La receta de Murcia para recuperar el cetro gastronómico

Diez de los mejores cocineros del país elaboran juntos un menú el 17 de agosto que anticipa la vuelta de las actividades de la Capitalidad Gastronómica

Más de mil eventos y mil y un sabores, que van desde suculentos platos como el zorongollo, los michirones, las migas, los arroces o los paparajotes le bastaron a Murcia para hacerse con el título de capital española del buen comer en 2020. La invitada con la que nadie contaba, la Covid-19, aguó las grandes citas de Capitalidad Gastronómica, que ahora calienta motores para situarse en el mapa culinario mundial.

Así, y aunque Murcia será la Capital Gastronómica española también en 2021 tras haber tenido que suspender todas las actividades programadas por la crisis sanitaria y retomará las actividades durante el último trimestre del año, eso sí, en función de cómo evolucione la pandemia, los grandes chefs apuestan por encender ya los fogones.

Capital Gastronómica en 2021

No es solo por el título, que también, señala el chef Nazario Cano, uno de los referentes de la alta cocina nacional, sino también “para ayudar a reactivar la hostelería en la región” y, claro, “para reivindicar la idiosincrasia y la riqueza de la gastronomía murciana”.

Formado en cocinas de Madrid, el País Vasco y, por supuesto, su Alicante natal, donde obtuvo en 2017 una estrella Michelin en el restaurante El Rodat (Jávea), Cano aterrizó a principios de año en Murcia para hacerse cargo de la propuesta gastronómica del vanguardista espacio Odiseo.

Odiseo, Murcia
El restaurante gastronómico de Odiseo acogerá un inédito almuerzo a 20 manos. Foto: David Frutos | BIS Images.

Aquí dirige las diferentes propuestas gastronómicas que se ofrecen, desde el comedor nikkei con teatro, donde los fines de semana se celebran cenas con espectáculo a la más informal barra, pasando por el restaurante gastronómico donde el próximo 17 de agosto tendrá lugar una cena que busca volver a poner el acento en la riqueza culinaria de Murcia y en su papel como capital gastronómica del país.

Cena a 20 manos

Precisamente Cano será el anfitrión de este almuerzo que estará elaborado por diez de los mejores cocineros del país, entre ellos Ade Bueno, responsable del que fuera primer estrella Michelin de Murcia, el mítico Rincón de Pepe; María Gómez, alma máter del estrella Michelin Magoga de Cartagena; y los también estrella Michelin María José San Román, de Monastrell (Alicante), Kisko García, de Choco (Córdoba) y Miguel Barrera de Cal Paradís (Vall d’Alba, Castellón).

Suman también su talento Tomás Écija, responsable de los fogones de El Albero y La Maita, en las localidades murcianas de Ceutí y Molina de Segura respectivamente; José Carlos Fuentes, chef del mítico comedor madrileño Club Allard; David López (de Local de Ensayo en Puente Tocinos, Murcia) y Miquel Ruiz, al frente de Elbaret de Miquel en Denia (Alicante).  

En total, diez amigos, ligados de diferentes formas a la tierra murciana y a Cano, elaborarán un menú de 12 pases, tres a cargo del anfitrión y nueve más, uno por cada uno de los chefs invitados.

Odiseo. Foto: David Frutos | BIS Images.

Odiseo: hedonismo mediterráneo

Reflexión e intuición, osadía y esencia, cocina de autor pero también terruño y siempre reverencia al producto de primera, técnicas primitivas como los salazones, ahumados, caldos y fumets, y la despensa local, Nazario Cano despliega en Odiseo una nueva versión de su gastronomía, tan innovadora como el espacio que la acoge.

Recientemente inaugurado en Murcia y con un total de 15.000 m2 distribuidos en tres alturas, Odiseo, propiedad del Grupo Orenes, brilla entre la audaz arquitectura e interiorismo del arquitecto murciano Manuel Clavel, detrás del restaurante Mix de Alain Ducasse en Dubai o Urban Jam, una de las fachadas del Museum Garage, en el Design District de Miami, y su particular concepto: todo un viaje mediterráneo al más puro estilo del Odiseo homérico.

Evitando cualquier obviedad y cliché, el lugar surge despojado de tópicos, elegante, cargado de reflexión, donde resuenan ecos de distintas civilizaciones mediterráneas -fenicios, griegos o romanos- que ya entendían la gastronomía o el espectáculo como placeres hedonistas.

Hasta el 80% de la oferta de Odiseo es la gastronomía. Foto: David Frutos | BIS images.

Todo ello enmarcado en una estructura de imponente celosía compuesta por tubos de más de 30 metros que se inspira en las columnas de un templo helénico y con elementos de la esencia mediterránea que se multiplican en la exuberancia, la vegetación o el mar.

Son elementos que se plasman en detalles como las lámparas de concha hechas a medida, las jaulas que recubren las mesas del restaurante principal, algo así como una alegoría de Poseidón y sus ninfas, las paredes con escamas que cubren la cocina vista o las burbujas que encierran barcos y sirenas y que hacen del conjunto un viaje, un sueño, una fantasía.

a.
Ahora en portada