Canarias: la mejor gastronomía para descubrir de isla en isla

Del bienmesabe de Gran Canaria al conejo con salmorejo de Tenerife, pasando por los vinos de Lanzarote, esto es lo mejor de cada isla

Es difícil salir del cliché de que las Islas Canarias es un cruce de culturas, pero cuando hablamos de gastronomía no hay otra forma para describir la conjunción de tradiciones que crearon un patrimonio de aromas y sabores únicos en España.

Tenerife – Teide con plato – Turismo de Tenerife

Es difícil salir del cliché de que las Islas Canarias es un cruce de culturas, pero cuando hablamos de gastronomía no hay otra forma para describir la conjunción de tradiciones que crearon un patrimonio de aromas y sabores únicos en España.

Canarias fue el puente entre los productos y preparaciones de América con la cocina de Europa, sazonado con la herencia geográfica de África, matizado con las cosechas de sus suelos volcánicos, donde desde las vides hasta las patatas presentan características únicas.

Cada isla es única

A esto se suma la singularidad de cada isla, donde la gastronomía canaria se convirtió en un árbol de siete ramas con diferentes señas de identidad.

Podemos saltar de isla en isla siguiendo las recomendaciones de Naviera Armas para descubrir el tesoro culinario que espera en cada rincón de Canarias, donde se podrán probar las papas arrugás, el rancho canario, el mojo picón, la ropa vieja, el puchero canario o el gofio. Y la lista parece no tener fin. ¿Vamos?

Conejo al salmorejo
Conejo al salmorejo, uno de los platos recomendados.

Gran Canaria

La pequeña gran joya de la corona es el queso de flor, una variedad grasa o semigrasa que se elabora con leche de oveja canaria; pero lo que le hace único de Canarias es que utiliza un coagulante vegetal: la flor del cardo.

En esta isla brilla el bienmesabe, un dulce tradicional originario del pueblo de Tejeda, una recomendada mezcla de azúcar, almendra, yema y canela.

Es difícil salir del cliché de que las Islas Canarias es un cruce de culturas, pero cuando hablamos de gastronomía no hay otra forma para describir la conjunción de tradiciones que crearon un patrimonio de aromas y sabores únicos en España.
Quesos con miel. Foto Turismo de Tenerife

Como en cualquier otra isla, nadie se puede ir de Gran Canaria sin probar la ropa vieja o el rancho canario.

Nadie se puede ir de Gran Canaria sin probar la ropa vieja o el rancho canario

La primera es un guiso de pollo, cerdo o ternera con verduras, como patatas y garbanzos; una de las herencias que han llegado desde Cuba. Su nombre proviene porque es una mezcla de sobras de comidas de la semana.

El segundo plato es una sopa de fideos hecha con pollo, cerdo, garbanzos y una selección variada de verduras, sobre todo patatas.

Fuerteventura

En esta isla el pescado es el rey, como las viejas que se preparan cocidas (sancochadas, dicen allí).

También es muy habitual la conocida cazuela de pescado con gofio y lapas, mejillones, burgados y caracolillas.

Ya que hablamos de gofio, esta es una harina elaborada a partir de granos tostados de trigo o millo, que sirve tanto para crear bolas de masa para sopas, salsa y hasta helados.

Volviendo a los pescados, aquí hay que probar el aperitivo de pejines, que son como boquerones elaborados a la parrilla, fritos o secos al sol.

En cuanto a las carnes, la de cabra es la más popular, y la preparación más célebre es el puchero majorero.

Gofio, otro plato único de Canarias
Gofio, otro plato único de Canarias

La abundancia de caprinos llevó a los guaches, los antiguos habitantes, a elaborar queso hace 20 siglos atrás, del que hereda el actual queso majorero, moldeado con hoja de palma.

Tenerife

Sí, Tenerife tiene una consolidada herencia de pesca y vida de mar, pero en su complicada orografía se encuentra una antigua costumbre de consumo de carnes de cerdo y vacunos, asadas o acompañando guisos, donde también brillan las carnes de conejo y de cabra (recordemos que el archipiélago tiene tres especies autóctonas de este animal).

La carne de cochino negro, espécimen único es muy apreciada, así como las costillas con papas y el conejo o pollo en salmorejo.

La carne de cochino negro es doblemente valiosa por su sabor y porque es una raza autóctona de Canarias

Estos últimos son platos de carne adobada con ajo, cocinado en vino blanco y sazonado con comino, orégano, pimentón y tomillo. Imprescindible.

Es difícil salir del cliché de que las Islas Canarias es un cruce de culturas, pero cuando hablamos de gastronomía no hay otra forma para describir la conjunción de tradiciones que crearon un patrimonio de aromas y sabores únicos en España.
Plato de conejo de Tenerife. Foto Turismo de Tenerife

Una gema es la miel de la tajinaste, una flor que florece de mayo a junio en el cráter del volcán del Teide.

Solo en la isla hay 13 variedades de miel, la DOP con más diversidad que se pueda encontrar.

La Gomera

Uno de sus productos que no se van a encontrar en las otras islas es el almogrote. Parece un paté, y está elaborado con queso curado, con pimienta, tomate y aceite, lo que le da un sabor sabroso y ligeramente picante ideal para acompañar con el pan o las patatas.

La costumbre es untarlo en capas gruesas en el pan con mantequilla.

La miel de palma, cuidado, no es miel ni es de la vecina isla homónima, es la cocción de la savia de la palmera hasta espesarla a punto de caramelo.

Papas arrugás al mojón.
Papas arrugás al mojón.

La usan los cocineros locales como condimento que se sirve con quesos, carnes y postres dulces.

De allí sale el gomerón, que se obtiene con la mezcla de la miel de palma y el aguardiente de parra. Hay quienes la beben a modo de refresco.

Entre los platos, que se extienden a todo el archipiélago, podemos nombrar el puchero canario, un guiso similar al cocido madrileño.

El caldo se escurre y toma como sopa en un primer plato, mientras que el segundo plato es la carne y las verduras del guiso.

Sus ingredientes son carne de vaca y cerdo, con calabaza, repollo y boniato.

La Palma

Salimos de las comidas para hablar de bebidas, como el ron de La Palma, elaborado gracias a la concentración de cañaverales en sitios como Sauces y San Andrés.

Es difícil salir del cliché de que las Islas Canarias es un cruce de culturas, pero cuando hablamos de gastronomía no hay otra forma para describir la conjunción de tradiciones que crearon un patrimonio de aromas y sabores únicos en España.
Queso curado de cabra de Flor Valsequillo.

El azúcar también se convierte en dulces como la rapadura (con miel de caña, el gofio, el azúcar, la almendra, la canela y el limón) y los almendrados (tortitas de pasta de almendra con azúcar y huevo cocidas al horno).

En La Palma hay que probar su famoso ron, elaborado gracias a la concentración de cañaverales

Ya sea en La Palma o en cualquier otra isla, hay que degustar el sancocho canario, un pescado cocido, salado y condimentado acompañado de gofio y papas arrugadas con mojo picón; una salsa picante compuesta de ajo, aceite de oliva, pimiento rojo o verde, comino, sal y vinagre.

Recuerden: no hay plato canario si no lleva mojo picón, eso es ley.

El Hierro

En esta tierra de arraigadas costumbres rurales son muy populares las quesadillas de Hierro, con queso y anís.

Puchero o sanchocho, la influencia americana en Canarias.
Puchero o sanchocho, la influencia americana en Canarias.

También los potajes como el de berros o el de ñame, así como la sopa herreña o el rancho de papas.

En cuanto a pescados, la vieja a la plancha y los tollos (tiras secadas al sol) se encuentran entre los referentes.

Lanzarote

Los mariscos mandan en Lanzarote, como las lapas que se cocinan con vino blanco, aceite, ajo y aceite de oliva. O con el mojón picón de rigor.

También brillan el atún en adobo, una mezcla de pescado con ajos, pimienta, laurel, pimentón, aceite, tomillo, orégano, vinagre y sal.

Es difícil salir del cliché de que las Islas Canarias es un cruce de culturas, pero cuando hablamos de gastronomía no hay otra forma para describir la conjunción de tradiciones que crearon un patrimonio de aromas y sabores únicos en España.
Viñas de Lanzarote. Foto DO Lanzarote

Pero la nota destacada de Lanzarote está en sus vinos, gracias a las vides que crecen en tierras volcánicas.

Es recomendado su vino de malvasía, blanco y dulce, y conocer cómo se cultiva y elabora vino en la zona de La Geria.

a.
Ahora en portada