Qué comer y beber para celebrar el año nuevo chino

Proponemos dos vinos para brindar por un año nuevo chino cargado de esperanza y de buenos augurios. Así se festeja la llegada del buey de metal

El año pasado por el coronavirus y la comunidad china no pudo celebrar su fiesta más representativa, la llegada del año nuevo de su calendario, también conocido como la Fiesta de la Primavera o el Año Nuevo Lunar.

Este año parece que China sí le dará la bienvenida al año del Buey de Metal, un signo simpático y muy positivo.

Este año que comienza la fiesta se realizará el día 12 de febrero, segunda luna nueva, después del solsticio de invierno, aunque en realidad las celebraciones empezarán un día antes, el 11, y durarán hasta el 17 de febrero, hasta la llegada del popular Festival de los Faroles. 

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Infografía Jordi Català

Grandes movimientos de población

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.

También porque durante estos días (y este año puede ser muy diferente por la pandemia) se suele producir la mayor migración humana del planeta.

Es el llamado «movimiento de primavera”, con millones de personas viajando a sus lugares de origen para celebrar estas festividades con sus familiares.

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Infografía Jordi Català

También las colonias de las principales ciudades de Occidente que no han podido desplazarse celebran estas fiestas en su hogar de residencia y ciudades como Barcelona y Madrid se convierten en escenarios de cromáticos desfiles y acciones enogastronómicas.

La importancia de la Luna

El calendario tradicional chino, a diferencia del gregoriano, utiliza el uso lunisolar, que se rige por las fases del satélite y da por empezado un nuevo ciclo cuando aparece la primera Luna nueva del primer mes lunar.

Durante el año nuevo chino se suele producir la mayor migración humana del planeta, con millones de personas de viaje para celebrar la fiesta más querida por el gigante asiático

Esta coincide siempre con el período comprendido entre el 21 de enero y el 20 de febrero, por lo que la Luna nueva que ocurra durante esas semanas marcará esa fecha.

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Infografía Jordi Català

Este calendario se rige también por doce meses de unos 29/30 días cada mes, pero a diferencia del nuestro, la Luna es el referente para contabilizar el primer y el último día

El año del Buey de Metal

Como es tradicional la celebración se inicia esta nueva temporada (en realidad el año 4719) rindiendo homenaje al Buey de Metal (o búfalo), el signo de aquellas personas nacidas en los años 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009 y 2021. 

Según la mitología del horóscopo chino, el buey representa la prosperidad alcanzada a través de la fortaleza y el trabajo.

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Los faroles encendidos invaden las calles. Foto Elvir-Unsplash

En tanto el metal, que puede ser la plata y el oro, está asociado con el otoño, el oeste, la vejez, el planeta Venus, el color blanco y el tiempo seco.

Todo ello se presenta muy diferente a la astuta, hábil en los negocios, pero siempre inquietante Rata del pasado 2020.

Tradiciones folclóricas

El omnipresente color rojo es siempre el protagonista de todo el tiempo de fiesta, pues simboliza el éxito y la buena fortuna. De hecho es difícil ver una decoración china que no utilice ni el rojo ni el dorado. 

Las calles y cualquier espacio público se adornan con linternas de ese color y los edificios estatales, bancos y sedes oficiales se decoran con cuadros rojos de año nuevo, que también simbolizan la prosperidad.

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Infografía Jordi Català

En esta celebración no puede faltar en cualquier rincón del país, el lanzamiento de fuegos artificiales de grandes magnitudes preparados para la ocasión.

Son famosos los de Hong Kong y Shanghái. Otra maifestación folclórica son los bailes o danzas típicas tradicionales como el «Wu Shi» o Danza del León y el «Wu Long» o Danza del Dragón, que sirven para alejar a los malos espíritus atraen la buena suerte.

El año nuevo lunar finaliza con el bellísimo Festival de las Linternas que se lleva a cabo en la última noche de fiestas, con desfiles y exhibiciones de linternas decoradas con hermosos colores.

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Infografía Jordi Català

Gastronomía de La Reunión

La cena de Nochevieja se llama de La Reunión y en ella se degustan platos típicos como pescado al vapor, raviolis o empanadillas chinas (jiaozi), rollos de primavera (hechos con forma de lingotes de oro), tangyuan (bolas de arroz dulce), fideos ‘de la longevidad’ y niángao (pastel de arroz).

En esta celebración no puede faltar en cualquier rincón del país, el lanzamiento de fuegos artificiales de grandes magnitudes preparados para la ocasión.

Las frutas de la buena suerte que se consumen para recibir el Año Nuevo Chino son siempre mandarinas, naranjas y pomelos, que simbolizan plenitud y riqueza por su forma redondeada y su similitud con el color dorado. 

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Infografía Jordi Català

Brindar como en China

En China se celebra el año nuevo con sus legendarios licores, como el de rosas o el vino de canela, pero cada vez más se está brindando con vinos de uva.

En los últimos decenios China pasó a ser el quinto consumidor de vino del mundo, aunque su ratio por habitante sea aún muy modesto, con apenas 1,2 litros al año, frente a los 21 litros de España. 

Pero ahora ya podemos brindar en el año del buey con vino chino. Se trata de Changyu Noble Dragón, que es el nombre del primer vino de ese país que ha llegado a España de la mano de la bodega riojana Marqués del Atrio.

Los dos vinos Changyu Noble Dragón han sido elaborados con variedades de uvas desconocidas en Europa, y se puede conseguir en grandes superficies como El Corte Inglés y en tiendas de vino virtuales. 

La festividad en la intimidad 

Las familias de varias generaciones se reúnen para adorar, en primer lugar, a sus antepasados antes de la cena principal, con ofrendas y oraciones ante altares.

Se escriben versos de la fiesta de la primavera llamados Chun Lian, utilizando ideogramas relacionados con la abundancia, la felicidad,y la prosperidad que acompañarán a la familia en el nuevo año. 

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Chiña se tiñe de rojo. Foto Macau-Photo-Agency-Unsplash

En las puertas de las casas se colocan «guardianes de las puertas», figuras que ahuyentan a Nian, un ser maligno que aparece en primavera.

Para defenderse de este espíritu se colocan peces de color rojo  en las casas, que hacen referencia a la futura abundancia. 

En los marcos de las puertas de todas las casas se colocan cartelitos con refranes del año nuevo o de la primavera, llenos de buenos augurios. 

El año nuevo chino es una fiesta que goza de gran popularidad y repercusión en Occidente por la importante cantidad de la colonia china de Europa y Norteamérica.
Tradiciones y color. Foto Aleksandr Buynitskiy-Unsplash

Regalos y obsequios

Es tradición entregar como deseo de buena suerte un sobre de color rojo (hóng bāo en mandarín o lai see en cantonés) con una pequeña cantidad de dinero a niños, jóvenes y personas mayores.

Los regalos que se suelen intercambiar el resto de los adultos ya son como los nuestros aunque permanecen los tradicionales: juegos de té, licor, tabaco y frutas (amigos), ropa y accesorios (personas mayores), caramelos, ropa, muñecos, sobres rojos y libros.

a.
Ahora en portada