puro Vino Club, un club de vinos gratuito que organiza periódicamente jornadas con bodegueros y elaboradores, además de catas para todo tipo de niveles.

Vegamar Espacio Gourmet, Valencia

En la calle Joaquín Costa, epicentro de la Valencia más mundana, tiene su territorio Vegamar Espacio Gourmet, excelente ejemplo de vinoteca relacionada con una bodega. En este caso, Vegamar, floreciente, joven, -fue fundada en 1999-, y reputada empresa vinícola, situada en la localidad valenciana de Calles, en la comarca de Los Serranos, y adscrita a la D.O. Valencia.

En el elegante espacio que ocupa Vegamar Espacio Gourmet de la capital del Turia -también hay otros locales en Madrid, Denia, Sabadell, y próximamente, en Bilbao y Sevilla-, se programan catas, degustaciones y se puede adquirir toda la gama de vinos, cavas y destilados de la bodega.

Vegamar propone buen vino y productos gourmet.
Vegamar propone buen vino y productos gourmet.

Entre ellas, producciones reconocidas con premios nacionales e internacionales como Huella, elaboraciones jóvenes, golosas y fáciles de beber, así como su gama de Autor, Reserva, Crianza y Vegamar Blanco, pensada para un público más exigente, tal y como sucede también con sus propuestas de Esencia Vegamar. Por otra parte, los espumosos Ancestral y el vermut Oh lálá.

Asimismo, la vinoteca Vegamar de Valencia incorpora productos que complementan a los vinos de la bodega en maridajes perfectos: quesos, ibéricos, conservas del mar y la tierra, marcas exclusivas como Peccata Minuta (frutos secos y chocolates) o Herencia del Mar y Herencia de la Tierra (conservas), entre otras exquisiteces.

Zona d’Ombra, Barcelona

Hacemos ahora una parada en Zona d’Ombra, emblemática vinoteca del Barrio Gótico de Barcelona. Es un negocio que entremezcla una tienda, un bar de vinos y una enoteca, siguiendo el concepto británico del wine bar, wine shop, y que sus propietarios han llamado enoiteca.

Vendría a ser la evolución natural de las tradicionales enotecas, reconvertida en un locales donde se venden vinos, cavas y licores, y en los que, además, se pueden catar las distintas propuestas enológicas por copas y maridarlas con excelencias gastronómicas ofrecidas en una sencilla, pero muy gustosa carta de tapas y raciones.

En el Barrio Gótico de Barcelona está Zona D'Ombra.
En el Barrio Gótico de Barcelona está Zona D’Ombra.

Igualmente, en Zona d’Ombra, existe la posibilidad de descorche de cualquier vino de la tienda para saborearlo junto a una selección de embutidos, quesos, foies, croquetas, anchoas, etc. Disponen de unas 190 referencias de vino en botella y hasta 33 por copas, elaboraciones en su mayoría escogidas de entre las denominaciones de origen más atractivas del territorio nacional, haciendo especial hincapié en los vinos más seductores de Cataluña.

Por si fuera poco, Zona d’Ombra es también un punto de encuentro cultural en el que se realizan regularmente exposiciones de arte y se programa música en directo.

a.
Ahora en portada