¿Una cerveza ideal para disfrutar de los ibéricos? En Extremadura tienen la respuesta

Cervezas 'jamoneras' hay varias, pero ninguna con la personalidad de Cervezas de Monesterio, creadas para maridar con los mejores jamones de bellota 100% ibéricos

Lo cierto es que Cerveza de Monesterio ha tenido una gran acogida entre ese tipo de bebedores de cerveza, fundamentalmente en su pueblo, y también entre los productores de ibéricos. De hecho, como dice Juan, “tanto el Ayuntamiento como Jamón de Monesterio han trabajado con nosotros desde el primer momento, también todo el sector hostelero del pueblo, muchos de ellos amigos desde la infancia, que nos apoyan abnegadamente”.

Cerveza de Monesterio Lager Original.

Los productos elaborados a partir del cerdo ibérico (fundamentalmente el jamón) son el buque insignia gastronómico de nuestro país. Por eso, parecen más que loables las iniciativas que pretenden potenciar las mejores cualidades aromáticas y gustativas de esos productos, a través de bebidas específicamente pensadas para tomar con ellos.

Un ejemplo claro es Cervezas de Monesterio, la personal empresa de Juan Frutos, extremeño de esa misma localidad pacense, productor de televisión y que lleva afincado en Alemania desde hace varios años.

Juan, gran amante de su pueblo, al que regresa siempre que puede, lleva años siendo consciente de las dificultades e injusticias que supone eso que ahora se conoce como ‘España vaciada’ y que se sufre de una forma especial tanto en Monesterio como en el resto de su comunidad autónoma, Extremadura. De ahí su empeño en elaborar “cervezas que compitan con las más conocidas del mercado: eso supondrá un enorme impulso en la creación de empleo para mi pueblo”.

Lo cierto es que Cerveza de Monesterio ha tenido una gran acogida entre ese tipo de bebedores de cerveza, fundamentalmente en su pueblo, y también entre los productores de ibéricos. De hecho, como dice Juan, “tanto el Ayuntamiento como Jamón de Monesterio han trabajado con nosotros desde el primer momento, también todo el sector hostelero del pueblo, muchos de ellos amigos desde la infancia, que nos apoyan abnegadamente”.
Juan Frutos es el creador de Cerveza de Monesterio. Foto: Cervezas de Monesterio.

Una cerveza extremeña creada en Alemania

Para elaborarlas, decidió contar con la ayuda de un experto con mayúsculas, el maestro cervecero Georg Rittmayer, ganador de numerosos certámenes internacionales del sector y heredero de una tradición familiar ininterrumpida (la de elaborar cervezas), que hunde sus orígenes a principios del siglo XV: “antes de que Colón llegara a América, la familia de Georg ya producía cerveza”.

El reto no era fácil, porque lo que pretendía Juan, aparte de poner en el mapa de los placeres gustativos el nombre de su pueblo, era que estas cervezas maridaran a la perfección con los mejores productos de Monesterio, que no son otros que los jamones y chacinas de bellota 100% ibéricos.

Para ello, Juan Frutos “no quería hacer experimentos probando recetas para ver qué sale. Había que hacer algo de verdad, serio y contando con aquellos que saben realmente hacer cerveza”.

Se trata de una cerveza altamente lupulada, con equilibrio entre el amargor y los aromas herbales, muy fresca y diseñada para maridar especialmente con el jamón de bellota 100% ibérico

El resultado es su Lager Original, caracterizada “por los frescos aromas herbales que le dan un toque inicial afrutado, pero fundamental es la combinación de lúpulo. Uno de ellos es el saphir. Georg me decía que se lo había puesto complicado, porque este lúpulo es caro y difícil de conseguir, pero juega un papel fundamental en nuestra receta”.

Una cerveza altamente lupulada, con bastante equilibrio entre el amargor y los citados aromas herbales, muy fresca y que, como hemos dicho, marida especialmente bien con el jamón de bellota 100% ibérico.

Lo cierto es que Cerveza de Monesterio ha tenido una gran acogida entre ese tipo de bebedores de cerveza, fundamentalmente en su pueblo, y también entre los productores de ibéricos. De hecho, como dice Juan, “tanto el Ayuntamiento como Jamón de Monesterio han trabajado con nosotros desde el primer momento, también todo el sector hostelero del pueblo, muchos de ellos amigos desde la infancia, que nos apoyan abnegadamente”.
El diseño de la botella nos traslada inmediatamente al pasado. Foto: Cerveza de Monesterio.

Diseño retro (y sostenible)

Pero antes de degustarla llama poderosamente la atención el diseño de la botella (de 33 cl), sobre todo por su tapón mecánico, tan retro pero, a la vez, tan práctico y sostenible. A Juan, este diseño le traía “recuerdos de mi pueblo, cuando era pequeño. Mi abuelo me mandaba a por vino de pitarra en una vieja botella de La Casera, cuyos cierres eran así”.

De hecho, es bien consciente de la evocación que genera este tipo de botellas: “sabía que iba a despertar esa nostalgia de nuestra infancia, cuando jugábamos en la calle y solo subíamos a casa para comer o cenar al grito de nuestras madres desde el balcón. Es una oda a una generación que hoy tiene entre 35 y 60 años, y que supone nuestro perfil de consumidor”.

«Ser la primera cerveza del mundo creada expresamente para degustar con ibéricos nos facilita la entrada a restaurantes, hoteles o establecimientos con clientelas muy exigentes»

Juan Frutos

Lo cierto es que Cerveza de Monesterio ha tenido una gran acogida entre ese tipo de bebedores de cerveza, fundamentalmente en su pueblo, y también entre los productores de ibéricos. De hecho, como dice Juan, “tanto el Ayuntamiento como Jamón de Monesterio han trabajado con nosotros desde el primer momento, también todo el sector hostelero del pueblo, muchos de ellos amigos desde la infancia, que nos apoyan abnegadamente”.

En este sentido, esa empresa productora de jamones realiza numerosas colaboraciones con Cerveza de Monesterio, no solo asesorándoles, también ayudándoles a la distribución, incluso a través de importantes empresas internacionales (como las tiendas gourmet Martínez 1915 en Alemania, que tienen establecimientos asociados en Suiza): “saben perfectamente que esto es una simbiosis de extrema importancia y solo podemos ayudarnos; al fin y al cabo todos trabajamos para el pueblo”.

Lo cierto es que Cerveza de Monesterio ha tenido una gran acogida entre ese tipo de bebedores de cerveza, fundamentalmente en su pueblo, y también entre los productores de ibéricos. De hecho, como dice Juan, “tanto el Ayuntamiento como Jamón de Monesterio han trabajado con nosotros desde el primer momento, también todo el sector hostelero del pueblo, muchos de ellos amigos desde la infancia, que nos apoyan abnegadamente”.
Foto: Cerveza de Monesterio.

La cerveza de los momentos especiales

Respecto a la forma de comercialización de esta bebida, se realiza en buena parte en los establecimientos de hostelería de esa localidad extremeña (“desde el inicio tuve claro que mi idea era vender Cerveza de Monesterio en mi pueblo), pero también a través de la página web de la empresa, donde proponen variadas combinaciones de cerveza y productos ibéricos desde 34,90 euros (la unidad de Lager Original cuesta 2,90 euros).

Pero el punto fuerte en la distribución de Cerveza de Monesterio es la hostelería, incluso para sorpresa del propio Juan: “tras nuestras presentación, en agosto de 2019, comenzaron a llegar pedidos de restaurantes y cadenas hoteleras nacionales. Fue algo totalmente inesperado. Empezaron a llegarnos peticiones de distribuidores que querían movernos la cerveza en Valencia, Barcelona, País Vasco, Madrid, Andalucía…”.

Y eso que esta no es una cerveza “para todos los públicos”. Según Juan Frutos, “tiene la particularidad de que es la primera del mundo creada, expresamente, para degustar con ibéricos y eso nos facilita la entrada a restaurantes, hoteles o establecimientos con clientelas muy exigentes. Obviamente no es para todos los bolsillos, pero estamos muy contentos de haber conseguido ser una cerveza para un determinado sector que tiene mucho conocimiento del producto”.

Cerveza ‘sport’

Con ser la “estrella de la casa” no solo de Lager Original vive Cerveza de Monesterio. En botella también tienen Sport Keller de 0,5 litros que, según Juan, “es la primera cerveza tipo zwickel de España sin alcohol. Se desarrolló para beber después de hacer deporte, muy refrescante y baja en calorías, de ahí que optáramos por el tamaño de medio litro”.

Lo cierto es que Cerveza de Monesterio ha tenido una gran acogida entre ese tipo de bebedores de cerveza, fundamentalmente en su pueblo, y también entre los productores de ibéricos. De hecho, como dice Juan, “tanto el Ayuntamiento como Jamón de Monesterio han trabajado con nosotros desde el primer momento, también todo el sector hostelero del pueblo, muchos de ellos amigos desde la infancia, que nos apoyan abnegadamente”.
Gama de productos de Cerveza de Monesterio.

Y luego también está la Pilsen Original aunque, en este caso, solo en barril, para servir en bares y otros establecimientos hosteleros.

Respecto a la filosofía de la empresa, Juan Frutos afirma: “nosotros hacemos cervezas para disfrutar en una comida o en una cena, para momentos especiales y nos enorgullece que sea así y que la gente se sienta bien con una Lager Original en la mano”.

También, claro, les llena de orgullo cuando “algún futbolista de élite, un actor o incluso un presentador de televisión nos escribe para felicitarnos por la Lager Original. ¿Es ese nuestro público? No lo sé, parece que se está convirtiendo en una cerveza de un sector determinado”.

¿El próximo reto de Cerveza de Monesterio? Su Pilsen Original en botellas de 0,33 litros, “con la que queremos llegar a un público más amplio”. Eso sí, habrá que esperar hasta la primavera de 2022 para disfrutarla.

a.
Ahora en portada