Un cava con vocación de ave Fénix

En tierras con milenios de historia vitivinícola, Segura Viudas Brut Reserva simboliza el respeto a la tierra, el paisaje y el medio ambiente

Imagen: Segura Viudas

Respeto por las raíces. Ese es el concepto que define esta nueva etapa que acaba de estrenar la marca de cavas y vinos de alta calidad Segura Viudas, envuelta en una nueva imagen que reafirma la apuesta de la bodega del Penedés por el cava prémium y por la modernidad. 

La hoja de ruta de la nueva etapa insiste. Y el primer producto de la bodega que cumple estos requisitos y nace para estrenar este momento de cambio es el nuevo sugerente y creativo Segura Viudas Brut Reserva, y lo hace con una elegante presentación en torno al emblemático escudo del Heredad, y un packaging que fusiona siglo XXI con la personalidad visual de Segura Viudas.

Respeto por las raíces. Ese es el concepto que define esta nueva etapa que acaba de estrenar la marca de cavas y vinos de alta calidad Segura Viudas, envuelta en una nueva imagen que reafirma la apuesta de la bodega del Penedés por el cava prémium y por la modernidad. 
Infografía de Jordi Català

Un nuevo cava para los nuevos tiempos

Este Brut Reserva es un cava elaborado a partir de uvas macabeu, parellada y xarel·lo, que proceden de una gran diversidad de viñedos de la comarca. De esta forma se puede aprovechar lo peculiar de cada zona para lograr un cava complejo y armónico. 

Las uvas se transportan en cajas de 25 kilogramos para evitar que el grano se rompa. 

Fruta, frescura y complejidad son las tres principales virtudes que definen al Brut Reserva Segura Viudas. La fruta y la frescura le vienen del cuidado de la uva recogida 100% a mano y transportada con sumo cuidado para evitar que el grano se rompa y que el mosto pueda sufrir oxidaciones, con la consecuente pérdida de frescura.

Respeto por las raíces. Ese es el concepto que define esta nueva etapa que acaba de estrenar la marca de cavas y vinos de alta calidad Segura Viudas, envuelta en una nueva imagen que reafirma la apuesta de la bodega del Penedés por el cava prémium y por la modernidad. 
Infografía de Jordi Català

La complejidad procede de una especial elaboración basada en una primera autólisis de las levaduras con el vino base durante tres meses antes de ser embotellado, y una segunda de las levaduras durante un mínimo de crianza de 15 meses en el interior de la botella. 

Fidelidad al medio ambiente

La Heredad Segura Viudas está ubicada en las fértiles tierras del municipio de Torrelavit, comarca del Alt Penedès, rodeada por 180 hectáreas de viñedos de suelo calcáreo, que se extienden entre los 100 y los 500 metros sobre el nivel del mar.

La zona está cruzada por dos pequeños ríos, el Anoia y el Bitlles, en un espacio protegido por la montaña de Montserrat y los vientos suaves del Mediterráneo. 

En las viñas de Segura Viudas existe una gran preocupación por la preservación de la Biodiversidad y cuentan con el certificado Wineries for Climate Protection (WfCP), la única acreditación de sostenibilidad medioambiental del sector vinícola. La bodega posee un distintivo de Compromiso Biosphere como muestra de su enoturismo responsable. 

Respeto por las raíces. Ese es el concepto que define esta nueva etapa que acaba de estrenar la marca de cavas y vinos de alta calidad Segura Viudas, envuelta en una nueva imagen que reafirma la apuesta de la bodega del Penedés por el cava prémium y por la modernidad. 
Infografía de Jordi Català

Desde hace muchos años, en Segura Viudas se dedican al estudio y la catalogación del ecosistema de alrededor del río Bitlles, junto a las viñas, como el formado por los pájaros, las flores de primavera, la vegetación silvestre y medicinal o los peces fluviales.

La Heredad también destina la madera de la poda invernal a la generación de biomasa, con un valor energético equivalente al consumo anual de gasóleo, para la calefacción de la bodega. También se controlan ciertas plagas en las uvas con estrategias de confusión sexual o sembrando leguminosas y otras plantas para generar una cubierta vegetal.

Tierras que siempre han sido de vinos

El Alt Penedès es tierra de vinos desde la antigüedad más remota como demuestran los más recientes descubrimientos arqueológicos, pero también han estado pobladas desde mucho antes de la romanización.

Los hallazgos en los viñedos incluyeron centenares de fragmentos cerámicos de la época ibérica, de entre los siglos IV y III a.C

Como prueba de ello, en el 2017 tras doce meses de trabajos arqueológicos, se descubrió un yacimiento ibérico en los viñedos de Segura Viudas. 

Los hallazgos incluyeron centenares de fragmentos cerámicos de la época ibérica, de entre los siglos IV y III a.C., además de restos de ánforas, tinajas y platos de épocas posteriores. 

Una torre de defensa medieval allí donde se inició todo

En el siglo XI, ubicados en tierras fronterizas y en plena Reconquista, se pueden hallar los orígenes de lo que sería la futura Heredad Segura Viudas. Según las teorías más documentadas, las tierras que hoy ocupan la Heredad pertenecían desde la alta Edad Media al Monasterio de Sant Cugat, y es en este siglo cuando se produce una cesión datada de tierras, del abad a un noble, Gerald Alemany.

Respeto por las raíces. Ese es el concepto que define esta nueva etapa que acaba de estrenar la marca de cavas y vinos de alta calidad Segura Viudas, envuelta en una nueva imagen que reafirma la apuesta de la bodega del Penedés por el cava prémium y por la modernidad. 
Infografía de Jordi Català

El objetivo era construir una torre de defensa que asegurase de ataques la posesión de estos territorios recientemente ocupados. La nueva obra defensiva se denominaría Torre Galimany, y cuando en el siglo XII se apagaron las hostilidades y los usos agrarios empezaron a sustituir a los militares surgieron las primeras viñas, por lo que la torre cambiaría también de función.

La Torre Galimany se fue adaptando a las nuevas necesidades de cada época, y fue ampliada en distintos estilos arquitectónicos: románico, gótico, renacentista, barroco. De hecho, la masía actual es el resultado de más de diez siglos de reformas y cambios, en un privilegiado emplazamiento agrario, que se transmitirían a los vinos y posteriormente a los cavas.

Respeto por las raíces. Ese es el concepto que define esta nueva etapa que acaba de estrenar la marca de cavas y vinos de alta calidad Segura Viudas, envuelta en una nueva imagen que reafirma la apuesta de la bodega del Penedés por el cava prémium y por la modernidad. 

Imagen: Segura Viudas

El surgimiento del cava, la fama y la internacionalización

A principios de los años 50 la Heredad se transforma en bodega elaboradora. Es en 1954 cuando la marca Segura Viudas recoge el testigo de las tierras y las viñas que hoy configuran la bodega. Pero no es hasta el 1969 en que Segura Viudas empieza a comercializar los vinos bajo su propia marca. 

La masía actual es el resultado de más de diez siglos de reformas y cambios

Las instalaciones fueron adquiriendo la tecnología moderna para elaborar productos de mayor calidad y en pocos años, los espumosos de Segura Viudas en el Penedès alcanzaron prestigio tanto a nivel nacional como internacional.

Respeto por las raíces. Ese es el concepto que define esta nueva etapa que acaba de estrenar la marca de cavas y vinos de alta calidad Segura Viudas, envuelta en una nueva imagen que reafirma la apuesta de la bodega del Penedés por el cava prémium y por la modernidad. 
Imagen: Segura Viudas

Su ascenso fue vertiginoso y otro gran productor de cavas, Freixenet, adquirió la propiedad Heredad Segura Viudas en 1984, la que consolidó como elaboradora de vinos tintos, blancos y rosados.

Por supuesto también sigue produciendo los cavas de renombre que se han distinguido en los principales mercados de exportación, como indican los premios internacionales obtenidos en los últimos años.  

a.
Ahora en portada