¿Cena romántica y segura? La de las mesas flotantes de este lago suizo

La distancia social se convierte en aliada para estas cenas sobre plataformas que emergen del lago Obersee

Mascarillas, desinfectante, distancia social… El coronavirus no da tregua pero más allá de las molestias hay quien ve oportunidades. Por ejemplo, de cenar en medio de un lago suizo en una plataforma flotante. ¿Hay un plan más romántico para este verano?

La comuna suiza de Arosa, en el cantón de los Grisones, se alza en el ya de por sí idílico valle de Schanfigg a una altura aproximada de 1800 metros, rodeada de impresionantes picos alpinos. Las 365 curvas y varios túneles que hay que atravesar para alcanzarla desde la ciudad de Chur (también el ferrocarril Rhätische Bahn) bien merecen la pena para alcanzar un paraíso tanto invernal como, más apetecible ahora, veraniego.

Alcanzar el monte Hörnli en teleférico, flotar en el lago Obersee practicar senderismo o bicicleta de montaña o realiza la más que recomendable excursión a los diez lagos son algunas de sus propuestas, a las que se suma ahora la iniciativa Nights to Remember.

¿Cena romántica y segura? La de las mesas flotantes de este lago suizo
La experiencia se celebrará en 3 únicas fechas este verano. Foto: Nina Mattli | Arosa Tourismus.

Picnic bajo las estrellas

Será solo durante tres noches en los meses de agosto y septiembre (8 y 21 de agosto y 27 de septiembre), pero la experiencia no puede ser más exclusiva. Una mesa para dos que flota en el Obersee, velas, música de fondo y un exquisito picnic con los manjares más destacados de la zona y vino, además de detalles como una suave mantita por si refresca durante la velada y un cupón para tomar café en un restaurante de la zona.

Para esta experiencia se han construido ad hoc 50 plataformas flotantes sobre el lago

Además, para que incluso las parejas con niños puedan disfrutar de esta noche mágica, se ofrece un servicio de guardería.

El lago es el restaurante

La cena para dos, que incluye el traslado en bote hasta la mesa del lago y el picnic en la plataforma cubierta de pétalos de flores, no tiene un coste fijo: los interesados deben hacer una oferta -con un importe mínimo de 300 francos suizos, 280 euros-. Las 50 cenas flotantes se asignan a los mejores postores. Pero ¿cuánto vale en realidad una experiencia mágica?

Los beneficios, una vez cubiertos los costes, se dedicarán al organismo Fondo Eco Arosa que promueve un turismo sostenible en la comuna.

¿Cena romántica y segura? La de las mesas flotantes de este lago suizo
El picnic consiste en una cena fría con los mejores productos regionales. Foto: Nina Mattli | Arosa Tourismus.

Una vez aceptadas las ofertas, las 50 parejas afortunadas en cada una de las fechas pueden escoger, online y 24 horas antes de su llegada, el proveedor de la cena entre varios restaurantes y hoteles locales.

Para completar esta noche mágica, una apuesta segura es el Tschuggen Grand Hotel, un exquisito alojamiento entre montañas y miembro del sello The Leading Hotels of the World, que incorpora un interiorismo firmado por el diseñador Carlo Rampazzi y un espectacular spa de más de 5.000 m2 diseñado por el arquitecto Mario Botta.

Destino eco

Los ingresos obtenidos por la campaña ‘Noches para recordar: un lago lleno de emociones’ cubren los gastos de comidas, la infraestructura en el lado diseñada especialmente para las cenas románticas y los traslados. El resto de dedicará a campañas de promoción de los productos regionales y del destino a través del programa Arosa Sostenible 2030, así como a mejoras en el entorno.

a.
Ahora en portada