Vermut caliente: la receta más eficaz (y agradable) contra el frío

Un laboratorio-bodega del Priorat crea el vermut caliente, mientras que un premiado local de Barcelona desarrolla una versión propia muy recomendada

En el 2017 la marca Priorat B&D Lab, coincidiendo con la inauguración de su bodega y destilería en Bellmunt, se propuso crear nuevas experiencias a partir de su emblemático y multipremiado Vermouth Dos Déus.

Y nacieron dos bebidas: Dos Déus Vermouth Caliente Nordic y Dos Déus Vermouth Caliente Mediterranean.

Pau Matias-Guiu, responsable técnico y master distiller del proyecto, con Àlex Illa, director y fundador y Cristina Guix, acababan de inventar los dos primeros vermuts del mundo para tomar caliente.

Y lo habían hecho con aromas y sabores que se interesaban por la cultura europea del vino caliente especiado, el glühwein; pero desde una vertiente mediterránea, con bebidas, como es el caso del vermut, que ofrecían un acabado más seco y amargo.

Poco después, en el extraño 2020, estos vermuts calientes era galardonados con el Premio Vinari de Oro a la innovación en vermuts.

Los vinos glüwein o mulledwine

El glühwein es una bebida caliente que se compone de vino, azúcar, naranja y especias como canela, jengibre, clavo, pimienta larga, nuez moscada, mejorana o cardamomo).

Emplea como base tanto el vino tinto (más típico en Alemania, Francia y Bélgica) como el blanco (en Italia y Austria) y otros ingredientes añadidos pueden ser cáscaras de limón, granos de café y anís estrellado. 

El glühwein se toma en invierno y principalmente durante el adviento y se puede encontrar en los mercados navideños

Para su elaboración se calienta todo pero sin dejarlo hervir y se le añade azúcar. El glühwein se toma en invierno y principalmente durante el adviento y se puede encontrar en los mercados navideños.

Historia de los vinos calientes

En la Antigua Roma, en el siglo II, se comenzó a calentar, condimentar y especiar el vino, conditum (condimentado).

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.
La bodega-laboratorio de Priorat B&D Lab.

A medida que el imperio se extendió, las legiones romanas exportaron tanto la viticultura como la afición por el vino caliente hasta las fronteras del Rin, el Danubio y de la actual Escocia.

Su heredero en la Edad Media fue el hipocrás, un vino endulzado con miel y condimentado con especias como nuez moscada, canela, clavo, jengibre o pimienta.

Con el tiempo este vino se asoció a la Navidad y al invierno, excepto en Suecia en donde se popularizó durante siglos el glögg, con sus múltiples derivados. 

Un laboratorio-bodega para transmitir antiguas recetas  

Bellmunt es una pequeña localidad situada en el Priorat, una de las zonas vitivinícolas más reconocidas a nivel mundial, y es el lugar en el que una pareja de bodegueros y destiladores, Alex y Cristina, se establecieron con su alambique Müller para desarrollar el sueño de su vida. 

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.
Vermut Mediterrani, para beber caliente

Este proyecto denominado Priorat B&D Lab se presenta como la “microdestilería y bodega de Bellmunt del Priorat” como les gusta llamarla a sus fundadores.

El proyecto Priorat B&D Lab se presenta como una bodega y laboratorio que rescata viejas recetas y tradiciones de esas tierras

Más concretamente, la presentan como “un centro de búsqueda de productos, no solo una bodega sino un laboratorio experimental, con muchos proyectos para los próximos años, según viejas recetas y la tradición de estas tierras”

Según precisan sus fundadores, estas antiguas recetas se adaptan a los nuevos momentos de consumo, “con bebidas y destilados hechos a medida, y con el asesoramiento de importantes referentes como Joan Soler, Damià Deas, Eva Plazas, Ricard Rofes y Javier Caballero.

El secreto de su elaboración

La base es el vino tinto del Priorat mezclado cuidadosamente con una gran proporción de plantas alpinas, mediterráneas y especias orientales que, previamente, maceran durante meses en frío (estilo cold brew), hasta que el master distiller consigue las sensaciones exóticas deseadas.

Los vermuts se elaboran tras un largo proceso de maduración en el que envejecen elegantemente en barricas de Jerez de Oloroso de viejas soleras, que aportan las notas complejas de frutos secos.

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.
Dos opciones: vermut frio y caliente. Foto Priorat B&D Lab

El segundo proceso son las maceraciones de botánicos especiados durante meses en damajuanas a sol-y-serena en el patio de la bodega de Bellmunt, que expande un bouquet altamente especiado.

El Dos Déus Mediterranean & Nordic

Los vermuts calientes poseen una elegancia aroma y sabor, fruto de fusionar la elegancia y exquisitez del Vermouth Dos Déus tradicional, con un perfil intenso especiado, con nuevos sabores suaves dulces a partir de sus dos largos y complejos procesos de maduración.

Los Dos Déus Vermouth se diseñan en dos versiones: uno es Mediterranean, que es una bebida suave gracias a los aromas 100% del invierno mediterráneo (piel de naranja, café, vainilla, ajenjo, nuez moscada y pasas).

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.

El otro es Nordic, con aromas del invierno nórdico que tiene un perfil más reconocible que recuerda a los aromas navideños de las galletas especiadas con clavo y canela, con matices de piel de naranja, ruibarbo, café.

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.

Dos vermuts polifacéticos

Para servir hay que calentarlos a 75 grados (al baño maría o en tazas 45-60 segundos en el microondas a 700).
Para degustarlos, dejar que se enfríen poco a poco, para disfrutar de todo su registro de sabores y aromas.

Se sugiere servir el vermut Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.
Paisajes de Bellmunt, en el Priorat.

También se pueden añadir con limón, y fríos destacan por un tacto de café cold brew, con un final amargo y especiado. Los Dos Déus Caliente también son ideales para cócteles equilibrando su carácter amargo con aromas suaves como café, chocolate, etcétera.

La vermutería integral

Las Vermudas se presenta como una vermutería integral, una referencia universal del conocimiento y de la adoración de esta bebida, como protagonista del aperitivo en la gastronomía y en la alta coctelería.

Las Vermudas es un verdadero templo de esta bebida, en donde se le rinde culto a centenares de variedades, con referencias a muchos lugares del mundo, una gran selección de amaros italiano, cócteles a base de vermut, preparaciones de grifo, talleres de divulgación y, por supuesto, el vermut caliente.

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.

Un vermut para los tiempos más fríos

Con dos locales en Barcelona, en Gràcia y Sant Antoni, en el 2019 crearon su propio vermut caliente que servía en para Navidad, y que ahora se puede adquirir en botella de 75cl.  

Se sugiere servir el vermut caliente Mediterranean con dos granos de café y el Nordic con una rama de canela.
Vermut caliente de Las Vermudas.

La bebida es el resultado de una receta artesanal a base de vermut dulce, infusionado con turrón, almendras, canela, jengibre, clavo, manzana verde y pasas.

Se trata de una bebida que se sirve caliente, a 70º, que tiene una graduación alcohólica de 15% y que también se puede adquirir.

 Es una opción ideal para tomar solo, como aperitivo maridado con quesos o para servir al final de una comida, con postres dulces o galletas de jengibre.

a.
Ahora en portada